De todo lo que se ha vivido este jueves en el Tribunal Constitucional (TC) y en el Congreso de los Diputados, donde se ha aprobado al reforma del Código Penal que incluye el desbloqueo de la renovación del Poder Judicial y del propio TC, así como la reforma de los delitos de malversación y sedición, Pedro Sánchez extrae una conclusión: «La democracia prevalecerá y la Constitución prevalecerá».

Así lo avisa el presidente del Gobierno después de que, según ha denunciado, la derecha y la ultraderecha hayan «intentado amordazar al Parlamento de España para mantener el bloqueo de una institución tan importante para el correcto funcionamiento de nuestra democracia como es el TC». Algo que, recalca, ya lo han hecho durante los últimos cuatro años con el Consejo General del Poder Judicial.

«Han sido capaces de secuestrar la Constitución durante estos cuatro años, han intentado bloquear el parlamento y una votación en el día de hoy, algo que no había ocurrido en los 40 años de democracia», ha manifestado Sánchez. Una votación a la que no ha podido asistir porque se encontraba en una cumbre oficial de la Unión Europea en Bruselas, un evento al que siempre acuden los presidentes.

Sánchez ha celebrado que finalmente el parlamento haya podio ejercer su tarea con plena normalidad «a pesar del complot que hemos visto tan burdo de la derecha y la ultra derecha». «No sabemos qué es lo siguiente que harán, pero los españoles deben tener la tranquilidad de que la democracia y la Constitución prevalecerán».

Dirigiéndose directamente a los partidos que hoy en numerosas ocasiones han pedido a la Mesa del Congreso paralizar la votación de la reforma a la espera de que el TC se pronuncie sobre si la frenan o no -Partido Popular, Vox y Ciudadanos- Sánchez ha dicho que «no todo vale». «No se le puede llamar a un gobierno ‘ilegitimo’, ni tildar a un gobierno que ha salido de las urnas como ‘criminal o golpista’, como se ha escuchado estos años de partidos políticos que no tienen más allá del insulto ningún proyecto que ofrecer a los españoles», ha zanjado el presidente del Ejecutivo.

«Hay que cumplir con todos los artículos de la Constitución Española. No se puede permitir el secuestro de instituciones tan importantes. Lo que hay que hacer es respetar la democracia», ha lamentado.

Mensaje para el TC: «Que impere el sentido común»

Mientras tanto, el Tribunal Constitucional aplazaba -hasta el lunes de la semana que viene- el Pleno extraordinario convocado de urgencia por el sector conservador dirigido a decidir si admite el recurso del Partido Popular para frenar esta reforma.

Sobra la decisión que deben tomar los magistrados, algunos de los cuales tienen el mandato caducado, Pedro Sánchez ha tenido unas palabras: «Que impere el sentido común y que impere la Constitución».A su juicio, ha explicado, «hay un intento de atropellar nuestra democracia por parte de la derecha política y la derecha judicial, jaleada por la derecha mediática». «Esto es inaceptable», ha dicho Sánchez, reclamando «prudencia y respeto» por la Constitución.