Sáb. Dic 7th, 2019

Sánchez apuesta por “mutualizar la deuda pública europea” para solucionar la crisis del euro y Grecia

PSOE elabora un decálogo de medidas que impulsar junto al resto de líderes socialistas europeos y defiende que haya “más unión política, económica y social” en Europa.

El secretario general, Pedro Sánchez, ha presentado un decálogo con las medidas que el PSOE va a proponer a todos los líderes socialistas europeos para que en Europa haya “más unión y no separación”, y cuyo eje básico es la mutualización de la deuda pública en Europa, mediante la creación de un fondo de amortización de deuda y la emisión de eurobonos en todo el conjunto de la zona euro. Una propuesta que -como señaló Pedro Sánchez- “es la solución para Grecia” y que, en buena medida, daría salida a la crisis del euro.

Al frente de la redacción del decálogo ha estado el responsable de Economía del PSOE, Manuel de la Rocha Vázquez -que compareció junto al secretario general-, y al que Pedro Sánchez ha querido públicamente agradecer su trabajo, así como el de los otros economistas progresistas que han aportado ideas para su elaboración.

En una rueda de prensa en Ferraz, Pedro Sánchez ha recordado que “las elecciones griegas del próximo 25 de enero han vuelto a poner en el centro del debate político europeo el futuro del euro, de los países que lo integran y del tipo de euro que queremos”, y ha afirmado tajantemente que “los socialistas defendemos que Grecia siga en el euro”, porque “para nosotros el proyecto de la moneda común es irreversible”.

Sánchez ha insistido en que los socialistas españoles apostamos por “una unión que tienen que ser política, económica y social” y que, además, “es una solución para un pueblo hermano, el griego, que necesita del aliento, el apoyo y el compromiso de todos los países de Europa”. “Los griegos deben sentir la solidaridad de Europa”, aunque “también sus gobernantes, los que salgan de las urnas el 25 de enero, deben afrontar la tarea de modernización de su sistema económico, social y político” que precisa ese país, advirtió.

Precisamente porque -como dijo Sánchez- “creemos en la Europa de los ciudadanos” y nos situamos “frente a aquellos que abren la puerta” de salida a quienes  tienen problemas, y porque “queremos garantizar un presente y un futuro de bienestar a las clases medias europeas castigadas por la crisis”, los socialistas van a impulsar esta propuesta.

Un decálogo dado a conocer por Pedro Sánchez «Pacto europeo por la competitividad, el empleo y la cohesión social: una agenda política europea para Grecia«, y que es el siguiente:

1. Mutualizar la deuda pública. Una vez cerrado el esquema institucional de creación y puesta en marcha de la Unión Bancaria ha llegado el momento de acometer la creación de un Fondo de Amortización de Deuda. En línea con la propuesta aprobada por el Parlamento Europeo, este Fondo emitirá Eurobonos que servirían para mutualizar la deuda pública de los países miembros que supere el 60% del PIB, límite establecido en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Pedro Sánchez ha subrayado que esta propuesta es el “frontispicio” de todo el decálogo. “Esta es una propuesta que el PSOE viene liderando desde hace ya unos cuantos años, y que desgraciadamente ha desaparecido del debate político europeo, pero creo que es, en buena medida, la solución que tiene la crisis del euro: mutualizar la deuda, crear un fondo de amortización de deuda y, en definitiva, emitir eurobonos en todo el conjunto de la zona euro”, ha subrayado el líder socialista en su comparecencia ante los medios de comunicación.

2. En el corto plazo, Grecia requiere de un apoyo específico que alivie la carga de la deuda pública y dé oxígeno a su economía. Para ello es necesario facilitar el alargamiento de plazos y rebajas del tipo de interés en el pago de su deuda pública. Estas medidas se vehicularían mediante la creación de un instrumento de garantía de pago de la deuda griega respaldado por el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), que dado el volumen actual de dicha deuda y de capital de MEDE, no exigiría desembolso adicional alguno.

3. Presupuesto para el euro. La culminación de la unión económica y monetaria pasa por el establecimiento de un presupuesto propio para la zona Euro, gestionado por un Tesoro Europeo, que podría configurarse a partir del MEDE, que actúe como instrumento de estabilización ante choques asimétricos y que financie políticas de cohesión social europeas. Este presupuesto sería alimentado inicialmente con recursos propios recaudados de los Estados miembros del Euro o vía impuestos específicos para la Eurozona (como el impuesto a las transacciones financieras). Los Estados miembros de la Zona Euro deberían estudiar la posibilidad de ceder parte de la recaudación de un Impuesto de Sociedades armonizado al presupuesto comunitario.

4. La gestión del Fondo de Amortización de Deuda y del Tesoro Europeo requieren de mecanismos de control y rendición de cuentas, reforzando los mecanismos de gobernanza democrática de la zona euro. Ha llegado el momento de que los países que comparten la moneda europea avancen hacia una Unión Política del Euro. El número uno del PSOE considera necesario “que nuestros gobernantes rindan cuentas ante mecanismos de gobernanza mucho más democráticos de los que existen en la actualidad. Reforzar, en consecuencia, la coordinación política de la zona euro”, ha manifestado en la rueda de prensa.

5. Grecia y el resto de países de la Unión Europea necesitan alcanzar mayores tasas de crecimiento nominal que permitan crear empleo y reducir el endeudamiento de administraciones, empresas y familias. La puesta en marcha del Plan Juncker debería acelerarse al máximo y dar prioridad a los países con tasas de desempleo más elevadas, como ocurre en Grecia.

6. Dada su evidente insuficiencia, los socialistas proponemos que el Plan Juncker se complemente con un Plan de Reindustrialización, coordinado a escala europea, pero con un importante componente de inversión doméstica en cada Estado miembro. Las inversiones contempladas por este Plan se dirigirán a empresas ya existentes de dimensión europea o nacional, y a proyectos de emprendimiento. Estas inversiones no computarán a efectos de control del déficit y, para evitar la generación de desconfianza a escala comunitaria y por cualquier Estado miembro, las decisiones de inversión y el control de la evolución de los proyectos será realizada a escala comunitaria. El volumen de inversión del Plan de Reindustrialización será equivalente al del Plan Juncker. Sánchez ha recordado que en España el PSOE también está solicitando la reindustrialización del sector productivo, que es precisamente donde se crea “mucho más empleo estable, de mejor calidad y mejor pagado”.

7. Europa se enfrenta a un riesgo evidente de deflación que dificulta enormemente el alto desendeudamiento de los estados, empresas y familias. Por tanto, sería necesario que el BCE muestre más determinación para garantizar que el crecimiento de los precios no sea inferior al del objetivo marcado, para facilitar la reducción del endeudamiento y desterrar la amenaza de deflación. El BCE no debe demorar más el lanzamiento de un plan de compra de activos públicos y privados con capacidad para aumentar considerablemente su balance y elevar las expectativas de inflación. Asimismo, un tipo de cambio del euro más depreciado facilitaría aún más el crecimiento impulsando las exportaciones. El secretario general aboga porque el Banco Central Europeo “respete el objetivo de inflación del 2%, y en consecuencia articular políticas monetarias expansivas, que garanticen que ahora mismo la inflación de la zona euro se sitúe en el 2%. Para economías altamente endeudas, como es la griega, es mucho mejor tener una inflación mayor de la que tiene ahora mismo el conjunto de la zona euro”, ha explicado.

8. Asimismo, los socialistas creemos que es necesario volver a revisar el calendario y senda de reducción del déficit público para que acompase y no socave el crecimiento económico de Grecia y otros países en riesgo de volver a caer en la recesión. No se trata de incumplir los compromisos de saneamiento de las finanzas públicas, sino de hacerlos compatibles con el crecimiento de la demanda agregada. “La Comisión Europea, en breves días, dirá cuáles son los objetivos y nos gustaría que siguiera la senda marcada y que ha defendido el socialismo europeo y también el socialismo español a lo largo de los últimos años de aliviar y revisar, y prolongar en definitiva, el calendario y la senda de reducción del déficit público”, ha señalado.

9. La Unión Europea debe impulsar un plan de políticas activas de empleo, de dimensión y con supervisión europea, para afrontar de manera clara y contundente el problema del desempleo que asola Europa y que además no sólo tiene trágicas consecuencias sociales, sino que es uno de los factores que lastra su competitividad y capacidad de crecimiento. La UE “debe apostar de manera mucho más decidida” por este asunto, ha afirmado.

10. Para reforzar la unión social, los socialistas proponemos la puesta en marcha inmediata de un plan de lucha europea contra la exclusión social para rescatar a los 120 millones de personas que se encuentran en riesgo de pobreza en Europa.

Para la articulación de esta propuesta, el PSOE ha manteniendo desde hace semanas conversaciones con distintos líderes socialistas y hoy mismo se la hará llegar a todos ellos. A partir de ahí, el objetivo es debatirla en el seno del Partido de los Socialistas Europeos y del Grupo Parlamentario Socialista en el Parlamento Europeo, ante el que comparecerá el propio Sánchez el próximo 28 de enero. Una propuesta que se terminará de concretar en la reunión con líderes socialistas europeos del próximo 21 de febrero en Madrid.

http://www.nuevatribuna.es

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »