jue. Sep 19th, 2019

Que se jodan dos veces, que diría Andrea Fabra

Patricia Hernández, diputada del PSOE por la provincia tinerfeña..

Patricia Hernández, diputada del PSOE por la provincia tinerfeña.

Después de subir 50 impuestos y tasas el Gobierno nos anuncia una supuesta bajada de impuestos que, con sus propios datos, no significará pagar menos impuestos que en 2011, excepto para los altos ejecutivos del IBEX 35 que, esos sí (cómo no), salen bien parados en la reforma fiscal del Gobierno.

En realidad es más de lo mismo. Miman, como siempre, a los que más tienen, mientras maltratan a los demás. Como trileros (fiscales) le dan un poco a los de abajo con una mano, mientras le quitan mucho con la otra, y a los de siempre mucho y a dos manos.

Cincuenta impuestos han subido (incluido el IVA), al mismo ritmo que han instalado copagos y tasas en servicios públicos (justicia, sanidad, educación…) y debilitan el Estado del Bienestar.

Hechos. Montoro y Rajoy nos anuncian una bajada de los impuestos a las rentas altas, mientras cae el gasto de protección a la infancia un 14%. Esto en el escenario dramático de los últimos años, en el que decenas de miles de niños en nuestro país no tienen literalmente para comer. Bajan impuestos a los que más tienen, mientras los miembros del Gobierno y el PP miran para otro lado, sabiendo que decenas de miles de niños y niñas, que sólo comen debidamente en el colegio, tendrán esa puerta cerrada todo el verano.

Canarias y Andalucía abrirán por segundo año consecutivo sus comedores escolares en verano. A ellas se les unirán dos comunidades autónomas más esta vez, por lo que serán cuatro, sólo cuatro las Comunidades Autónomas que darán respuesta a la dramática situación en la que viven centenares de miles de familias en España. Sólo cuatro comunidades autónomas, a pesar de los 2.306.000 niños y niñas que viven bajo el umbral de la pobreza según UNICEF (que confirman los datos de Cáritas y Save the Children). Un millón de hogares con niños en los que todos los adultos están en paro…. Y en ese mismo país, en el nuestro, el Gobierno anuncia una rebaja fiscal a los que cobran más de 300.000 euros.

Esta reforma fiscal hará que baje la recaudación 7.000 millones de euros, a los que habrá que sumar los 20.000 millones que, según Bruselas, faltan por “ajustar” en nuestro presupuesto. 7.000 millones menos para las arcas públicas, donde los mayores beneficiados no son los de las rentas altas, sino los de las rentas altísimas; para ellos sí llega la salida de la crisis (si es que alguna vez la sintieron).

De manera que mientras a ti te dicen que “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”, al mismo tiempo que te dicen eso.., retiran 2.300 millones de atención a la dependencia, implantan el copago hospitalario, imponen todo tipo de repagos sanitarios y copagos en la justicia, suben las tasas universitarias y destrozan las becas, recortan la prestación por desempleo y promueven que baje tu sueldo, te sube la luz sin parar…. Mientras sucede todo esto, y te dicen que no hay otro remedio, le bajan los impuestos a los altos ejecutivos del Ibex 35 y, por si no tenías suficiente, en el colmo de la desfachatez, en un ejemplo clarísimo de miseria política, la misma reforma hace que los trabajadores que son despedidos tengan que pagar, por primera vez en la historia de España por su indemnización (que se jodan dos veces que diría Andrea Fabra)

Nos deja esta reforma como paradigma de su acción política un escandaloso y repulsivo contrataste. Pagarán menos los que cobren más de 300.000 euros y comenzarán a pagar por su indemnización los trabajadores despedidos.

No hace falta ser muy inteligente para saber que esta reforma fiscal, que nos costará 7.000 millones de euros sumados a los 20.000 millones que debemos ajustar, la pagaremos con nuevos recortes del Estado del Bienestar, con nuevos recortes en Sanidad, Educación, Pensiones y en todo lo que dijo Rajoy en campaña electoral que no tocaría y que no para de manosear desde que las ganó.

Hacen exactamente lo contrario de lo que deben hacer; se trataría de aumentar los recursos del Estado sin que paguen más los de siempre, se trataría de que paguen los que no han pagado nunca persiguiendo el fraude en lugar de regalarles amnistías fiscales, se trataría de que paguen más los que pagan poco, las grandes fortunas y los grandes patrimonios (gravar la riqueza) y de que paguen menos los que han pagado siempre. Pero el Gobierno hace esto, exactamente lo contrario.

Patricia Hernández es diputada socialista en el Congreso

En Twitter es @PatriciaHdezGut

Ver todos los artículos de Patricia Hernández.

 

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »