sáb. Oct 19th, 2019

Probablemente Dios si existe, III

Ciertamente somos conscientes, o debemos serlo, que somos una especie, con una historia de dos millones de años de evolución, desde el homo habilis, y con esa misma cantidad de concentración cultural, además de una inteligencia media. Somos una especie racional e inteligente, pero que somos conscientes ya, que vivimos en un universo inmenso. Y también, que quizás, nuestro entendimiento de dicha realidad, es muy limitada.

– Hemos visto, en el siglo veinte, sin ánimo de que nadie se ofenda, cuándo un sistema ideológico político, toma el poder, y es ateo, y aplica el ateísmo, de muchos modos y maneras, o dicho de otro modo, la variable a la ecuación de la vida, la variable Dios no existe, y no se pone ningún límite, y sin Dios es más probable y fácil que no exista Dios, hemos visto que las consecuencias son enormemente negativas y perniciosas. Aunque determinada ideología, haya tomado el poder, basándose en grandes postulados idealistas y utópicos sobre y para el ser humano.

Y esto, sucede diríamos en grandes ideologías, pero lo percibimos en seres humanos, individuales y colectivos. Es decir, todos o casi todos los seres humanos, tenemos grandes fallas intelectuales y conceptuales y morales, pero si además, no tienes un contrapeso en Dios, y en una moralidad más fijada o exacta, hemos visto y padecido, que hay personas que su inmoralidad, no en todos los campos de la vida, pero si en algunos, hacen un mal enorme, primero a sí mismos, segundo a los cercanos, después, en mayor o menor medida en otras personas, más lejanas, en espacio o tiempo.

No negamos que personas con Dios o poderes que aceptan a Dios, no hayan cometido inmoralidades. Pero si afirmamos, que si existe Dios, sin entrar sea una metafísica más positiva o menos, si admitimos dicha realidad, entonces, todo tiene más posibilidades de aumentar la racionalidad y la prudencia, y por tanto, la moralidad.

– No niego, es más deseo, que se encuentre, se busque, se admita, una moralidad naturalista, basada en fundamentos naturales humanos, una moral mínima universal, pero tampoco niego y reniego, que en la ecuación moral, Dios, Dios es necesario. Es decir, que podríamos buscar o aceptar una moral mínima universal, en la que no entre Dios, pero que no vaya en contra de Dios. Al menos una moral mínima universal, para que no caigamos en errores de gran tonelaje. Y al mismo tiempo, no por eso negar, una moral basada en una moralidad natural más una moralidad divina o sobrenatural.

¿El problema no nos engañemos, que sin Dios una moral natural, es más difícil aceptarla, y más difícil llevarla a la práctica, porque las ocasiones y circunstancias son ilimitadas, y la debilidad humana, también…?

¿Dicho de otro modo, ante un acto equis, que va en contra de una norma moral universal o natural, que tú admites que hay que seguir, si no existe la variable Dios, el ser humano, por sus debilidades e intereses, es más fácil que se salte esa norma, si no cree en Dios, que si lo cree…? ¿O acaso no tenemos experiencia y vivencia de dicha realidad, en nosotros y en los demás…? ¿En tiempos de crisis moral propia y personal, en tiempos de crisis de creencia en Dios, no estamos más propensos, a saltarnos más normas morales, o algunas, por multitud de razones, de que obtendré muchas ventajas, de que todo el mundo lo hace, de que tengo una pasión irrefrenable, de que al final, he venido aquí a disfrutar de la vida, que nos aprovechamos de la debilidad de otra persona o de su vulnerabilidad, para superar nuestras traumas o heridas o por cien mil causas, diferentes, en cada sujeto…?

¿Aunque no guste indicarlo y menos leerlo, mantener una ley moral, admitida universalmente, y por uno mismo, una ley moral durante mucho tiempo, y en situaciones límites o heroicas, es realmente difícil, en si mismo, no imposible, pero muy difícil, pero si se hace con la variable Dios y en Dios, con una metafísica o religiosidad racional y moral, entonces es más fácil?

¡Porque no olvidemos que las tentaciones, las pruebas, las concupiscencias, los deseos y pasiones del ser humano, más las circunstancias son muchas, el ser humano tiene que estar siempre preparado para la lucha moral, y a ésta llevar, las armas suficientes, espadas y escudos, lanza y casco…! ¿Y una moral natural, no parece suficiente, en la lucha, en todas las ocasiones y situaciones…! ¡Pero claro si no tienes otra cosa, con ello tendrás que luchas, por y para tu bien moral, y para los demás…!

– La vida muestra y demuestra hasta la saciedad, nos guste admitirlo, la vida individual y colectiva, que el ser humano está repleto de necesidades, que el ser humano es un enorme volcán, y que éste debe ser, con racionalidad y prudencia, equilibrado dentro de si mismo y fuera de si mismo, y de este modo, seguir una moralidad correcta, pero que en esto el concepto de Dios es esencial… Acaso, observemos, no somos conscientes de todo ello en la realidad social. Acaso no hemos visto todos, al menos mirando la historia, las desviaciones morales, que se hacen, o se han hecho, sin Dios.

Dirán algunos que con Dios también, pero el que las hace con Dios, sabe que un día será juzgado, el que las hace sin Dios, cree que sus acciones, jamás serán juzgadas por un tribunal que es Dios. Aunque esto parezca que no tiene importancia, esta es la diferencia, entre poner límite o coto, a las propias acciones. Cosa que con el poder que el ser humano dispone, incluso el de la autoextinción de la especie humana, o de su propia vida, parece ser más necesario que nunca. Exista o no exista Dios, quizás, nunca hemos necesitado tanto a Dios como ahora.

http://twitter.com/jmmcaminero © jmm caminero (10 mayo-14 julio 2019 cr).

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »