mar. Oct 15th, 2019

Pedro Sánchez reta al Comité Federal del PSOE a que decida mañana sobre la abstención a Rajoy

  • «O se monta una gestora y hay abstención, o deciden los militantes e intentamos un gobierno alternativo», ha afirmado el secretario general del PSOE
  • «Si el Comité Federal pasa a la abstención, no podría administrar una decisión que no comparto», ha advertido Sánchez

EL DIARIO.ES | Ha sido su primera aparición pública tras su entrevista en eldiario.es hace dos días. Y Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, ha mantenido su posición.

«Mañana afrontamos un debate decisivo», ha afirmado: «Ni es ni debe convertirse en un debate reglamentario, porque es un debate político. Una vez puesto el marcha el mecanismo con su renuncia parece razonable que se celebre cuanto antes un congreso extraordinario. No debe cerrarse la puerta de la democracia que suponen las primarias. No debemos quitar la voz a la militancia para que el PSOE sea dirigido por quien ellos y ellas decidan».

Sánchez ha insistido en qué debe hacer este sábado el PSOE: «Mañana no se decide sólo si cambiamos el voto de los militantes por una gestora. Definimos el rumbo del PSOE. Siempre he defendido votar no a Rajoy e intentar un gobierno alternativo y de cambio. Nunca he creído que la decisión de abstenerse a Rajoy signifique que esté más cerca de la derecha, pero sí advierto de sus consecuencias: abriría la legislatura del chantaje, que el PSOE no podría abstenerse la aprobación de presupuestos y las principales leyes. Además, es cierto que el PP ha sido la fuerza política más votada, pero también lo es su incapacidad para ser investido».

«Lo único que debo preservar son mis palabras. Resolver el debate es urgente, es importante para el PSOE. Si el Comité Federal pasa a la abstención, no podría administrar una decisión que no comparto», ha afirmado: «O se monta una gestora y hay abstención, o deciden los militantes e intentamos un gobierno alternativo».

Guerra total

El mismo día en que 17 miembros de la Ejecutiva Federal presentaban su dimisión para forzar la salida de Pedro Sánchez de la Secretaría General del PSOE, dos de los principales dirigentes del partido hablaron por teléfono y compartieron su «preocupación»: Javier Fernández y Patxi López. El partido estaba en «guerra total» después de que Sánchez rechazara que la renuncia masiva le obligara a abandonar la quinta planta de Ferraz y los dimisionarios dejaran de reconocer la legitimidad de la dirección socialista.

Desde entonces, la situación no ha mejorado. «Los puentes están rotos», reconocen las fuentes consultadas. Sin embargo, en los dos bandos del PSOE son conscientes de que las próximas horas son vitales y confían en que se resuelva parte del conflicto de aquí al sábado. «Ahora mismo no hay nadie cosiendo. No ha habido ni una sola llamada más, pero la habrá. No podemos ir al Comité Federal en armas», expresa una diputada alineada con los críticos.

El sábado todos los implicados están citados a dos reuniones del Comité Federal: uno convocado este jueves por lo que queda de la Ejecutiva Federal, que no existe para los críticos, para poner fecha a un congreso extraordinario en el que se elija una nueva dirección y otro para convocar el 39º Congreso del PSOE, que fue el que desencadenó el enfrentamiento. Los críticos sí admiten esa cita porque fue convocada cuando, a su juicio, la dirección aún existía y César Luena era el secretario de Organización.

Ninguna de las dos partes del PSOE cede, al menos de momento, para evitar el desconcierto hasta la mañana del sábado sobre qué debe hacer el Comité Federal. Ferraz admite que se reúna la Comisión de Ética y Garantías, pero solo para poner en marcha los mecanismos del congreso que Pedro Sánchez cree que debe celebrarse tras la dimisión de la mitad más uno de la dirección. Los críticos quieren que Ética y Garantías se reúna este mismo viernes para dilucidar el conflicto y decidir si se debe constituir una gestora que pilote el partido, como reclaman, o celebrarse un congreso.

Ferraz ha confirmado que la pretensión de la presidenta de la Comisión de Ética y Garantías del PSOE, Isabel Celáa, próxima a Patxi López, es que se reúna tras el Comité Federal de este sábado. «Se va a reunir una vez que se apruebe la convocatoria del congreso», afirman portavoces de Sánchez, que aseguran que la comisión se encargará de tomar decisiones relativas al congreso, como determinar el modelo de aval para futuros candidatos.

Para que eso suceda, el criterio de Sánchez y sus afines debe imponerse, probablemente en una votación en el Comité Federal, al de los críticos, que consideran que la decisión de la Ejecutiva Federal de llevar al Comité Federal la propuesta de convocatoria de un congreso extraordinario es «nula», porque en la reunión no había quorum –estaban menos de la mitad más uno de sus integrantes–.

Con este panorama, y si las partes no llegan a un acuerdo antes, los socialistas reunirán a su Comité Federal sin tener claro qué tendrán que votar. Los críticos ni siquiera dan legitimidad a la resolución que aprobó este jueves la Ejecutiva Federal para la convocatoria de un congreso.

Eduardo Madina y Josep Borrell se han encargado de dejar claras las posiciones de ambos sectores en sendas entrevistas en la Cadena SER. El diputado vasco, alineado desde hace meses con Susana Díaz, ha asegurado que se opondrá al plan de Sánchez de celebrar un congreso en apenas un mes y ha abogado por la creación de una gestora. Para él, ese órgano, previo paso por una nueva reunión del Comité Federal en el futuro, debe marcar la posición del PSOE ante la gobernabilidad.

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »