mar. Nov 12th, 2019

Pedro Sánchez defiende que el «acatamiento» de la sentencia del procés implica su «cumplimiento íntegro»

  • «Si dejamos de lado los extremismos, podemos iniciar una nueva etapa en la que la vuelta de la concordia sea uno de los principales pilares de Catalunya»
  • Pedro Sánchez comparece en Moncloa tres horas después de que el Supremo hiciera pública la sentencia del procés sin admitir preguntas de los periodistas
  • El presidente en funciones telefoneará a Casado, Rivera e Iglesias esta tarde y avisa de nuevo de que actuará si se producen «transgresiones» de la ley estos días

Pedro Sánchez ha mostrado el «respeto y el acatamiento por parte del Gobierno» a la sentencia del procés y ha avisado de que ese «acatamiento significa el cumplimiento íntegro» del fallo. En una comparecencia en Moncloa en la que no ha aceptado preguntas de los periodistas, el presidente en funciones ha asegurado que «todos los ciudadanos somos iguales ante al ley»: «Nadie está por encima de la ley y todos estamos obligados a su cumplimiento». «En una democracia nadie es juzgado por sus ideas o por un proyecto político sino por delitos recogidos en el ordenamiento jurídico».

Sánchez ha defendido que acatar el fallo del Tribunal Supremo, que condena a los principales líderes independentistas por sedición y malversación a penas de entre tres y doce años de prisión, supone el «cumplimiento íntegro» de la sentencia. En un momento en el que los indultos sobrevuelan como opción para los condenados, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha dicho nada más conocerse el fallo que «no procede en absoluto hablar de indultos». «Desde luego el Gobierno no tiene esa voluntad», ha afirmado en Los Desayunos de TVE tras explicar que para conceder el perdón gubernamental primero lo tienen que pedir los afectados y que también se tiene en cuenta la opinión del tribunal sentenciador.

El presidente en funciones ha comparecido en Moncloa tres horas después de que el Tribunal Supremo hiciera pública la sentencia del procés que condena por sedición y malversación a los principales líderes independentistas de entre trece años de prisión –para Oriol Junqueras– hasta los doce años y una multa para los tres condenados por desobediencia. La acusación por sedición fue la que formuló la Abogacía del Estado en el momento de enviar las calificaciones para el juicio oral en contra del criterio que había seguido hasta entonces, en línea con la Fiscalía, de que había habido un delito de rebelión. PP y Ciudadanos cargaron contra el Gobierno de Pedro Sánchez por esa decisión.

Tras alabar el trabajo del Supremo como «ejemplo de autonomía y de transparencia, de garantías y de profesionalidad», Sánchez ha asegurad que la sentencia «es el resultado del Estado Social y Democrático de Derecho de España» consagrado en la Constitución, de la que ha destacado tres principios:  «la igualdad entre ciudadanos», «la diversidad territorial» y «la inviolabilidad de la integridad territorial y la defensa de la soberanía nacional». «La vulneración de estos tres principios democráticos está en la base de las acciones que han sido sancionadas en la sentencia del Tribunal Supremo».

Aviso: actuará ante las «transgresiones» estos días

«Se han ignorado los derechos de la mayoría social no independentista de Cataluña y se ha originado con ello, una fractura de la convivencia dentro de la sociedad catalana», ha proseguido el presidente en funciones, que ha denunciado que el Estatut «fue atropellado y quebrantado unilateralmente por el independentismo catalán». «La integridad territorial y el principio de soberanía nacional fueron atacados y con ello fueron atacados también los derechos y libertades del conjunto de la sociedad catalana y del conjunto de la nación española», ha sentenciado.

El presidente en funciones ha reiterado que aplicará «la legalidad sin excluir ninguna de las posibilidad que el ordenamiento jurídico otorga» para responder a las «transgresiones» de la ley que puedan producirse en los próximos días como respuesta al fallo del Supremo en Catalunya. «El Gobierno se mantendrá atento y garantizará la convivencia, la seguridad y el respeto a la legalidad democrática», ha afirmado.

Para ello, Sánchez ha reiterado que el Gobierno actuará con «firmeza» y «proporcionalidad» –dice tener «todos los escenarios» previsto y contempla aplicar la Ley de Seguridad Nacional o activar el 155 si llega el caso– y también con la «unidad» de los grandes partidos.

Ronda de contactos con Casado, Rivera e Iglesias

Así, telefoneará a lo largo de la tarde a Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias, según ha informado Moncloa. «El Gobierno no pretenden que estén detrás sino al lado, como estuvo el PSOE en 2017», señalan esas fuentes.

No obstante, Sánchez se ha mostrado convencido de que, tras la sentencia del procés, comienza una nueva etapa. «Si dejamos de lado los extremismos, podemos iniciar una nueva etapa en la que la vuelta de la concordia sea uno de los principales pilares de Catalunya», ha expresado Sánchez antes de apostillar: «El Gobierno siempre contribuirá a favorecer el reencuentro».

El presidente en funciones ha reiterado que la solución al conflicto territorial pasa por una conversación entre catalanes para garantizar la convivencia que, a su juicio, se ha quebrado. «El método será siempre el diálogo y la regla solo puede ser la ley», ha dicho Sánchez, que ha reclamado al Govern de Quim Torra que gobierne «para todos los catalanes y no para una minoría afín a las tesis independentistas». 

eldiario.es

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »