El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha mostrado este sábado crítico con el Partido Popular, al que ha acusado de «solo hablar de bajas impuestos cuando están en la oposición«, y » luego abren las puertas con amnistías fiscales para sus amigos», tras lo que ha apostillado que «ahora están prohibidas gracias al gobierno de España».

En la misma línea, el líder del Ejecutivo ha recordado en un acto de su partido en Madrid que el PP «cuando estaba en el Gobierno, puso un impuesto el sol», al tiempo que ha destacado que «para el cambio climático no hay vacunas», y ha defendido que «tiene que haber un compromiso de todos».

Así, Sánchez ha pedido a la oposición «que no vuelva a las andadas». «Hay que ser implacable contra la corrupción; que no cedan al chantaje de la ultraderecha, se llama violencia de género, no intrafamiliar«, ha manifestado, al tiempo que ha señalado que «el desafío que tiene la sociedad española es la desigualdad».

Por otro lado, Pedro Sánchez ha defendido que los gobiernos «progresistas» gestionan «mejor la crisis». «La gestión de la derecha nos costó diez años en recuperar empleo y en esta crisis lo hemos hecho en dos años», ha subrayado el presidente, destacando que «en la anterior crisis hubo despidos, mientras que ahora ha habido ERTEs».

En este sentido, el líder del PSOE ha criticado que en la anterior crisis «hubo un recorte de derechos y libertades», mientras que en esta legislatura, tal y como ha apuntado, han «aprobado el Ingreso Mínimo Vital, la ley de la muerte digna y el ‘solo sí es sí'». «Hemos repartido los costes de la crisis y hemos ensanchado las libertades y aumentado el patrimonio de todos, que es el bienestar, mientras que en la anterior crisis se aprovechó para recortar todo eso», ha declarado.

De esta forma, Sánchez, quien ha defendido que «si el desafío actual es la desigualdad, es evidente que hay que cambiar el Estado de Bienestar». «Tenemos que garantizar una educación pública accesible de calidad y telemática. Eso lo aprendimos con el confinamiento», ha expresado.

En lo referente a la guerra de Ucrania, el líder del Ejecutivo ha manifestado que «es fundamental reivindicar la paz como concordia» y se ha mostrado «convencido de que Ucrania va a resistir». «Europa prevalecerá y los crímenes de guerra no quedarán impunes», ha asegurado Sánchez, quien se ha mostrado a favor de que se unan «todas las fuerzas políticas», y ha tendido «la mano a la oposición» para conseguir «la unidad que quiere la ciudadanía».

«El enemigo lo que quiere es debilitar Europa, y Putin durante años lo ha intentado apoyando proyectos políticos de ultraderecha», ha denunciado Pedro Sánchez, advirtiendo de que «los enemigos de Europa no solo están en Moscú, sino que también están en París o Madrid». «La pregunta es Europa o ultraderecha, y los que dicen que la ultraderecha es conservadora se equivocan, porque no quieren conservar ningún logro conseguido», ha criticado.

Así, el socialista ha expresado que «ojalá la derecha mire mas a la derecha europea y menos a la ultraderecha española». «La ciudadanía tiene que tener claro que Europa y la ultraderecha los socialistas lo tenemos claro: Europa», ha concluido.