sáb. Jul 20th, 2019

Pablo Cusí, el jugador que conmocionó al póker español

El deporte se alimenta tradicionalmente de historias de superación que inspiran al resto personas para que nunca pierdan la esperanza. En el caso del póker, admitido como deporte mental por la Asociación Internacional de Deporte Mentales (IMSA por sus siglas en inglés) en 2010, hay que destacar el espíritu de superación de Pablo Cusí. Desde que su historia conmocionó a la comunidad del póker español en 2013, nuestro protagonista se ha convertido en un auténtico mito en el circuito profesional del popular juego de cartas. Un jugador mágico en las mesas de juego, y que fuera de ellas pelea a diario contra una grave enfermedad degenerativa que le paraliza todo el cuerpo, excepto la cabeza y el dedo índice de la mano izquierda.

Pabló Cusí asombró al mundo del póker en el Estrellas Poker Tour que se celebró en noviembre de 2013 en el Casino Barcelona. El jugador nacido en Buñol, municipio de la Comunidad Valenciana, y su hermano Javier, se ganaron el apodo de “Team Cusí” tras una magnífica actuación en esta gran cita del calendario nacional. Ambos llegaron a la mesa final y terminaron conformándose con una sexta posición (53.000 euros), aunque su mayor premio fueron las innumerables muestras de cariño y admiración que recibieron a lo largo del torneo. De hecho, Pablo estuvo 36 horas sin parar de jugar, ya que las pequeñas pausas que otorgan este tipo de torneos son insuficientes teniendo en cuenta su enfermedad.

Rompiendo barreras desde pequeño

Este apasionado del póker nació el 4 de mayo de 1982 en el municipio de Buñol. En esa época, la discapacidad no se trataba como en la actualidad, por lo que sus padres, que eran muy jóvenes, no sabían si Pablo tenía que ir a un colegio especial o podría ir al colegio de su pueblo. Para salir de dudas, su madre acudió al centro docente para tratar el tema con la directora. En esa reunión, la directora cogió un papel y se lo dio a Pablo para que estuviera entretenido durante la conversación. Cualquier niño con cuatro años que nunca hubiera ido a la escuela se pondría a dibujar, pero el valenciano se puso a escribir. A raíz de esa acción, la directora no tuvo dudas y lo inscribió directamente en segundo.

Pablo siguió rompiendo barreras en el Bachillerato, programa de estudios que terminó con tan solo 17 años y con matrícula de honor. En ese mismo año comenzó a estudiar Administración y Dirección de Empresas en la Facultad de Economía de Valencia, la cual se encontraba a más de 40 kilómetros de su casa en Buñol. A pesar de que la distancia se convirtió en una auténtica odisea, obtuvo el título de dicha licenciatura con apenas 21 años y con premio extraordinario de fin de carrera. Al terminar, Pablo se matriculó en el segundo ciclo de la Licenciatura de Economía, aunque su objetivo inicial era salir al mercado laboral. Sin embargo, su afán de superación hizo que completara ese segundo ciclo en un año, aprobando más de cien créditos. Con 22 años tenía dos licenciaturas universitarias, ambas con premios extraordinarios.

Atracción por el póker

El valenciano se adentró en el mundo laboral como asesor fiscal en el bufete Garrigues, uno de los mayores bufetes de abogados y asesores fiscales de toda Europa. Con constancia y dedicación, Pablo fue ascendiendo año a año hasta convertirse en “Asociado”, que es la máxima categoría después de los socios. Después de ocho años en este prestigioso bufete decidió cerrar esa etapa profesional por falta de motivación para seguir adelante. Un día, mientras veía la televisión en su tiempo libre, Pablo cambió de canal y vio una retransmisión de un torneo de póker. Los juegos de azar nunca le habían llamado la atención y tampoco había jugado a ningún juego de cartas en su vida, pero los porcentajes que aparecían en el lado derecho de la pantalla captaron su atención.

El concepto matemático que aparecía en el torneo de póker fue su principal atracción por el juego de cartas. De hecho, si no hubiera visto ese porcentaje Pablo nunca hubiese comenzado a jugar. A partir de ese momento, el valenciano empezó a buscar en internet sobre todo lo relacionado con el póker y dejó de lado el ajedrez, ya que no tenía tanto tiempo libre para practicar ambos deportes. Como la mayoría de los jugadores profesional, Pablo comenzó su aventura en una sala de póker online, moviendo el ratón del portátil con el dedo índice de la mano izquierda. Su principal dificultad es que tenía que jugar en salas con un software cómodo y manejable, como el software de poker de 888, uno de los más destacados del panorama nacional.

Del póker online a los torneos presenciales

Tras participar en varios torneos online, Pablo decidió comenzar a jugar diferentes torneos satélites para clasificarse para el Estrellas Poker Tour de Madrid del año 2010. Su idea inicial era ganar estos pequeños satélites para posteriormente vender las entradas, ya que eran muy rentables económicamente. Sin embargo, el valenciano aceptó el reto de competir en su primer torneo presencial. Tras explicarle su enfermedad a la organización, empezó a informarse sobre otros casos similares en la historia del juego de cartas y observó que la mecánica que utilizaban los jugadores ciegos en las World Series of Poker (WSOP) se adaptaba a sus necesidades.

El valenciano necesitaba un compañero de juego que se encargara de mirar las cartas, decírselas al oído y ejecutara las decisiones que él tomara en la mesa. Ese persona terminó siendo su hermano Javier, el otro componente del conocido como “Team Cusí”. Ambos viajaron hasta Madrid para participar en uno de los torneos más importantes del panorama nacional y contra todo pronóstico se metieron en la mesa final como segundos en fichas. El resto es historia del póker español, ya que terminaron en la sexta posición de casi 1800 jugadores que comenzaron el torneo. Nueve años más tarde, el “Team Cusí” se ha convertido en una pareja habitual de las mesas de póker en vivo, como se comprobó en la etapa inaugural del Circuito Nacional de Poker (CNP888) que tuvo lugar en el Casino Cirsa de Valencia el pasado mes de febrero.

 

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »