Muere el exlíder soviético Mijaíl Gorbachov a los 91 años

El que fue el último mandatario de la URSS, Mijaíl Gorbachov, ha fallecido este martes en Moscú a los 91 años. El exlíder soviético fue el artífice de la llamada ‘perestroika’, la apertura del bloque comunista a las economías occidentales, y de la ‘glasnost’, la transparencia, que acabó propiciando el final de la Guerra Fría.

“Esta tarde tras una larga y grave enfermedad falleció Mijaíl Gorbachov”, han indicado fuentes del Hospital Clínico Central a la agencia RIA Nóvosti.

De acuerdo con la agencia TASS, Gorbachov será enterrado en el cementerio de Novodevichy de Moscú, donde yacen los restos de destacados personajes de la historia de este país y se encuentra también la tumba de la esposa de Gorbachov, Raísa.

El exmandatario llevaba años viviendo alejado del foco mediático por problemas de salud. Los medios locales llegaron a afirmar que pasaba meses hospitalizado por un cúmulo de afecciones, y en 2019 se le ingresó por una neumonía.

Asumió el cargo de secretario general del Comité del Partido Comunista de la URSS en 1985 –tras la muerte de su predecesor en el cargo, Konstantín Chernenko– y en 1988, la jefatura del Estado, hasta su caída en 1991.

Su llegada a la cima del Politburo vino acompañada de un cambio en las formas. Más abierto a la gente de la calle, se negó a que su retrato gigante se mostrara en la Plaza Roja de Moscú.

Nombró perfiles más moderados para puestos determinantes, como a Eduard Shevardnadze como ministro de Exteriores, y relevó a la vieja guardia a puestos meramente representativos.

Icono pop en Occidente

Alcanzó una gran popularidad en Occidente, convertido casi en un icono pop, trasmitiendo una imagen de cercanía y apertura. Su capacidad de interlocución con Estados Unidos sirvió para desescalar la tensión que caracterizó la Guerra Fria, cuando las opiniones públicas de los dos grandes bloques vivían bajo el temor de una guerra nuclear que acabase con el planeta.

Con la introducción de las citadas ‘perestroika’ y la ‘glasnost’, Gorbachov fue desmantelando las estructuras de poder de la URSS.

Esa desintegración fue ya irreversible con la independencia de las 15 repúblicas que formaban la Unión Soviética, un proceso que se aceleró entre 1990 y 1991. El 26 de diciembre de ese año quedó definitivamente disuelta la Unión Soviética, de la que Gorbachov, como presidente, había dimitido la víspera.

“No olvidaremos su legado”

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha recordado a Gorbachov como un líder “confiable y respetado” que “jugó un papel crucial para poner fin a la Guerra Fría y derribar el Telón de Acero” y “abrió el camino para una Europa libre”. Un legado, ha indicado von der Leyen en su cuenta oficial de Twitter, “que no olvidaremos”.

A las palabras de la dirigente europea se suman las del secretario general de la ONU, António Guterres, que ha dicho este martes sentirse “profundamente apenado” al conocer la noticia del fallecimiento del exlíder ruso, un “un hombre único que cambió el curso de la historia”, según ha expresado Guterres, quien también ha destacado el compromiso de Gorbachov con la causa ambientalista y la defensa de la paz, “siguiendo siempre el camino de la negociación, la reforma, la transparencia y el desarme”.

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, ha informado de que el presidente ruso, Vladímir Putin, ha expresado este martes su “profundo pesar”, así como que este miércoles enviará un “telegrama de condolencias a sus familiares y amigos”.

También otros mandatarios como el presidente de Francia, Emmanuel Macron, o el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, han expresado sus condolencias a través de sus redes sociales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »