26/05/2020

Más de 380 viajes al mes: la huella ecológica del Gobierno de Coalición Canaria

  • Según los últimos datos del portal de Transparencia, los desplazamientos del primer semestre de altos cargos y personal de confianza costaron 304.745,01 euros, sin sumar dietas, solo en el primer semestre de 2019
  • El área de Presidencia fue la que realizó más desplazamientos (404), seguida de la Consejería de Empleo (395) y la de Política Territorial y Sostenibilidad (392)
  • El experto Ezequiel Navío apunta que Canarias es una de las regiones con mayor huella de carbono de Europa y que las administraciones y grandes empresas deben reducirla viajando menos o incluyendo barcos eléctricos en el transporte marítimo
  • La Consejería de Transición Ecológica del nuevo Ejecutivo regional asegura que, salvo en las visitas oficiales, intentan sustituir los encuentros entre altos cargos por videoconferencias, una medida que «ya se venía haciendo en el mandato anterior»

Los altos cargos y el personal de confianza del Gobierno de Canarias realizaron 2.384 viajes en los seis primeros meses de 2019, los últimos del Ejecutivo presidido por Fernando Clavijo (Coalición Canaria). Esta cifra se traduce en una media de 388 desplazamientos al mes. Así lo reflejan los últimos datos recogidos en el portal de Transparencia, que cuantifican en 304.745,01 euros los gastos de transporte, sin sumar las dietas, de los cargos de la administración, personal directivo o asesoramiento especial de las diferentes consejerías.

El área de Presidencia fue la que registró más desplazamientos en el primer semestre (404), seguida de la Consejería de Empleo (395) y la de Política Territorial y Sostenibilidad (392), englobando traslados interinsulares, nacionales, internacionales y, en algunos casos, en transporte terrestre dentro de la misma isla.

Estas cifras no computan el número de traslados de todos los miembros de la Consejería de Presidencia, Justicia e Igualdad, solo del consejero. Además, en el caso de Educación y Agricultura, los últimos datos recogidos son de 2018. Por su parte, la última actualización de los viajes de Turismo es del primer semestre de 2017, alcanzando los 516 desplazamientos. De esta misma fecha datan las últimas cifras referidas a Radio Televisión Canaria, a la que se atribuyen 29 movimientos. Las consejerías de Hacienda (160) y Obras Públicas (238) son las que registran menos viajes. Sin embargo, durante la campaña electoral de los comicios autonómicos del 26 de mayo, Coalición Canaria insistió en que sus políticas de movilidad contribuirían a la lucha contra el cambio climático, apostando «porque la huella de carbono en Canarias sea cero».

Canarias es una de las regiones con mayor huella de carbono de Europa, tal y como explica el experto Ezequiel Navío, sumando las emisiones de los medios de transporte, la quema de combustible, la contaminación derivada de la desalación, la flota de alquileres y el transporte aéreo internacional, nacional e interinsular, entre otros factores. Asimismo, el continente se posiciona en tercer lugar en la calificación de los más contaminantes, por detrás de China y Estados Unidos. «Las administraciones públicas deben ser referentes. En las administraciones y en las grandes empresas contaminantes aún hay personas que no han entendido que no es que lleguemos tarde, es que no llegamos. No podemos contaminar ni un día más: el cambio de paradigma debe ser radical», defiende el ambientalista.

Las exigencias de movilidad son más altas en el Archipiélago por su carácter fragmentado. Por ello, Navío insiste en que se deben adoptar medidas adaptadas a la particularidad del territorio, eliminando los viajes oficiales que pueden ser sustituidos por videoconferencias. Una de las propuestas que plantea es la incorporación en la flota de barcos de ferrys eléctricos, como los que ya se han presentado en el mar del norte para conectar Dinamarca con Noruega. En las Islas, «las grandes entidades de transporte marítimo no se han planteado esta opción, sino que incluyen barcos con más chimeneas», señala.

Un estudio elaborado por Gustavo Alonso y Arturo Benito en la Universidad Politécnica de Madrid divide el impacto medioambiental del transporte aéreo en dos bloques: los efectos locales y los globales. En el primer grupo se incluye el ruido, la contaminación del aire local y el uso del espacio terrestre de las zonas aeroportuarias. En el segundo, el consumo de materiales no renovables y la contribución al cambio climático a través de la quema de combustibles. Consecuencias que se enfrentan a la rapidez, comodidad y conectividad de viajar en avión.

La Consejería de Transición Ecológica del nuevo Ejecutivo regional ha señalado a este periódico que «desde el principio de la legislatura» está fomentando las videoconferencias para evitar desplazamientos del consejero y del resto de cargos. «Es una medida que se venía llevando a cabo también en el anterior mandato, no sé hasta qué punto», indican fuentes del área. Asimismo, resalta que «aunque hay desplazamientos que son necesarios, como las visitas oficiales, la Consejería cuenta con cargos en las dos provincias y adopta este tipo de medidas a diario con conferencias virtuales en las reuniones internas que requieran la asistencia de todos los cargos».

eldiario.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »