Juan José Liarte, María Isabel Campuzano y Francisco Carreras, diputados de Vox suspendidos de afiliación Foto eldiario.es

0 0
Tiempo de lectura:3 Minutos, 29 Segundos

Los tres diputados de Vox contrarios a Santiago Abascal en la Asamblea Regional de Murcia han evitado este lunes pronunciarse sobre si apoyarán o no la moción de censura presentada por PSOE y Ciudadanos para desbancar al Partido Popular del Gobierno de la Comunidad. «Se me ha preguntado y no puedo darles respuesta», ha aseverado tajante en rueda de prensa esta mañana Juan José Liarte, uno de los díscolos del partido de Santiago Abascal. Sí que ha mostrado, sin embargo, su apoyo a los tránsfugas de la formación naranja que han dado al traste con la operación. «La situación política ha cambiado y para recomponerla va a hacer falta el apoyo de todas las fuerzas políticas», ha valorado Liarte. Y ha elogiado la actitud de los diputados tránsfugas: «Han sido capaces de decir que no a los comisarios políticos de unos partidos que se dicen democráticos pero que todos los días deshonran la Constitución y la prohibición constitucional del mandato imperativo sobre los diputados».

Para Liarte «la crisis institucional y política de Murcia, cuyo objetivo es nacional, la han desencadenado los aparatos de los partidos» al imponer a cargos electos sus intereses por encima del bien común. «Valle (Miguélez), Paco (Francisco Álvarez), Isabel (Franco), han actuado en conciencia y tengan por seguro que van a pagar el alto precio que antes tuvimos que pagar otros». Liarte forma parte junto a María Isabel Campuzano y Francisco Carreras del grupo de tres diputados que fueron expulsados de Vox tras enfrentarse a la dirección nacional. Solo uno de los cuatro diputados que el partido logró en las elecciones autonómicas de 2019 continúa a las órdenes del partido de Abascal.

Sobre su apoyo al Partido Popular, Liarte ha evitado pronunciarse abiertamente y ha mostrado el documento de acuerdo de los presupuestos de 2020, que contenía doce puntos, firmado con la rúbrica de Vox, PP y Ciudadanos. «Un acuerdo que no se ha cumplido, y la reflexión es la siguiente: qué importan los colores si en definitiva no se cumplen los compromisos; ¿tenemos que apoyar al PP porque son de derechas? Anteayer eran de centro». La decisión de quién será el presidente el jueves –la moción de censura se debate el miércoles y jueves, 16 y 17 de marzo–, Liarte ha dicho dejar esa respuesta en manos de «de las personas que están al mando de las fuerzas políticas, de su responsabilidad, coherencia y sentido de la justicia».

La llamada de Vidal

«Si a nosotros se nos pone un documento serio y formal encima de la mesa, nuestra obligación es leerlo y valorarlo, independientemente de quién lo presente» aseguró el viernes 12 de marzo a elDiario.es Juan José Liarte, que confirmó que había recibido una llamada de Ana Martínez Vidal, coordinadora de Ciudadanos, para abordar un posible pacto que salvar la moción. Con los tres escaños de los diputados díscolos –el cuarto diputado autonómico de Vox sigue fiel a la disciplina de Abascal– habrían recuperado los apoyos necesarios.

Vidal señaló al diputado de Vox en dicha conversación que, aunque ideológicamente no eran su mejor opción, tenían que ponerse «de parte de la honradez». «Si nos envían un documento mi único compromiso es que lo voy estudiar» aseguró el diputado díscolo de Vox. Un documento en el que pedía, como requisito mínimo para lograr su apoyo, contener el veto parental, algo que tanto Ciudadanos como el PSOE rechazan. «Incluso si no lo incluyen me comprometo a valorarlo con los compañeros», insiste el diputado.

La coordinadora de Ciudadanos remitió un breve comunicado a los medios rechazando haber tenido contactos con Vox. «Nosotros no somos el PP, nosotros no vamos a comprar la voluntad de ningún diputado de la Asamblea Regional». Vidal indicó que se votará la moción de censura y será entonces cuando los diputados tendrán que elegir entre «un proyecto político que representa la regeneración, la transparencia y la fiabilidad, en el que vamos a hacer lo mejor para los ciudadanos de la Región de Murcia, o si por el contrario prefieren un proyecto agotado, que ya ha demostrado lo que es después de 26 años, y que simboliza la corrupción y el transfuguismo».

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »