Los cuatro diputados de Sí Podemos Canarias firman una carta internacional dirigida a Biden

0 0
Tiempo de lectura:3 Minutos, 52 Segundos
  • Para que revoque la decisión “ilegal” de Trump contra los derechos del pueblo saharaui
  • La misiva asegura que la proclamación llevada a cabo por el ex presidente “constituye una violación flagrante del derecho internacional y de la Carta de Naciones Unidas”.
  • “Esperamos que renueve su apoyo a los preceptos de la legalidad internacional, el estado de derecho y el escrupuloso respeto por el derecho del pueblo saharaui de decidir libre y democráticamente su estatus político de conformidad con el principio de derecho a la autodeterminación consagrado en la Carta de las Naciones Unidas y en las pertinentes resoluciones de Naciones Unidas”.

 

Los cuatro diputados del Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias han firmado una carta que diversos representantes de las distintas cámaras legislativas han remitido al presidente de los Estados Unidos (EEUU), Joe Biden, con el fin de que revierta la decisión tomada el pasado 10 de diciembre por el anterior mandatario, Donald Trump,y reconozca “los ilegales reclamos territoriales del Reino de Marruecos sobre el Territorio No Autónomo del Sahara Occidental”.

La misiva, en la que se aclara que no hay intención de “interferir en la soberana decisión de los Estados Unidos de América en materia de relaciones internacionales”, recuerda sin embargo que el objetivo de la proclamación llevada a cabo por Trump “implica los derechos de una tercera parte, a saber, la soberanía del pueblo del Sahara Occidental” y, además, “constituye una violación flagrante del derecho internacional y de la Carta de Naciones Unidas en muchos aspectos”.

Para los firmantes, el “conocido y firme compromiso con el multilateralismo y el respeto por parte de los Estados Unidos de América de sus obligaciones internacionales” de los que ha hecho gala Biden “nos hace albergar la esperanza de que revocará esta declaración ilegal reafirmando la posición tradicional de su país respecto al estatuto jurídico del Sahara Occidental y el derecho del pueblo saharaui a la libre autodeterminación y a la libertad”.

“Esperamos que renueve su apoyo a los preceptos de la legalidad internacional, el estado de derecho y el escrupuloso respeto por el derecho del pueblo saharaui de decidir libre y democráticamente su estatus político de conformidad con el principio de derecho a la autodeterminación consagrado en la Carta de las Naciones Unidas y en las pertinentes resoluciones de Naciones Unidas”.

Para los firmantes de la carta, “solo así” la Administración de Biden “aspiraría a desempeñar su papel natural en el seno del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas como facilitador imparcial en los esfuerzos en resolver uno de los casos más antiguos de descolonización pendientes ante las Naciones Unidas”.

La carta recuerda que el Sahara Occidental, antigua colonia española, “es un territorio definido por fronteras internacionales heredadas de la época colonial y habitado por un pueblo soberano cuyo derecho inalienable a la autodeterminación ha sido reconocido por la Asamblea General de las Naciones Unidas desde 1963 con la inclusión de este territorio en la lista de Territorios No Autónomos de las Naciones Unidas”.

Asimismo, esa condición se ha consolidado aún más en la opinión consultiva de la Corte Internacional de Justicia en octubre de 1975, además de otras decisiones pertinentes, incluidas las del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que dictaminó en 2016 y 2018 que: en virtud de la Carta de las Naciones Unidas, el Sahara Occidental tiene “un estatuto separado y distinto” en relación con el Reino de Marruecos y “que el territorio del Sahara Occidental no forma parte del territorio del Reino de Marruecos”.

En la misiva se insiste en que en las pasadas tres décadas, el Reino de Marruecos y el Frente Polisario, que es “el único y legítimo representante del pueblo saharaui”, acordaron bajo los auspicios de las Naciones Unidas un Plan que permitiese al pueblo saharaui “ejercer su inalienable derecho a la autodeterminación e independencia a través de un referéndum libre, transparente y democrático; que lamentablemente, se encuentra estancado desde que las autoridades marroquíes decidieran unilateralmente retirarse de este acuerdo vinculante”.

Por tanto, el Sahara Occidental “continua siendo el último territorio de África por descolonizar y el pueblo saharaui, que sufre desde 1975 la ocupación militar de partes de su patria en violación de las Convenciones de Ginebra de 1949, ha defendido incansablemente su derecho a la autodeterminación e independencia con total respeto al derecho internacional y con fe absoluta en la resolución pacífica del conflicto”.

Por último, recuerdan que las decisiones unilaterales como las adoptadas por Trump “sobre un conflicto internacional de esta naturaleza jurídica no harían más que comprometer los actuales esfuerzos de las Naciones Unidas y alimentar las tensiones en una región que es vital para la seguridad europea y mediterránea”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »