vie. Jul 19th, 2019

Las bases para un acuerdo programático: PSOE y Unidas Podemos coinciden en Educación, Sanidad e impuestos

  • El PSOE insiste en ofrecer a Unidas Podemos un acuerdo solo sobre el programa, frente a la exigencia de Iglesias de entrar en el Gobierno
  • Ambas formaciones llegaron a un pacto para los presupuestos en octubre que da pistas sobre las políticas en las que coinciden
  • Hay similitudes en impuestos a las grandes fortunas y el aumento de inversión en Sanidad o Educación, aunque con discrepancias en las cifras concretas

«Las posiciones son conocidas, nos hemos puesto de acuerdo en ponernos de acuerdo». Pablo Iglesias, líder de Unidos Podemos, ha resumido con esa frase su reunión con el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en Moncloa. Según Iglesias, no han hablado de entrar en el Gobierno o de acuerdo programático y todo hace intuir que nada avanzará hasta después del 26M.

Esas posiciones conocidas de las que ha hablado son el principal escollo para llegar a un acuerdo. Unidos Podemos reclama entrar en un Gobierno de coalición con el PSOE. Desde el Ejecutivo de Sánchez apuestan por un pacto basado en las medidas del programa.

Más allá de cómo se articule un posible pacto, hay una base para que ambos partidos se entiendan. Unidas Podemos y PSOE firmaron un acuerdo de 50 páginas en 2018 para aprobar los presupuestos que llevaba aparejadas medidas de todo tipo en las que ambas formaciones alcanzaron puntos de encuentro. Sus programas, aunque con algunas discrepancias, también coinciden en varias áreas.

El documento del acuerdo presupuestario contemplaba como medida más importante la subida del salario mínimo a 900 euros, pero también incluía el aumento del IRPF a las rentas de más de 130.000. El PSOE ha vuelvo a incluir esta medida en su programa, que se ha convertido en objeto de ataque por parte de PP y Ciudadanos que lo consideran un ataque a las clases medias.

Los dos partidos se comprometieron también a revalorizar las pensiones con el IPC y las más bajas un 3%, a mejorar las ayudas a la dependencia, a igualar los permisos de paternidad y maternidad o a mejorar las becas. Algunos de esos puntos en común se trasladaron a los programas para el 28A, que muestran varios puntos de posible entendimiento entre PSOE y Unidas Podemos.

En materia de impuestos, además de la subida del IRPF a los que más ganan, los dos partidos abogan por subir el impuesto de patrimonio a las grandes fortunas: el acuerdo de octubre lo fijó en un aumento del 1% a quienes tuvieran más de 10 millones de euros. En cuanto al de sociedades, el PSOE propone solo incentivos a las empresas que apuesten por la innovación mientras Unidas Podemos quiere aumentar la presión fiscal a las grandes sociedades.

Los dos partidos proponen prohibir las amnistías fiscales futuras, pero durante la pasada legislatura chocaron respecto a la que hizo el PP: el partido de Iglesias reclamó en varias ocasiones que se publicasen los nombres de quienes se habían acogido a ella, pero el Gobierno de Sánchez se negó a pesar de que estaba en su programa. «No encontramos una forma legal», dijo la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

En materia de empleo coinciden en adecuar las cotizaciones de los autónomos a sus ingresos reales -ya acordado en el pacto de presupuestos- y en seguir subiendo el salario mínimo hasta los 1.200 euros. Ambos partidos quieren reducir el número de tipos de contratos aunque difieren en cuáles dejar: el PSOE propone tres -indefinido, temporal y de formación- y Unidas Podemos solo dos -indefinido y temporal por causas productivas imprevistas-.

La gran discrepancia en esta materia es la reforma laboral que puso en marcha el Gobierno de Mariano Rajoy. El PSOE solo se aviene a modificar los aspectos más lesivos -a pesar de que también propuso derogarla por completo- mientras que Unidas Podemos plantea la derogación completa.

En Sanidad hay puntos de encuentro aunque discrepancias en los detalles. Ambos hacen una defensa cerrada de la sanidad universal, pero el partido de Iglesias incluye el compromiso de investir el 7,5% de PIB. Algo similar ocurre con la Dependencia. Los dos partidos tienen esta materia como uno de los ejes de su programa, pero Unidas Podemos recoge la promesa concreta de llegar a 1,6 millones de personas atendidas.

La discrepancia en este área viene por el lado del copago. Los socialistas, en su programa, proponen solo eliminar el de las rentas más bajas y «revisar» el resto. Unidas Podemos quiere que se suprima independientemente de la renta y que se aumenten los medicamentos financiados por el sistema público.

En Educación vuelven a coincidir los dos partidos en muchas de sus propuestas. PSOE y Unidas Podemos proponen una nueva ley educativa que vaya acompañada de un aumento de la inversión. Los de Iglesias quieren que la educación hasta los tres años sea gratuita al terminar esta legislatura, mientras que los socialistas se marcan el objetivo de llegar al 50% de la gratuidad en 2025. También proponen la gratuidad de los libros de texto y ambos partidos se comprometieron a bajar las tasas universitarias en el acuerdo de presupuestos.

Hay otras coincidencias entre ambos, como el aumento de la prestación por hijo a cargo, la regulación de la publicidad de las apuestas, la reforma del Código Penal en materia de delitos sexuales o la aprobación de una ley de eutanasia.

eldiario.es

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »