0 0
Tiempo de lectura:3 Minutos, 4 Segundos

La tasa de incidencia acumulada ha descendido por primera vez desde el 22 de junio, pero el Ministerio de Sanidad ha registrado 73 fallecidos con la COVID-19, cifra que no se alcanzaba desde los primeros compases de junio cuando se alcanzaron 97 y 73 muertos en las jornadas del 4 y el 8 de ese mes. «Todo indica que empezamos a adentrarnos en la meseta de la curva», ha dicho la ministra de Sanidad, Carolina Darias, durante la rueda de prensa de este miércoles, aunque ha pedido seguir siendo prudentes para lograr aplanar la curva de contagios de manera definitiva. «Aunque la velocidad de ascenso está disminuyendo, es importante reseñar que estamos en un momento en el que tenemos que ir con cautela, no solo hay que consolidar la meseta si no empezar a bajar cuanto antes», ha añadido. Este martes el medidor alcanzó los 701 casos.

Esta es la tercera vez en este año que la curva de incidencia acumulada empieza a bajar. La incidencia en España ya tuvo dos momentos clave de descenso. Uno después de las Navidades, el día 27 de enero alcanzó los 894 casos y emprendió desde ese momento una bajada notable hasta alcanzar a mediados de marzo los 127. Después de ese momento volvió a ascender, aunque muy lejos de lo sucedido este verano, y alcanzó los 236 el 26 de abril. Después de la Semana Santa, el medidor descendió de nuevo hasta situarse el 22 de junio en los 92,25 casos. Al comienzo del verano, el medidor se disparó debido a los viajes de verano y los brotes registrados entre los jóvenes. La franja de edad de entre 20 y 29 años sigue siendo hoy la más preocupante.

La incidencia acumulada ha descendido en Aragón, Asturias, Castilla y León, Catalunya y Navarra mientras que ha aumentado en el resto de las comunidades. Las franjas de edad en las que la incidencia sigue siendo mucho más elevada son la de 12 a 19 con 1.193 casos, la de 20 a 29 con 1.491 casos y la de 30 a 39 con 647.

Este miércoles se han registrado 27.149 nuevos contagios de la COVID-19, durante toda la pandemia se han infectado 4.395.602 personas. Las comunidades en las que más casos se han contabilizado este miércoles son Madrid con 5.144 infecciones, Catalunya con 4.982 nuevos casos y Andalucía con 3.823.

Durante este mes de julio se han alcanzado cifras de récord por la pandemia. Euskadi, por ejemplo, ha superado ya el máximo de incidencia acumulada en esta ola de verano. Tras una jornada con 1.572 positivos, la tasa a 14 días por cada 100.000 habitantes se ha situado en los 853,98 casos, por encima de los 849,49 que constituían el anterior pico y que se registró en noviembre. Hay que tener en cuenta que estos niveles no se pueden comparar directamente con los registrados durante la primera ola puesto que en aquel momento el volumen de pruebas de diagnóstico era muy bajo.

Sin embargo, tras un mes de subida veloz de los casos de COVID-19, la quinta ola empieza a dar señales de que pronto alcanzará su techo. En Catalunya, la comunidad en donde el aumento de casos fue explosivo en el arranque del verano, el 38% de la población vive en municipios donde los casos están bajando.

Sobre la vacunación, Andalucía ha hecho un llamamiento para que las mujeres embarazadas «se vacunen a la menor brevedad posible». El consejero de Salud y Familias andaluz ha explicado que actualmente hay «un volumen importante de embarazadas ingresadas» en los hospitales de la región con la infección.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »