No obstante, se están realizando inspecciones en casa de la novia del mayor en Toledo en busca de ADN de los chicos para, indican fuentes policiales, no dejar ni un cabo suelto. Sin embargo, el abogado de las familias está pidiendo al juzgado el estatus de testigos protegidos para unas cuantas voces que contradicen la versión policial.