Dom. Dic 15th, 2019

La patronal se enroca en una “cicatera” subida salarial, denuncian los sindicatos

  • CEOE y Cepyme arremeten contra UGT y CCOO en un duro comunicado en víspera de las movilizaciones sindicales de este martes.

En víspera de una nueva jornada de movilizaciones sindicales, CEOE y Cepyme lanzaron un duro comunicado responsabilizando a los sindicatos de la posible ruptura de la negociación colectiva.

La patronal lamenta la “actitud negativa” de CCOO y UGT en las reuniones mantenidas para negociar el IV Acuerdo Estatal de Negociación Colectiva (AENC). “Lejos de avanzar en las reuniones mantenidas hasta hoy los representantes de los dos sindicatos han puesto de manifiesto su falta de compromiso para la consecución del acuerdo”, han señalado.

El golpe en la mesa dado por los empresarios se produce después de innumerables reuniones con representantes sindicales en el último año, en un escenario marcado por la necesidad de subidas salariales que permitan a los trabajadores recuperar su poder adquisitivo. CCOO y UGT siguen defendiendo una subida acorde a los nuevos tiempos que corren de recuperación de la crisis económica y de los beneficios empresariales. Los sindicatos han planteado una subida del 3%, principalmente para los salarios más bajos (alrededor de 700 euros), además de adecuar a una fórmula de incremento salarial que se adapte a cada sector y cada empresa en base a tres criterios: la productividad, el IPC y la recuperación de la pérdida del poder adquisitivo.

En declaraciones a Nuevatribuna, fuentes de UGT subrayan que el objetivo es alcanzar el umbral de los 1.000 euros en 14 pagas de manera progresiva de aquí a 2020, “que no haya nadie en convenio por debajo de los 1.000”, afirman. Sin embargo, la patronal sigue “enrocada”, a juicio de los sindicatos, en su propuesta de subida salarial entre el 0% y el 2%, “una tomadura de pelo”, señalan.

La patronal quiere ligar la subida salarial al acuerdo por ley sobre el SMI para 2020

En un comunicado conjunto, ambos sindicatos han resaltado que la propuesta de CEOE y Cepyme en cuanto a sueldos es “cicatera” ante la “boyante” situación en la que se encuentran muchas empresas, y que “ni siquiera garantiza el mantenimiento del poder adquisitivo de los sueldos”. A juicio de CCOO y UGT “es del todo razonable y justo plantear que los salarios ganen poder de compra y se recuperen de la fuerte devaluación sufrida durante la crisis”.

Los empresarios plantean como incrementos salariales una parte fija y una parte variable. “La parte fija sería de hasta un 2%”- recuerdan en su nota-, lo que les posibilita subidas por debajo de ese porcentaje. Además, la patronal quiere ligar estas subidas al acuerdo sobre el SMI para 2020 alcanzado por el Gobierno, “algo a lo que ya obliga la ley”, recuerda UGT. Con respecto a la “parte variable”, CEOE y Cepyme dicen que se establecerá “conforme a los criterios que se fijen”, como “la productividad, el empleo, la formación o la reducción del absentismo”, un planteamiento “inaceptable” el de “vincular las mejoras salariales a mayores pérdidas de derechos”, en opinión de los sindicatos.

Otro de los asuntos que está dificultando el acuerdo es en materia de salud laboral y prevención de riesgos laborales sobre lo que la patronal hace hincapié es situar al trabajador como responsable último -contraviniendo también la ley- al señalar la necesidad de “fortalecer el compromiso del trabajador y de sus representantes con el cumplimiento de la normativa” vigente.

“PREÁMBULO DE UN ABANDONO” POR PARTE DE LA PATRONAL

Los desencuentros entre patronal y sindicatos llegaron este lunes a su punto álgido con el comunicado de la patronal, lanzado nada más celebrarse la última reunión, y en el que se acusa a las direcciones de CCOO y UGT de “buscar cualquier excusa para romper la negociación”, de ahí, afirman, la convocatoria de nuevas protestas este 22 de mayo “que tratan de buscar el foco mediático perdido en otras movilizaciones en donde han tenido un papel secundario”, critican los empresarios.

Por su parte, ambos sindicatos han mostrado su “sorpresa” por la reacción empresarial tras la reunión mantenida que, a su juicio, solo puede tener una lectura, la del “preludio del abandono de la mesa por las organizaciones empresariales”. Ambos agentes sociales se habían emplazado a un nuevo encuentro el próximo 31 de mayo que podría no celebrarse ya que “las sucesivas reuniones se han enrocado en argumentaciones circulares, no comprometidas con el papel que el diálogo social debe jugar en el refuerzo las relaciones laborales del país”, han dicho CCOO y UGT.

Nueva Tribuna

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »