La Justicia certifica que El Rubius usó una sociedad para pagar menos impuestos y le multa con 23.000 euros

La Justicia ha certificado la derrota completa de El Rubius ante las inspecciones de Hacienda sobre cómo pagó sus impuestos durante sus primeros años de éxito. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha confirmado que el youtuber más exitoso de España tiene que pagar casi 50.000 euros por el IRPF que se ahorró en 2013 al tributar a través de una sociedad, además de una multa de 23.000 euros más por intentar engañar a las arcas públicas. La sentencia, a la que ha tenido acceso elDiario.es, llega después de que el mismo tribunal haya certificado en otras resoluciones que el youtuber pagó indebidamente decenas de miles de euros por el más beneficioso Impuesto de Sociedades entre 2013 y 2014.

La inspección de Hacienda arrancó en 2015 con la lupa puesta en varios frentes: tanto las declaraciones de impuestos del propio Rubén Doblas, El Rubius, como las de la empresa que empezó a utilizar en 2013 para canalizar sus ingresos, primero llamada como su canal, ‘El Rubius OMG SL‘ y luego denominada Snofokk. En ese momento, él mismo era propietario de esa sociedad al 98,70%.

Hacienda detectó que la mayor parte de los beneficios de esta empresa se tributaban como Impuesto de Sociedades, un tipo más bajo que el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), cuando en realidad detrás de Snofokk en ese momento solo estaban El Rubius, su ordenador y su cámara: ni medios materiales ni personales indispensables para subir sus vídeos.

Tal y como reveló elDiario.es el pasado noviembre, el Tribunal Superior de Madrid confirmó en primer lugar las acusaciones de la Agencia Tributaria contra la sociedad Snofokk y determinó que debía recuperar 15.797 euros que había pagado de más en 2013 por el Impuesto de Sociedades, y por tanto, que El Rubius había pagado de menos por IRPF. Otra resolución, examinada por este diario, concluye que sucedió lo mismo en 2014 pero en cantidades superiores, con 48.044 euros tributados erróneamente por el más beneficioso Impuesto de Sociedades. En tota, fueron 63.841 euros.

Todo sucedió en los años en los que El Rubius se consolidó como el rey de YouTube en España, un trono que mantiene hasta la fecha. Ese 2013, Doblas superó por primera vez el millón de suscriptores en su canal donde compaginaba los videojuegos con su vida personal, cantidad que en la actualidad supera los 40 millones de personas.

Los beneficios, tal y como reflejan estas sentencias, también aumentaron: en 2013 su sociedad ingresó 230.000 euros y en 2014 la cifra llegó hasta 532.000. El youtuber, sin embargo, recibió 98.000 euros del primer año y 205.000 en el segundo. En la diferencia, entiende la Agencia Tributaria, se quedaron varios miles de euros tributados por los tipos más benévolos del Impuesto de Sociedades y no el IRPF.

La sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha certificado en una sentencia reciente que en 2013 El Rubius pagó de menos en su IRPF al tributar una parte importante de sus ganancias a través de una sociedad que no aportaba nada a su carrera en ese momento. Los jueces confirman, por un lado, que debe pagar 49.629,71 euros en IRPF y por otro que debe pagar también una sanción de 23.140,91 euros más.

Una “ventaja fiscal indebida”

La sentencia sobre la declaración de IRPF de El Rubius de 2013 avala las dos decisiones de la Agencia Tributaria: tanto la liquidación de casi 50.000 euros como la sanción de 23.000 euros adicionales. Los jueces rechazan los argumentos de los letrados del youtuber, similares a los que puso la sociedad Snofokk encima de la mesa en sus pleitos por el Impuesto de Sociedades: que la sociedad sí tenía medios materiales y personales necesarios para su trabajo, aunque fueran “mínimos” por el tipo de trabajo, y que su papel fue clave para el despegue definitivo de la carrera de El Rubius.

El TSJ de Madrid rechaza los argumentos de la defensa del youtuber y mantiene lo dicho por la Agencia Tributaria y la Abogacía del Estado: en ese momento la sociedad Snofokk dependía exclusivamente de lo que hiciera El Rubius con su ordenador y su cámara, sin aportar nada más a su trabajo y sus beneficios. Le pagaron de menos en 2013 y 2014 y el dinero se tributó por debajo de lo que debería haberlo hecho.

La sanción también está “debidamente motivada”, dicen los jueces, reflejando “las conductas” de las que deduce “la existencia de la culpabilidad” del youtuber: su participación mayoritaria en la sociedad, que esta “no añade valor relevante a la actividad realizada por la persona física” y la remuneración a El Rubius “manifiestamente inferior al valor de mercado, lo que ha permitido la obtención de una ventaja fiscal indebida”, dice la sentencia.

El ahorro fiscal de los youtubers

Esta sentencia, unida a las otras dos que rechazaron los recursos de la sociedad Snofokk, certifica que en sus primeros años de éxito El Rubius ahorró dinero en impuestos al tributar sus ganancias a través de la empresa por el Impuesto de Sociedades, y no personalmente como IRPF. Sentencias que abordan el debate sobre si a un youtuber que sube vídeos con un ordenador y una cámara se le puede exigir la misma infraestructura que a otro tipo de trabajador que utiliza una sociedad: otros trabajadores, una oficina o material.

El Tribunal Superior de Madrid concluye que no hay que hacer distinción cuando, como en este caso, la sociedad solo marca la diferencia a la hora de pagar impuestos y no a la hora de subir vídeos. “Los rendimientos obtenidos estaban sometidos al IRPF y no al Impuesto sobre Sociedades (…) debiendo ser imputada la cantidad resultante al socio persona física para que tribute por el IRPF”, dijo el TSJ en una de las sentencias relativas al Impuesto de Sociedades de la empresa Snofokk.

Estas resoluciones están relacionadas con las declaraciones fiscales de hace casi una década. Desde entonces, según ha informado la propia empresa de El Rubius, la situación es diferente y en 2020, por ejemplo, explicó que habría facturado 2,6 millones de euros, había registrado unos beneficios de más de 250.000 euros y había gastado más de 100.000 en personal, con dos trabajadores en plantilla.

También ha cambiado la ubicación de este y de otros youtubers españoles de éxito, que en los últimos años se han mudado a Andorra para beneficiarse de un régimen fiscal mucho más beneficioso que el de España. Algunos de ellos como Willyrex, Vegetta, The Grefg o el propio El Rubius. “Que llevo, literal, diez años de mi carrera en YouTube pagando aquí. Yo sé que habrá gente que me critique, pero la gente muchas veces habla sin saber. Sé que va a pasar y no me preocupa”, dijo Doblas cuando anunció su intención de mudarse.

Las autoridades andorranas imponen un 10% único para todas las rentas, mientras que en España el IRPF es progresivo, con los que ingresan más de 300.000 euros al año pagando un 47% en este impuesto, el tipo máximo.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »