La Inspección de Trabajo ya investiga el proceso de selección de la empresa Meccti, que a comienzos de noviembre reclutó en Madrid a tripulantes de cabina para Kuwait Airways, en el que los organizadores hicieron quedarse en ropa en interior a las aspirantes, tal y como ha desvelado este lunes elDiario.es. La Inspección tuvo noticias de lo sucedido hace varias semanas y comenzó una actuación de oficio, puesto que, de momento, no consta denuncia de ninguna afectada. Estudia, además, si los hechos pueden ser constitutivos de delito para, si es así, remitirlos a la Fiscalía.

“Es una conducta intolerable que atenta contra la dignidad y los derechos fundamentales de esas mujeres. Incurre en una discriminación en el acceso al empleo, recaba datos absolutamente irrelevantes para el proceso de selección. Un proceso no puede discurrir sobre elementos discriminatorios ni sobre datos sensibles, personales. En este caso, además, dieron un paso más con un comportamiento vejatorio”, asegura a elDiario.es el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey.

La empresa de reclutamiento Meccti convocó un proceso de selección para Kuwait Airways el 5 de noviembre de 2022 en el hotel Meliá Barajas de Madrid, próximo al aeropuerto. La convocatoria todavía figura en las redes sociales de la empresa. Desde el inicio de las pruebas. y según cuentan tres de las mujeres que acudieron, comenzaron los comentarios ofensivos: “No nos gusta tu sonrisa”. “Tienes el cuerpo de montaña rusa”.

Posibles infracciones muy graves

Pero la parte más dura del proceso estaba por llegar. Cuando el reclutador había descartado ya a una parte de las aspirantes, el resto fueron conminadas a entrar, una a una, en una sala. Allí, en presencia de una mujer, tuvieron que desabrocharse camisas, subirse jerséis y faldas: debían quedarse en ropa interior para que la reclutadora examinara sus cuerpos, una práctica ilegal en España.

La Inspección está analizando “tanto las características de la propia oferta de trabajo como del mismo proceso de selección”. La oferta de trabajo, que Meccti anunciaba en su perfil de Instagram, especificaba ya algunos requisitos previos, como “altura y peso en proporción con una altura mínima de 160 cm”, “médicamente en buena forma, en disposición de pasar un reconocimiento médico en Kuwait” o “una excelente presentación en general”. Trabajo recuerda que los hechos que sucedieron durante el proceso “podrían ser objeto de sanción por infracciones muy graves” estipuladas en la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social, que prevé hasta 225.000 euros de multa en estos casos.

“Hay que recordar que es sancionable la solicitud de datos de carácter privado que puedan resultar discriminatorios para el acceso al empleo así como atentar contra la intimidad y la dignidad de las personas trabajadoras tal y como parece que se ha procedido en la oferta de empleo y del proceso de selección en cuestión”, señalan.

Si tienes más información sobre este caso o has vivido una situación similar, escríbenos a pistas@eldiario.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »