28/10/2020

La infanta Cristina continúa imputada por dos delitos fiscales

La Audiencia de Palma desimputa a la hermana del rey del delito de blanqueo y abre un escenario procesal complejo en el que es posible que no se siente en el banquillo de los acusados

La Audiencia de Palma abre la puerta para aplicar a Cristina de Borbón la ‘doctrina Botín’, con la que el exbanquero se libró de un juicio. La razón: no existe acusación particular para este delito, porque Hacienda no la acusa.

Sí, pero no. La Audiencia de Palma ha estimado parcialmente los recursos de apelación planteados por la Fiscalía y la defensa de la infanta Cristina de Borbón y ha dictado un auto por el que la desimputa del delito de blanqueo de capitales que le atribuía el juez instructor, José Castro, y mantiene para ella las imputaciones por su cooperación en dos delitos contra la Hacienda Pública en 2007 y 2008.

La sección segunda de la Audiencia de Palma estima, además, los recursos de Manos Limpias y el grupo municipal socialista del Ayuntamiento de Valencia e imputa al vicealcalde de Valencia Alfonso Grau.

También estima los recursos de Manos Limpias e imputa a dos personas vinculadas a Madrid 16 y a Salvador Trinxet. El auto añade el delito de blanqueo a las imputaciones contra Iñaki Urdangarin, Diego Torres y su esposa, Ana Maria Tejeiro. El resto de planteamientos de los recursos son desestimados.

La sección segunda de la Audiencia de Palma, formada por los magistrados Diego Gómez Reino, Mónica de la Serna y Juan Jiménez Vidal ha adoptado su resolución por unanimidad respecto a 14 recursos interpuestos contra el auto dictado el pasado 25 de junio por el juez instructor, José Castro. Dicha resolución suponía pasar el sumario a procedimiento abreviado, la antesala de la apertura de juicio oral.

La Audiencia de Palma abre así un escenario procesal complejo, de tal manera que es posible que la infanta no se siente en el banquillo de los acusados. ¿La razón? Su defensa alegará la ‘doctrina Botín’ para exonerarla de ser procesada, con toda probabilidad.

La doctrina Botín es una excepción al ejercicio de la acusación popular, que establece que no cabe continuar adelante con un proceso en el caso de que no exista acusación particular. Y Hacienda ha optado por no acusar a Cristina de Borbón de estos delitos, así que sólo acusa Manos Limpias, que ejerce la acusación popular.

Sin embargo, la doctrina Botín se aplica para los delitos donde hay perjudicados particulares, pero no para los públicos como luego el Supremo determinó en la doctrina Atutxa. Y Manos Limpias esgrimirá que el delito fiscal es público, en una causa donde hay acusación particular. Así las cosas, el juez instructor será quien deba valorar si se aplica o no la doctrina Botín cuando dicte el auto de apertura de juicio oral, cuya decisión será irrecurrible.

En caso de que opte por aplicar la doctrina Botín, Manos Limpias ya ha avanzado que recurrirá este sobreseimiento ante la Audiencia de Palma.

Fuente: Publico.es

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »