sáb. Oct 19th, 2019

La guerra comercial entre EE.UU. y China pone en alerta a Amazon

  • Esta compañía estadounidense podría reducir sus ingresos si las ventas caen y disminuyen las comisiones y tarifas que cobra.

Amazon y quienes utilizan esa plataforma en línea para sus transacciones comerciales están en alerta debido a los perjuicios que podrían ocasionarles la guerra comercial entre Estados Unidos y China y la consiguiente suba de tarifas.

Para la compañía fundada por Jeff Bezos, la posible caída en las ventas acarrearía una reducción en los ingresos por comisiones y tarifas que cobra para utilizar su tienda virtual, publicó Bloomberg.

Sin embargo, los primeros perjudicados serían los comerciantes de menor volumen, que deberán adelantar sus órdenes de compra y estimar cuál será el valor de los productos en Navidades, cuando obtienen buena parte de sus ingresos anuales.

Para evitar pérdidas, tienen varias opciones: aumentar los precios, comerciar con otros países o acumular existencias, que también tiene sus costos.

«Las empresas más pequeñas tienen un problema importante» debido a que «tenemos una Administración que dice una cosa hoy y hace otra mañana» y eso «plantea riesgos tremendos», considera Joel Sutherland, director gerente del Instituto de Gestión de la Cadena de Suministro de la Universidad de California en San Diego (Estados Unidos).

Si la alternativa para evitar el aumento de las tarifas supone buscar proveedores fuera de China se trata de una solución que «no es realista», estima Jerry Kavesh, director ejecutivo de 3P Marketplace Solutions, una firma que vende botas y sombreros de vaquero en Amazon y ahora compra productos a una empresa en India tras reducir su inventario en un 15 % y aumentar los precios un 12 %. 

En contrapartida, los fabricantes chinos también buscan evitar la suba de tarifas y buscan nuevos mercados en Europa, Japón y Australia.

Frente a esta situación, Amazon acordó pagar hasta un 10 % más por los productos afectados por la suba de tarifas y detalló que trabaja con los proveedores para que el ajuste sea «lo más suave posible».

Un conflicto en ascenso

A principios de mayo, la guerra comercial entre Washington y Pekín se recrudeció debido a que EE.UU. aumentó los aranceles a una serie de productos importados desde China por valor de 200.000 millones de dólares anuales. En respuesta, las autoridades chinas fijaron desde comienzos de este mes gravámenes a las importaciones de artículos estadounidenses por 60.000 millones de dólares.

Está previsto que los presidentes de ambos países, Donald Trump y Xi Jinping, se reúnan durante la cumbre del G-20 que comenzará este 28 de junio en Osaka (Japón), un encuentro que se produciría después del diálogo telefónico que mantuvieron la semana pasada, en el que el mandatario chino pidió un trato equitativo para las industrias de su país.

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »