mar. Oct 15th, 2019

¿La Gomera no estará representada en el congreso de zonas comerciales de Canarias?

La próxima semana se celebra en Tenerife un importante congreso sobre Zonas Comerciales Abiertas que será inaugurado por el Presidente Clavijo y donde se decidirá el futuro de estas ZCA, entre ellas, la fallida de Vueltas, en nuestro municipio. A dicho acto no está anunciada la participación de ninguna autoridad gomera, y nos parece lamentable.

Desde la Asociación de Vecinos La Mérica consideramos muy importante que nuestros representantes públicos acudan a ese evento. Sin embargo, vemos una muestra más de la inoportuna dejadez de nuestros mandatarios. Parece que a algunos representantes públicos les pesa defender a nuestra isla, y les recordamos que sus buenos sueldos, alejados de la renta media de sus representados, les obligan a personarse en nuestra defensa allí donde es necesario y así no derrochar el dinero público.

En pleno siglo XXI, no es admisible semejante nivel de dejadez de nuestros gobernantes sobre los asuntos de interés público. Su actitud negligente tiene un alto coste, es un freno constante a avances sociales y económicos. Cada semana hay muestras de su incapacidad para acabar nada de lo que proponen o anuncian.  Están hipotecando nuestro futuro, parece que no les interesa otra cosa que no sea perpetuarse en el poder.

Como asociación vecinal, no es nuestro objetivo, ni queremos hacer ningún control a la labor de los políticos. Sin embargo, dado que sus acciones nos repercuten directamente no podemos eludir nuestra responsabilidad de denunciar esta situación de abandono. Alguien debe decir basta ya, despierten y pongan los pies en la tierra. Defiendan nuestra isla.

La ausencia de nuestras autoridades en ese congreso es indignante. Esas autoridades no hace mucho sacaron de los cajones, tras años de olvido, proyectos de obras para hacer las Zonas Comerciales Abiertas de San Sebastián y Valle Gran Rey. Había que gastar el dinero en plazo o no se hacía nada. Ese era el resumen del mensaje. Ello supuso una fuerte inversión pública.

En el caso de Vueltas hubo resistencia vecinal porque el resultado previsible era una calle cerrada al tráfico (sin estudio de impacto) quedando peatonal y limitando el acceso a viviendas y empresas. Además, se disminuía mucho las zonas de aparcamiento. En el barrio de Vueltas se venía de un precedente pésimo, una obra pública de remodelación para levantar las aceras con fondos públicos que tardo más de lo debido dejando durante meses las calles como una zona de guerra en plena crisis económica. Aquello casi le cuesta el hundimiento económico al barrio.

Ante la resistencia vecinal en el Barrio de Vueltas los impulsores públicos del proyecto tuvieron que bajarse de “sus tronos” y oír las demandas del pueblo “plebeyo” que estaba muy disgustado con la improvisación manifiesta y que se hicieran obras en plena temporada turística alta.

No hubo sorpresas: prometieron una fuente de riquezas infinitas, reducción del desempleo, plazas, más espacios públicos, demolición del tanque de Abisinia, creación de más zonas de aparcamiento en las cercanías del puerto, mobiliario urbano, etc. No sería justo decir que se hizo todo mal, pero si quedo mucho por hacer y cumplir. Más promesas incumplidas para un municipio y una isla que tiene que tragar con la hiel del menosprecio y la incompetencia.

La obra de la ZCA no se ha entregado a las administraciones. En consecuencia, la Zona Comercial Abierta hoy es una remodelación incompleta de calles y aceras que mientras duro su ejecución llevo al cierre a varias empresas e influyó negativamente en los negocios del barrio. Fue otra oportunidad perdida por la torpeza de los mandatarios locales e insulares que no la han sabido defender, ni reclamar para que se le dote de contenido de actividades, para servir de polo de atracción de actividad comercial y plataforma de desarrollo económico para empresarios y vecinos del municipio.

Por tanto, resulta lamentable e inadmisible que ninguna autoridad local o insular no asista a ese congreso de ZCA de Canarias para representar nuestros intereses, defendernos, aprender algo u obtener algún beneficio para la isla.

Nuestros mandatarios se han acomodado demasiado, cobran buenos salarios para representarnos y defender nuestros intereses generales. Su acomodamiento es la base del estancamiento futuro de la isla. De seguir con esta tendencia entre nuestros gobernantes sería de justicia pedirles no solo dimisiones sino la devolución de los salarios cobrados. Nos encantaría que nos demuestren con hechos que estamos totalmente equivocados. Den pruebas de vida, acción e inteligencia. La Gomera merece tener defensores de altura, un trato digno y respeto.

Fdo.: La Junta Directiva de la Asociación de Vecinos La Mérica.

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »