30/05/2020
 

 

La Graciosa, La Gomera y El Hierro comenzarán la desescalada en Canarias el 4 de mayo. El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha anunciado que, dada la escasa incidencia del virus en estas islas, ya libres de COVID-19,  y en la balear de Formentera, el desconfinamiento, arrancará en estos territorios en una fase más avanzada el próximo lunes. La propuesta presentada por el Gobierno de Canarias el pasado viernes ya defendía que estas islas constituyeran la avanzadilla en el proceso de transición hacia “una nueva normalidad”, como lo ha definido el Gobierno central. El plan estatal, que será «gradual, asimétrico y coordinado»,  ha sido aprobado en el Consejo de Ministros de este martes.

Según ha explicado el jefe del Ejecutivo, la estrategia se divide en cuatro fases y comenzará a aplicarse a partir del lunes. La unidad territorial de referencia es la provincia o, en el caso de los archipiélagos, las islas.

Cada etapa se prolongará como mínimo dos semanas («el periodo de incubación del virus») y al final de cada una de ellas el Ministerio de Sanidad evaluará, en función de una serie de indicadores, si los territorios transitan a la siguiente fase con medidas más laxas de confinamiento. Los marcadores son cuatro: las capacidades estratégicas del sistema sanitario (con un papel fundamental para la Atención Primaria), la situación epidemiológica, la implantación de medidas de protección colectiva y datos de movilidad y socioeconómicos.

El objetivo del Ejecutivo central es que el proceso de desescalada dure entre seis y ocho semanas, de manera que a finales de junio todo el país ya pueda entrar en esa «nueva normalidad» que implica el levantamiento de las medidas de restricción económica y social, pero no de las recomendaciones para garantizar la seguridad y la salud de la población, la prioridad del Ejecutivo, ha dicho Sánchez.

La nula incidencia del coronavirus en La Graciosa, El Hierro y La Gomera les permitirá saltarse la primera de las etapas, la de preparación, que añade a las medidas de alivio ya anunciadas (las salidas de los menores de 14 años entre las 9.00 y las 21.00 horas y, a partir del día 2 de mayo, la posibilidad de hacer ejercicios de manera individual) «pequeños resquicios de actividad» en locales y comercios, con cita previa para atención individual y la máxima protección individual. Sánchez ha puesto el ejemplo de restaurantes que podrán servir comidas a domicilio, sin consumo en el local.  También permitirá en esta etapa los entrenamientos individuales para deportistas profesionales o federados y las ligas profesionales.

En la fase 1, a la que las islas canarias menos afectadas llegarán el 4 de mayo y el resto del Archipiélago, una semana después, el día 11, se permitirá el inicio de ciertas actividades. En esta etapa podrán abrir los pequeños comercios en condiciones estrictas de seguridad, las terrazas con una limitación del 30% del aforo y hoteles y alojamientos turísticos, «excluyendo zonas comunes» y con una serie de limitaciones.

Además, se establecerá un horario preferente para que los mayores de 65 años puedan acceder a estos establecimientos, se reanudarán las actividades agropecuarias y pesqueras y se permitirán las actividades de culto con una limitación de un tercio del aforo, la apertura de centros de alto rendimiento o los entrenamientos en las ligas profesionales. Se consentirá la movilidad dentro de las unidades territoriales (provincias o islas), pero «no para visitar a amigos», ha matizado el presidente.

En la fase intermedia, la número 2, si los territorios cumplen los marcadores se permitirá la apertura de los espacios interiores de los locales de restauración, también con un límite de un tercio del aforo y solo servicio  de mesa. Aunque se prevé que el curso escolar se reanude en septiembre, en esta etapa se plantean excepciones para abrir centros educativos. En concreto, para actividades de refuerzo, para garantizar que los menores de 6 años puedan acudir a la escuela en caso de que ambos padres tengan que trabajar presencialmente, o para que los alumnos de segundo de Bachillerato puedan realizar la prueba de la EBAU.

En esta fase intermedia también se podrán reabrir museos, cines y teatros con butaca preasignada y una limitación de un tercio del aforo, celebrar espectáculos culturales con menos de 50 personas o, en caso de que sea al aire libre, de 400 personas, siempre que los asistentes permanezcan sentados. La ocupación de los lugares de culto podrá llegar al 50%.

En la última fase, la avanzada, se levantarán más restricciones, aunque los aforos de los locales de restauración, los comerciales y los de ocios se limitarán al 50%. Además se exigirá una distancia física mínima de dos metros en el ámbito comercial.

El Gobierno central ha insistido en que el uso de mascarillas es «altamente recomendable» fuera del hogar y en el transporte público en todas las fases.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »