mar. Sep 17th, 2019

La Fiscalía Superior de Andalucía abre una investigación penal por el brote de listeriosis

  • La Asociación Defensor del Paciente pidió, dos días después de que la Junta activase la alerta sanitaria, «una investigación de oficio y depuración de responsabilidades»
  • La Fiscalía de Sevilla inicia también diligencias tras la denuncia de la Junta por la supuesta venta del producto por la empresa Magrudis con una marca blanca

La Fiscalía Superior de Andalucía ha abierto diligencias de investigación a raíz de la denuncia presentada por la Asociación Defensor del Paciente, que el pasado día 17 solicitó «una investigación de oficio y depuración de responsabilidades» sobre el brote de listeriosis. Según la Junta de Andalucía, el brote de listeriosis ha entrado ahora en una fase de «inflexión» al haber remitido el número de casos pero todavía se va a dar un «goteo» de infecciones tardías, sin que la administración tenga conclusiones «definitivas» sobre las causas.

Aunque la denuncia de la asociación se interpuso apenas dos días después de decretarse la alerta alimentaria por parte de la Junta, fuentes de la Fiscalía Superior de Andalucía indican a este periódico que no fue hasta este viernes cuando se tramitó a causa de un error en el envío o en la recepción de la denuncia. El Defensor del Paciente, en su escrito, ya criticaba la actuación de la administración andaluza por «la desidia con la que se ha transmitido esta situación a la ciudadanía».

«Se ha dado tranquilidad donde hay que poner inmediatamente medios», señaló la asociación cuando la crisis apenas arrancaba y que ha generado multitud de informaciones en los últimos días, poniendo aun más en duda la gestión de la misma por parte de la Junta. Este mismo lunes, el coordinador de alertas sanitarias ha reconocido que la gestión «podría haberse acelerado».

A juicio de la asociación denunciante, en ese momento eran «mínimas» las medidas tomadas por la Junta y sus manifestaciones se encaminaban a ir «minimizando un caso tan grave como éste». La denuncia no iba dirigida hacia ninguna persona, empresa o institución sino que el Defensor del Paciente hacía uso de trasladar a la Fiscalía la comisión de un posible delito.

La investigación penal ahora abierta incluye, según las fuentes, el análisis de la documentación facilitada por el Defensor del Paciente dirigida a la fiscal superior de Andalucía, Ana Tárrago. De la investigación ha quedado encargada la Unidad de Policía Adscrita a la Fiscalía Superior.

Por otra parte, y según recuerdan las fuentes, existe también una investigación abierta por la Fiscalía Provincial de Sevilla tras la denuncia interpuesta por la Consejería de Salud y Familias para dilucidar si la empresa Comercial Martínez León comercializó carne mechada de Magrudis –responsable de la carne que ha originado el brote de listeriosis– «reenvasando el producto», algo negado por esta empresa pese a que la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición confirmó que estaba mal etiquetada.

193 casos confirmados

José Miguel Cisneros, como representante del Grupo de Seguimiento de la crisis de la Junta, ha actualizado este lunes los datos del brote: hay 83 personas ingresadas en hospitales públicos de Andalucía y 25 en privados. 4 de esos pacientes están en la UCI y 34 son mujeres embarazadas. En total hay en la comunidad 193 casos confirmados y el domingo solo se sumó uno. Sanidad, además, está investigando el primer caso de listeriosis de un extranjero, un ciudadano inglés que comió carne mechada en Sevilla este verano y luego regresó a su país.

El brote, ha detallado Cisneros, entra ahora en una fase de «inflexión» porque el número de personas afectadas «comienza a disminuir». Pero va a seguir habiendo casos en las próximas semanas «en forma de goteo, infecciones que se dan de manera tardía por motivos biológicos». «Es importante recordar a los ciudadanos» que, ante la duda, consulten a las autoridades sanitarias para que se les dé «el tratamiento necesario».

Desde la Junta han aclarado asimismo que la investigación sobre las causas del brote no tiene ninguna conclusión definitiva. «Se tardará algún tiempo», ha especificado Peinado, en saber «por qué, dónde y cómo termina ahí la listeria». Se están verificando en la actualidad «todas las hipótesis» y revisando la documentación de la empresa. «Da la sensación de que el autocontrol ha fallado», ha añadido en la comparecencia, porque «la responsabilidad es de la empresa, que es quien debe garantizar que el producto llega en buen estado» a las tiendas.

El brote detectado en Andalucía se remonta al 15 de agosto, cuando la Consejería de Salud y Familias, a través de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, decretó la alerta sanitaria sobre el producto de carne mechada con el nombre comercial ‘La Mechá’, fabricado por la firma Magrudis, con domicilio en Sevilla capital, tras comprobar que este producto era el agente causante de los brotes de listeriosis registrados en las últimas semanas.

El pasado 23 de agosto, la Consejería de Salud y Familias amplió la alerta sanitaria a los productos distribuidos por la empresa Comercial Martínez León, que comercializa la carne mechada fabricada por Magrudis, con una presunta infracción sobre el etiquetado y a la información sobre el origen de la carne. Al tiempo, la Consejería ha procedido a la inmovilización del producto en las instalaciones de esta distribuidora y a la retirada del mismo.

eldiario.es

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »