La Cámara explica los cambios del nuevo régimen de trabajadores autónomos

  • La entidad cameral ha explicado a los autónomos de la provincia este nuevo sistema que durante tres años desplegará progresivamente un sistema de quince tramos en función de los rendimientos netos del autónomo.
  • A partir de enero de 2023 las cuotas mensuales a la Seguridad Social irán desde los 230 hasta los 500 euros al mes, y de los 200 a los 590 euros al mes en 2025. Este sistema servirá de transición hasta un modelo definitivo de cotización por ingresos reales previsto para ser implementado en nueve años aproximadamente.
  • Hasta el 28 de febrero de 2023 los autónomos deberán comunicar la previsión de rendimientos netos anuales para dicho año, así como las actividades económicas que ejerce por cuenta propia en caso de ser más de una.

Durante la mañana de este martes más de un centenar de personas asistieron tanto presencial como en formato online a la jornada organizada por el Punto de Atención al Emprendedor-Ventanilla Única Empresarial (PAE-VUE) de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife. En el encuentro la entidad cameral dio a conocer el Nuevo Sistema de Cotización de los Autónomos que entra en vigor en menos de un mes y que implicará para los trabajadores por cuenta propia la cotización, con carácter general, en base a sus rendimientos netos de actividad económica.

El evento, que fue inaugurado por la responsable del servicio PAE-VUE de la Cámara provincial, Leonor Herrera, contó con la presencia de Juan Carlos Arricivita, presidente de ATA Canarias, y Elena Otero, directora provincial de la Tesorería General de la Seguridad Social, y explicó de manera detallada la reforma más relevante que se ha producido en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos en los últimos años.

Según el análisis realizado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, el 90% de los trabajadores encuadrados en este régimen especial en Canarias actualmente cotizan por la base mínima independientemente del rendimiento que generen por su actividad económica, convirtiéndolo en un régimen deficitario que, además, genera una debilidad en la protección de este colectivo, especialmente en la jubilación. Así, llama la atención que la pensión media de jubilación de un trabajador por cuenta ajena supere en casi 600 euros al mes a la de un trabajador que ha cotizado en el régimen de autónomos.

Con esta reforma se pretende resolver estas anomalías con la finalidad de adaptarse a las distintas realidades de las fases de un negocio, permitiendo el acceso a cuotas reducidas cuando los rendimientos sean bajos y a una mejora de la acción protectora y un incremento de la cuota en periodos de mayores ingresos.

Juan Carlos Arricivita, resaltó que con este Nuevo Sistema de Cotización, fruto del acuerdo entre los agentes sociales y las principales asociaciones de autónomos, las cuotas mensuales a la Seguridad Social irán desde los 230 a los 500 euros al mes en 2023, y de los 200 a los 590 euros al mes en 2025, siempre en función de los rendimientos netos.

En este sentido, y comparándolo con el actual sistema vigente hasta el 31 de diciembre de 2022, un autónomo que se encuentre en el año 2023 en el tramo más bajo de rendimientos (menor o igual a 670 euros/mes) pagará 64 euros menos de cuota al mes que en el año 2022, donde la cuota mínima está fijada en 294 euros.

Ante la preocupación de muchos autónomos sobre si se le va a incrementar su cuota, indicar que se estima que en este nuevo sistema el 75% de los afiliados actualmente al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos pagarán menos (66%) o igual (9%) que lo que abonan en el 2022.

Por otro lado, la directora provincial de la TGSS, Elena Otero, explicó con detalle el funcionamiento de este nuevo sistema, destacando que la reforma establece para los próximos tres años un modelo de tramos que determina la base de cotización y las cuotas a pagar en función de los rendimientos netos del autónomo, como transición al modelo definitivo de rendimientos por ingresos reales que se producirá como muy tarde en nueve años.

Así, una vez cuantifique el autónomo de forma provisional los ingresos netos previstos en el año 2023, se situará en el tramo de la tabla que le corresponda para ese nivel de rendimiento, pudiendo elegir entre la base de cotización mínima, la máxima o bien una intermedia entre ambas, generando de esta forma la cuota mensual a pagar.

El 28 de febrero, fecha límite comunicar la previsión de rendimientos

A lo largo del mes de enero y hasta el 28 de febrero de 2023 los autónomos podrán solicitar a la Seguridad Social, a través del portal de la seguridad social Importass, la base de cotización mensual elegida, debiendo comunicar además la previsión de rendimientos netos anuales para ese año 2023 y las actividades económicas que ejerce por cuenta propia, si fuera más de una.

Estos cambios de base de cotización surtirán efectos el próximo 1 de marzo, pudiendo solicitar si fuera necesario, cinco cambios más a lo largo del año, para ajustarse a la realidad de sus rendimientos. En este sentido, si la solicitud se formula entre el 1 de marzo y el 30 de abril, se cambiará a partir del 1 de mayo; si se comunica entre el 1 de mayo y el 30 de junio, se variará a partir del 1 de julio; si se realiza entre el 1 de julio y el 31 de agosto, se modificará a partir del 1 de septiembre; si se solicita entre el 1 de septiembre y el 31 de octubre, se cambiará a partir del 1 de noviembre y si se solicita entre el 1 de noviembre y el 31 de diciembre, el cambio tendrá efecto a partir del 1 de enero del año siguiente.

El autónomo que a 01 de enero de 2023 figure de alta y no solicite cambios de base de cotización, deberá realizar la comunicación de sus rendimientos antes del 31 de octubre del 2023 además de informar, antes de esa fecha, de todas las actividades que ejerce como trabajador por cuenta propia.

En relación a la tarifa plana, se fija una cuota bonificada para los nuevos autónomos que cumplan con los requisitos y se den de alta a partir del 01 de enero de 2023 de 80 euros durante doce meses, extensible a otros doce meses adicionales cuando los ingresos netos siguen siendo bajos.

Aquellos autónomos que se les esté aplicando actualmente la bonificación, seguirán disfrutando de la tarifa plana, en las mismas condiciones, hasta que finalice su periodo máximo de duración.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »