mar. Oct 22nd, 2019

Investigadores del ITC publican un artículo científico sobre el uso de agua desalada en la agricultura

  • El artículo explica el caso de Playa de Vargas, donde un sistema descentralizado de desalación alimentado por renovables provee de recursos hidrícos a los agricultores de la zona

Tres investigadores del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) han publicado un estudio que analiza el nexo entre agua, energía y agricultura en la localidad de Playa de Vargas, en el municipio grancanario de Agüimes, donde un sistema descentralizado de desalación alimentado por renovables provee de recursos hidrícos a los agricultores de la zona. 

Baltasar Peñate, Juan Antonio de la Fuente y Ana Musicki son coautores de la publicación científica que lleva por título «Structuring an integrated water-energy-food nexus assessment of a local wind energy desalination system for irrigation» (‘Science of the Total Environment 2019’, volumen 689), resultado de los trabajos de investigación desarrollados en el marco del proyecto H2020 MAGIC en el que intervienen, además, expertos de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB, ICREA).

A través de un enfoque novedoso que busca ilustrar las interrelaciones del nexo agua-energía-alimentación (WEF, por sus siglas en inglés), el estudio pone de manifiesto la estrecha imbricación de estos recursos en el contexto del mundo agrícola insular, basado en el caso de estudio del sistema ubicado en la costa este de Gran Canaria, en la zona conocida como Playa de Vargas. Allí, la empresa Soslaires cuenta con una planta desaladora conectada a un parque eólico, en régimen de autoconsumo, que abastece la demanda de agua para riego de 230 hectáreas de cultivos en la zona.

Este modelo de producción de agua desalada a través de energía eólica es un ejemplo de solución local sostenible frente a la escasez hídrica en zonas vulnerables, donde el aumento de la población y la sobreexplotación de los acuíferos obligan a buscar soluciones inteligentes, innovadoras y eficientes para garantizar recursos hídricos suficientes y de calidad  para la agricultura.

Este sistema cumple con el patrón de sostenibilidad de los recursos del nexo WEF, ya que «permite que un sistema socio-ecológico semiárido aislado produzca sus propios cultivos gracias al autoabastecimiento de agua de riego; el agua se obtiene del mar, por lo que se evita la sobreexplotación de los acuíferos, y la energía para la desalación se obtiene en un alto porcentaje del viento, por lo que no requiere la importación de combustibles desde el exterior».

Gobernanza europea para un desarrollo sostenible

El proyecto de investigación MAGIC, financiado por el Programa Horizonte 2020 de la Unión Europea, busca obtener la información más precisa que ayude en la toma de decisiones informada ante los retos futuros de sostenibilidad, basándose en la interrelación del nexo agua-energía-alimentación y su equilibrio ante factores de impacto medioambiental y como consecuencia del cambio climático.

Liderado por la UAB, y contando con el Joint Research Centre de la Comisión Europea, a través de un consorcio formado por universidades y centros de investigación europeos, entre los que se encuentra el Instituto Tecnológico de Canarias, el proyecto MAGIC busca ofrecer las evidencias científicas en las que apoyar la formulación de políticas europeas que respondan a las necesidades de las sociedades futuras.

eldiario.es

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »