Lun. Nov 18th, 2019

Hermigua encarga un proyecto para el futuro «Parque de El Convento», aunque ya existía uno del año 2015 por 383.115 euros

 

Yordán Piñero, alcalde de Hermigua, ha dado a conocer este lunes el que está llamado a ser el proyecto más ambicioso de los últimos años en el municipio. Y es que el Ayuntamiento ha dado luz verde al que será el parque público más moderno de la isla de La Gomera y que, inspirándose en las formas tradicionales de los bancales, unirá la zona de El Convento con el barranco de Monforte.

El proyecto surge de la necesidad de aprovechar los espacios públicos municipales “y redimensionarlos para el disfrute tanto de los vecinos como de los visitantes, pero hacerlo inspirándonos en nuestro propio paisaje y adaptando la orografía a los diferentes usos que queremos darle a este nuevo parque”, explica Piñero.

De esta manera, y tomando como referencia la propia agudeza histórica del gomero, que supo adaptarse a lo abrupto de la geografía insular mediante los bancales y terrazas, se ha encargado un proyecto “que sintetice la misma idea para salvar el desnivel entre El Convento y el barranco de Monforte”, formando así “terrazas donde se sitúen los diferentes espacios lúdicos y de ocio y mimetizándolos con su privilegiado entorno mediante el uso tradicional de la piedra”, señala el alcalde.

El proyecto incluye, entre otros elementos, además de los bancales que servirán de plataformas para el recreo, señalar zonas de senderos, circulación y conexión con estas mismas terrazas, permitiendo así la movilidad transversal en toda la superficie del parque, que tendrá zonas específicas para diferentes usos como el deporte, juegos infantiles, así como espacios de descanso o lectura.

El regidor señala que el proyecto contempla que el bancal de mayor dimensión, situado en la cota inferior del parque, se configura como un espacio polivalente que permite un uso flexible para adaptarse a las necesidades del municipio. “En él se podrán desarrollar diferentes eventos como conciertos, mercadillos o ferias gastronómicas”, refiere Yordán Piñero.

Asimismo, se respetarán las palmeras existentes y se incorporarán nuevas especies vegetales autóctonas que atenderán a los diferentes usos que tendrán los bancales, creándose asimismo zonas de sombra que dotarán al conjunto de la calidad arquitectónica y medioambiental deseada.

El proyecto fue resultado del concurso convocado por el Ayuntamiento de Hermigua en 2015 y estuvo realizado por el estudio de arquitectura Makin Molowny. Una obra que el Grupo Gobierno tienen previsto financiar con cargo a los fondos provenientes del FdCan, así como se otras fuentes de financiación provenientes de otras administraciones, con las que se reunirá en breve, con el objetivo de logar que este proyecto se convierta en la primera piedra de la modernización definitiva de los espacios públicos del municipio de Hermigua.

EL PROYECTO DE 2015

El proyecto de 2015 estaba inspirado en los bancales y senderos que los comunicaban construidos por nuestros antepasados. En el proyecto se fusionan para crear el futuro parque.

Se presentaron 13 propuestas de diseño y un jurado del concurso convocado por el Ayuntamiento de Hermigua, eligió, como ganadora ‘9 Formas’ del Estudio “Makin y Molonwny” SL, con un presupuesto de ejecución material asciende a 383.115 euros.

En aquel momento el Ayuntamiento destaco «el concienzudo análisis de la utilización histórica del ámbito, el adecuado planteamiento de los criterios de sostenibilidad, el uso de materiales como la piedra y la madera, la conservación del palmeral existente y la introducción de nuevas especies vegetales autóctonas.

Además, el jurado valoro también, entre otros motivos, el cuidado tratamiento de los detalles, su integración en el contexto natural y cultural en el que se inserta, su adaptación topográfica y la creación de diversos ámbitos que dan respuestas a los diferentes usos solicitados.

Según dicho proyecto de 2015, el Parque se entiende como un discurrir de senderos que discurren desde la Plaza de Santo Domingo, punto de cota más alta, hasta el interior del barranco, punto de cota más baja del parque, proporcionando al visitante en su recorrido diferentes visiones de la Isla, desde los Roques de San Pedro hasta el mar como telón de fondo.

Se continuaba diciendo en 2015 que “el nuevo espacio de ocio se organiza en diferentes zonas escalonadas de uso, que adaptándose a la topografía existente y conectadas por senderos accesibles, van ofreciendo al visitante diferentes experiencias en este privilegiado entorno cultural”.

En total se creaban, según dicho proyecto, nueve bancales o espacios de uso de dimensiones diferentes destinados a zonas de descanso, zonas de ocio, zona de juegos infantiles, espacios de sombra y un gran espacio central polivalente y flexible preparado para albergar diferentes actividades del municipio, desde actuaciones de diversa índole hasta mercadillos de artesanía y venta de productos alimenticios autóctonos.

La propuesta de Jose Ramon Mora de hace tres meses

El Concejal Jose Ramon Mora propone que el Ayuntamiento tome las medidas necesarias para iniciar un proceso de concurso de ideas, para la elaboración de proyecto a desarrollar en esta zona municipal y aledaña al Convento y que dote en los Presupuestos Municipales de este año de las cantidades necesarias para el concurso-redacción del proyecto y se gestiones los créditos necesarios con las entidades correspondientes para financiar su ejecución a lo largo de los próximos años.

La justificacion

El convento dominico San Pedro Apóstol de Hermigua fue el principal foco de cultura del norte de la isla y uno de los más importantes centros culturales de La Gomera.

La importancia del convento no se limita solo al aspecto religioso sino a la dimensión cultural que proporcionó, puesto que en él se daban clases elementales de gramática y teología, y se enseñaba a leer y a escribir, etc. El convento también representa los orígenes del pueblo de Hermigua, pues desde esta zona llamada antiguamente «Entreríos», se inició el despegue demográfico y urbanístico del valle.

Los orígenes del espacio religioso se remontan a principios del siglo XVI, cuando se erige una pequeña ermita, muy modesta, de caña y barro, al lado del barranco de la Calle, que en torno a 1596 sufre una inundación. Los religiosos del momento decidieron trasladar la ermita a la parte del Lomo de San Pedro, donde en torno a 1598 erigieron otra ermita llamada de San Pedro, actual capilla Nuestra Señora del Rosario.

A partir de entonces, empiezan a hacerse una serie de ampliaciones y se construye la nave central de la iglesia Santo Domingo de Guzmán y la capilla de Santa Rita. Los frailes dominicos tomaron posesión del convento San Pedro Apóstol de Hermigua el 18 de marzo de 1611 a las ocho de la mañana.

Al principio, los frailes vivían de la mendicidad, pero a partir del siglo XVII su patrimonio, y con él el de la iglesia Santo Domingo de Guzmán, comienza a crecer a través de mandas pías, tributos y cesiones de tierras y molinos. El siglo XVIII representa el esplendor del convento y de la iglesia, donde se instauran las imágenes más representativas como son la de Santa Rita y Santo Domingo. En el siglo XIX, el convento dominico entra en decadencia y en 1820, con la desamortización de Mendizábal, se ordena su cierre.

El convento dominico San Pedro Apóstol cerró definitivamente sus puertas en 1821 y pasa a manos privadas. Desde entonces y hasta los años 40 del siglo XX, la zona entra en una especie de abandono, que vuelve a resurgir gracias al interés de los vecinos a partir de 1943, cuando se ordena parroquia la iglesia Santo Domingo de Guzmán del municipio gomero de Hermigua.

Aledaña a la iglesia de Santo Domingo de Guzmán, encontramos una edificación de dos plantas que corresponde a las celdas, refectorio y claustro del antiguo convento de San Pedro Apóstol. Actualmente pertenecen a viviendas particulares, pero en el pasado fueron la parte menos visible de la vida conventual.

Igualmente encontramos también, la plaza Victoriano Díaz Montesinos y el antiguo Bar Mirador restaurados y transformado este último en un espacio cultural que necesita una cierta dinamización cultural y social.

“En la misma zona posee el Ayuntamiento una zona pública que fue adquirida por el Ayuntamiento de Hermigua en mi época como Alcalde, con el fin de crear una zona dotacional parecida al Parque del Curato.”

“Parece que pueden correr buenos tiempos para La Gomera, por la disposición del Gobierno Autónomo, Cabildo Insular y Estado y la posibilidad de conseguir créditos para la realización en esta zona, de las obras y acondicionamiento la misma exige y merece”.

 

 

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »