Lun. Nov 18th, 2019

Gigante turístico británico, Thomas Cook, colapsa y deja a la deriva a cientos de miles de clientes que están de viaje

Un Airbus A321 de Thomas Cook despega desde Palma de Mallorca, España

  • Las autoridades británicas han iniciado el proceso de repatriación de los clientes de Thomas Cook, la operación de este tipo más grande en la historia del Reino Unido.

Thomas Cook, la compañía de viajes más antigua del mundo, ha colapsado e iniciado un proceso de liquidación. Las negociaciones con entidades crediticias sobre un financiamiento adicional de su deuda no lograron salvar a este gigante turístico del Reino Unido.

La Autoridad Civil de Aviación del Reino Unido ha anunciado en un comunicado el cese de todas las transacciones del grupo con efecto inmediato y ha señalado que todas las reservas realizadas por este, tanto de vuelos como de ‘packs’ de vacaciones, han sido canceladas. La página web de la compañía ha dejado de estar disponible.

El Gobierno británico, junto con la Autoridad Civil de Aviación, ha iniciado el proceso de repatriación de los decenas de miles de clientes de Thomas Cook que se encuentran en el extranjero, la operación más grande de este tipo en la historia del país en tiempos de paz. Se estima que alrededor de 600.000 personas que contrataron los servicios de la compañía están de viaje en estos momentos, alrededor de 150.000 de los cuales son británicos.

«Quisiera disculparme ante nuestros millones de clientes y miles de empleados, proveedores y socios que nos han apoyado durante muchos años», ha afirmado el director ejecutivo del grupo, Peter Fankhauser, en las primeras horas de este lunes. «Es una cuestión de profundo pesar para mí y el consejo que no tuviésemos éxito», ha agregado.

Además de los turistas que quedaron a la deriva, los 21.000 empleados de la compañía se enfrentan a un escenario de despidos masivos en 16 países y sus 550 oficinas en Reino Unido afrontan un posible cierre.

El gigante turístico, fundado en 1841, comenzó sus servicios ofreciendo excursiones locales en tren, sobrevivió las dos guerras mundiales y fue el primero en ofrecer viajes organizados en Europa, expandiendo con el tiempo la geografía de sus operaciones.

Ahora el grupo, golpeado por la competencia de los servicios de viaje ‘online’ y en parte por las recientes olas de calor en Europa, que empujaron a sus clientes a posponer las reservas de última hora, está devastado por una deuda de 1.700 millones de libras esterlinas (más de 2.122 millones de dólares). Otros factores que contribuyeron al fuerte endeudamiento de la compañía fueron los cambios en el mercado turístico y los acontecimientos geopolíticos desarrollados en los últimos años.

A largo plazo, el colapso de Thomas Cook podría afectar a las economías de sus principales destinos, como España y Turquía, indica Reuters.

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »