29/09/2020

FSC-CCOO exige a Casimiro Curbelo una disculpa a los empleados públicos

  • El sindicato tacha de “disparatada” la idea de hacer un ERTE en la administración

 

El secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras Canarias (FSC-CCOO), Pedro Costeras, lamentó este lunes que la estrategia para combatir los efectos económico del Covid-19 propuesta por el presidente de la Federación Canaria de Islas (Fecai), Casimiro Curbelo, sea “recortar aún más el Estado”, cuando “precisamente han sido los recortes anteriores los que han agravado la situación actual”. Se trata, afirma el dirigente sindical, de “la misma receta neoliberal que nos ha traído hasta aquí”.

Costeras salió así al paso de las declaraciones de Curbelo formuladas la pasada semana, cuando afirmó que ante una eventual crisis económica y una administración “sobredimensionada” no debería descartarse la posibilidad de recurrir a los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) en el ámbito de las administraciones públicas.

Para Costeras, resulta obvio, a tenor de lo que se está viendo en la atención hospitalaria con motivo del Covid-19 y de la saturación del resto de servicios esenciales, que las administraciones públicas no están bien dimensionadas, “pero no lo están en el sentido inverso a lo que expresa Curbelo. Para él, las administraciones tienen aún demasiados empleados, porque no le resultan suficientes los extraordinarios recortes que han venido haciendo los responsables políticos desde el año 2008”. Se trata, señala Costeras, de una solución “absolutamente ideológica”, como lo demuestra el hecho de que, ante cualquier problema, “la primera idea es siempre recortar los servicios públicos, servicios que prestan, precisamente, esos empleados públicos de los que se quiere prescindir”.

Costeras señala que, desde hace muchos años, el sindicato ha venido denunciando las consecuencias, fácilmente deducibles, de la destrucción de empleo público y de las agobiantes tasas de reposición que han limitado al máximo e impedido la sustitución de las jubilaciones que se han producido en los últimos 10 años en todos los servicios públicos.

Asimismo, esto se viene a demostrar con el sentido del decreto 4/2020 aprobado hace unos días por el Gobierno de Canarias, decreto que provee de personal a servicios públicos esenciales transfiriendo empleados públicos de otros departamentos cuyos servicios han quedado momentáneamente suspendidos. Esto significa, señala Costeras, que el propio Ejecutivo reconoce que hay servicios públicos que no tienen el suficiente personal, “por lo que mal vamos si lo que quiere Curbelo es que se reduzca aún más el número de empleados públicos”.

CCOO aplaude esta medida de cambios temporales de destinos de los empleados públicos. Este es el camino: la utilización de todos los recursos humanos de la administración para cubrir los servicios esenciales para hacer frente al Covid-19 y para atender a la parte más sensible de la sociedad en estos momentos de crisis sanitaria y económica. Pero, al mismo tiempo, considera detestable el mensaje del presidente de la Fecai, Casimiro Curbelo, que “en nada contribuye a levantar la moral de unos empleados públicos que en estas semanas lo están dando todo al servicio de la sociedad, en la sanidad, en los servicios sociosanitarios, en la seguridad pública, en las emergencias, en el medio ambiente, en la limpieza viaria y recogida de residuos, en la enseñanza, en la dependencia, en la atención a las personas despedidas y afectadas por ERTE, en la hemodonación, en la radio y la televisión pública y en un largo etcétera imposible de relatar. Los verdaderos héroes y heroínas de esta lucha son trabajadores y trabajadoras, en la mayoría de los casos del sector público, que merecen una disculpa del señor Curbelo”, afirma Costeras.

Las políticas que se han venido haciendo todos estos años anteriores, señala el secretario general de FSC-CCOO, y que son las mismas en la que sigue insistiendo Casimiro Curbelo, se han saldado con la pauperización de las administraciones públicas y el engordamiento del sector bancario, sector al que, por cierto, “no se recurre ahora para que contribuya a sacar adelante esta situación, sino que se pide un sobreesfuerzo a una plantilla diezmada de empleados públicos”. Costeras señala que es “muy viejo” el planteamiento económico de aquellos que “cuando ven un servicio público quieren convertirlo en un negocio. Pero lo que está ocurriendo en estos días nos debe hacer reflexionar sobre el papel de la empresa privada en el sector público, el estado lamentable en el que las empresas de ambulancias ponen a sus trabajadores, la empresa que gestiona el call-center del 112, anunciando que no pagará a los suyos. “Aprendamos la lección para salir de esta crisis en la dirección correcta, reforzando al sector público y no todo lo contrario” recuerda FSC-CCOO a Curbelo.

Una idea “disparatada”

“Por si esto no fuera suficiente”, señala el secretario general de la FSC-CCOO, Curbelo también yerra al proponer que las administraciones públicas recurran a los ERTE, cuando esta figura jurídica lo que pretende es salvar la viabilidad de empresas y puestos de trabajo en el sector privado por medio de aliviar de la presión de los salarios, que pasan a depender de los presupuestos del Estado. Lo que no tendría lógica, señala Costeras, es que “el Estado hiciera un ERTE a sus empleados para ahorrarse la presión de los salarios por la vía de hacer que esos salarios también los pague el Estado”. La idea, señala Costeras, “es como mínimo disparatada”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »