29/09/2020

La Agencia Española y Productos Sanitarios ha autorizado este viernes el primer ensayo clínico de una vacuna anti-covid. Así lo ha anunciado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una rueda de prensa. Se trata de la segunda fase de examinación de ese fármaco, que se probará en 190 personas sanas en tres hospitales: los madrileños de La Paz y la Princesa, y el cántabro de Valdecilla.

España será uno de los tres países europeos -también Alemania y Bélgica- en los que se realizará la segunda fase de ese ensayo clínico, que ya se llevó a cabo en una primera fase en EEUU y Bélgica. La prueba en ese caso se realizó en un total de 1.045 personas. En total, el segundo periodo de pruebas alcanzará a un total de 590 personas, según ha explicado Illa. «Habrá una fase tres en el ensayo clínico antes de lograr una aprobación para su comercialización», ha agregado.

«Cuando se llega a esta fase quiere decir que hay una experiencia amplia en animales que plantean que no hay riesgos de toxicidad. En la fase 1 participaron 1.045 personas como para poder plantearnos ir a una siguiente fase -ha afirmado Illa-. Es un hito más en este trabajo inmenso que se está haciendo para conseguir una vacuna. La propia agencia mantiene contacto con múltiples investigadores para que en caso de que sea posible aprobar otros estudios».

La intención de ese ensayo clínico de la vacuna que está desarrollando la compañía Johnson & Johnson comience «de forma inmediata», según ha explicado el ministro de Sanidad, que no ha querido aventurar ningún plazo para el ensayo: «Aquí hay que valorar hacerlo todo lo más rápido posible pero con seguridad. Estamos hablando de al menos un mes, o de algunos meses». «La selección del centro y el reclutamiento corre a cargo de la compañía». Los ensayos clínicos están «protocolarizados. «Los centros hospitalarios propuestos por la compañía, a la que agradezco el signo de confianza en nuestro sistema hospitalario, y les corresponderá el seleccionar a las personas siguiendo los criterios», ha señalado Illa.

«A nivel de reparto no nos da ninguna ventaja», ha respondido el ministro a preguntas de los periodistas sobre si participar en ese ensayo supone algún beneficio para España. Illa ha dicho que sí supone un avance porque «ayuda a generar conocimiento» científico. «Es un reconocimiento a la calidad investigadora de nuestro sistema de salud», ha rematado, «pero no supone ninguna ventaja respecto a obtener más dosis u obtenerlas antes».

La Comisión Europea ha firmado un contrato con AstraZeneca por el que todos los Estados miembros podrán comprar 300 millones de dosis de la vacuna, con la opción de 100 millones de dosis adicionales, que se distribuirán a en función de la población. El acuerdo, anunciado hace dos semanas y sellado ahora, supone que España podrá acceder también a una vacuna de la farmacéutica anglosueca, uno de los proyectos más avanzados, desarrollado por la Universidad de Oxford, y que se encuentra actualmente en los ensayos clínicos para intentar garantizar su seguridad y su eficacia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »