29/10/2020

Eslóganes III de Juan de Portoplano

El de Portoplano, hace mucho y mucho tiempo se había retirado al silencio de su habitación, en su pequeña ciudad o localidad o barrio, de algún lugar del mundo, intentaba realizar sus deberes y obligaciones sociales y personales y familiares, y después, en el silencio del enorme ruido y música del mundo, quería con palabras e ideas y preguntas abarcar algo del mundo. Diríamos que era un investigador y buscador de la realidad con y en palabras e imágenes y textos y contextos…

– Los humanos, entre unos derechos y deberes que tienen, uno son los metafísicos, es decir, tienen el deber y el derecho de buscar a Dios, al Buen Dios. Y ese, deber y ese derecho, nadie se lo puede quitar, ni él mismo a si mismo, ni ningún colectivo o sociedad o ideología o filosofía o Estado a sus ciudadanos.

– También es cierto, de las varios cientos de religiones positivas existentes en el mundo, de las miles que han existido, de las dos grandes docenas actuales, no todas son lo mismo, ni en sus teorizaciones, ni en sus dogmas, ni en sus prácticas, por lo cual, todo ser humano tiene el deber y el derecho de buscar el concepto de Dios y de religión, que crea es más verdadero, más bondadoso, más racional, más demostrable. Y nadie, ni individuo, ni grupo, ni colectivo, ni ideología, ni filosofía, ni Estado, ni sociedad, ni Cultura puede quitarle ese derecho y ese deber de buscar de todo ser humano, no solo a Dios, sino al Dios que crea es más Dios, que es más verdadero y bondadoso.

– Pero también, cada ser humano, se sitúe en una religión o en otra, en un ateísmo o en un agnosticismo, en un teísmo tiene el deber y el derecho, de poder cambiarse a otra religión o a ninguna. Y eso, solo lo puede juzgar Dios. Ningún poder en la tierra, ni individuo, sociedad, cultura, ideología, ni otra religión le puede obligar a un ser humano a que crea o no crea en esa religión o en ninguna, o se cambie a una o a otra. No ser sancionado, ni castigado, ni perseguido de ninguna manera, de ninguna forma, ni legal, ni social, ni culturalmente…

– Si existe Dios, Dios ha permitido al ser humano tener voluntad propia y libertad propia y entendimiento propio, aunque sea limitado todas esas potencias y facultades, y si Dios, si Dios permite esa libertad, nadie en la tierra le puede prohibir esa libertad donada y dada por Dios a todo ser humano. Otra cosa, es que cada posición ideológica o filosófica o metafísica o religiosa, en paz y en tolerancia defienda sus puntos de vista, los exponga, pero sin coacciones de ningún tipo, sin ningún sistema de lavado del cerebro, sin ninguna presión de ningún modo o forma. Porque si Dios ha dado esa libertad al ser humano, el ser humano no puede quitar a otro ser humano esa libertad…

– Los poderes sociales y políticos y militares ya no necesitan a las religiones para ser cadena de transmisión de sus normas, para la cohesión social, porque ya tienen los elementos jurídicos y políticos suficientes, y ahora los púlpitos son los medios de comunicación, radio y televisión y periódicos e Internet, por tanto, el poder y los poderes seculares, ya no necesitan tanto, a los poderes religiosos… Esta es una de las razones, por la cual las religiones estén disminuyendo tanto su presencia en el mundo., salvo las religiones que forman una unidad lo social y lo político y lo religioso, que esas, posiblemente irán creciendo y se irán imponiendo y extendiendo, porque no habrá tantas contradicciones entre los poderes sociales y políticos y económicos y culturales y militares y religiosos.

– ¿Quizás, ahora, en general, salvo razones excepcionales, los padres no se oponen al casamiento de sus hijos, salvo en casos muy especiales con determinada persona, pero si sucede, que un tanto por ciento de la población, llegan a la separación y al divorcio por la influencia negativa de los padres, de alguno de los padres de algún conyugue o de ambos?

¿Quizás, si empiezan a darse el caso de sociedades en que existen varias comunidades religiosas, volvamos a situaciones como en la Edad Media, que parte de la familia no ven bien el casamiento de personas de distintas religiones, culturas, geografías, etc., porque tienen costumbres muy diferentes en todo, quizás, este problema vuelva a renacer o ya lo está haciendo, porque incluso algunas religiones obligan al conyugue que no es de su religión a que se convierta…?

– Lamentas quizás haber creído demasiadas cosas, sin antes haber sido probadas.

– He intentado hacer gran literatura-filosofía con palabras y pinturas. Pero, o no he sido capaz de conseguir ese fin, o no ha sido entendida, o ambas cosas a la vez.

– Tan grande ha sido el fracaso en el mundo de la cultura, que piensas, si cambiasen las tornas y te diesen todos los premios posibles, ya no te los creerías.

– Escribir una frase que sea necesaria, igual que los físicos buscan una ecuación de dos líneas que explique todo el universo.

En el silencio del bosque verde o gris del asfalto el de Portoplano intentaba situar la racionalidad que brillase sobre la irracionalidad, que no somos pasiones, también somos razón…

http://twitter.com/jmmcaminero        © jmm caminero (22 enero-23 septiembre 2020 cr).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »