03/08/2020

La Policía de Alemania dio con un sótano secreto en una huerta en las afueras de Hannover que ocupó el sospechoso de secuestrar a la niña británica, Madeleine McCann. El sótano pertenecía a una cabaña que ya no existe y que había sido utilizada en el verano de 2007 por el sospechoso número uno de haber secuestrado a la niña en el Algarve, Portugal.

Christian Brueckner, según contó un vecino de la zona a medios locales, utilizó dicha cabaña durante el año 2007, el mismo año de la desaparición de la niña. El pequeño edificio que había en esta parcela de tierra fue derribado también en 2007.

La policía encontró durante el rastrillaje el sótano bajo los escombros y la maleza que ha crecido en el lugar donde se ubicaba el edificio demolido. Brueckner no tenía su domicilio declarado en esa huerta, ya que en ese tipo de parcelas no está permitido, pero se lo veía a menudo paseando sus perros o haciendo barbacoas.

El caso de Madeleine resonó a escala mundial y recibió una gran cobertura en el Reino Unido, en parte debido a los esfuerzos de sus padres, Kate y Gerry McCann, por lograr la máxima atención. Cientos de voluntarios participaron en la búsqueda.

Christian Brueckner es el principal sospecho del caso. El hombre, de 43 años, vivió en Portugal entre 1995 y 2007, donde trabajó como camarero, y tiene condenas por robo, abuso de menores y violación de una mujer de 72 años.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »