30/09/2020

En Orihuela: Fundación Cultural Miguel Hernández

Miguel Hernández Gilabert, Orihuela, 1910, Alicante, 1942 es uno de los grandes poetas del hispanismo, entre la generación de 1927 y la llamada de 1936.

Quizás, una vida corta insertada en un talento grande o genial, quizás, podríamos así definir a Miguel Hernández, una vida difícil, como tantas en aquella época, metido en un cuerpo limitado y en una historia y sociedad limitada.

¿Qué podría haber hecho, todos esos grandes hombres y mujeres, si en vez de vivir unas vidas tan cortas, hubiesen sido largas, cuántos miles de poemas nos podrían haber creado Miguel Hernández, Lorca y quizás, otros, que nunca pudieron empezar sus prosas y versos, o, tantos, en otros campos? ¿Quién sabe podemos imaginar, si no hubiese sido Neruda, Premio Nobel, su amigo Neruda, sino que hubiese sido Miguel Hernández…?

Quizás, esta Fundación, no puede averiguar que versos o poemas o libros, Miguel Hernández habría escrito de haber vivido y existido y respirado cincuenta años, sesenta, ochenta años. Pero quizás, esta Casa Fundación Museo, al menos, intenta que lo que hizo, recuperarlo, que no se olvide, analizarlo, estudiarlo, difundirlo. Y, además, en su contexto, de su pueblo, de su casa familiar, de su momento sociohistórico.

Cuando nos acercamos a beber, de la biografía y versos, de estos genios, como puede ser M. Hernández, siempre nos estamos enfrentando a multitud de enigmas, de su persona, pero no solo de su sociedad y de su historia, de porqué realizó este acto o dejó de hacerlo, porqué tomó partido por una solución y no por otra, porqué rectificó o dejó de rectificar. Como todo ser humano, toda persona tiene sus claros y sus obscuridades, sus negruras y sus blancuras, además como un pez o una ballena que existe en un mar, en el caso de lo humano, sociocultural, sociohistórico, sociogeográfico… ¡Los claros y obscuros de personas y sociedades y tiempos…!

Existen dos explicaciones o hipótesis o teorías, que toda sociedad-país o entidad sociopolítica, y lo que contiene, es decir, geografía y naturaleza, sociedad y seres humanos y cultura e interpretación del mundo, además de economía, vive, toda, en dos polos, o en periodos, diríamos de paz y de progreso y de riqueza, mezclados con periodos de convulsiones, muchas veces, terminando en conflictos sociales y políticos y económicos, cuándo no militares. Unos, piensan que los periodos primeros son más largos que los segundos, otros, que es al revés, unos que en los primeros se insertan los segundos, otros, que los esenciales son los segundos y entreactos los primeros.

No, no puedo indicarles la solución. Pero parece, que en todas las sociedades, existen como ese gran ciclo, con alturas y bajuras. Si los grandes poetas y los pequeños versificadores, nos enseñan algo, o al menos, debemos aprender y aprehender de ellos y de ellas algo, es intentar no cometer los mismos errores de sus épocas y tiempos. Por tanto, en unos tiempos actuales, que diríamos están o parece, que podemos estar abocados a una crisis social y económica y política y biológica-vírica y, quién sabe, cuántos más flecos de ésta. Deberíamos aprender que la Paz y la paz, es el gran valor, del que nacen como de un árbol-bosque todas las ramas, positivas y buenas. Lo expreso muchas veces, diríamos con esa interrelación de Paz interior, pan en todos sus niveles, pax sociopolítica. PAZ(N)X.

El legado de Miguel Hernández, creo que nos muestra y demuestra y nos enseña y nos presenta. Es más, si él pudiese vivir y existir, y hubiesen llegado sus huesos y su sangre hasta los años ochenta o noventa del siglo pasado, nos habría indicado, creo o pienso, el gran valor de la paz, y que la paz solo se puede conseguir, entre todos los individuos y estratos sociales, cada uno ceda algo, para que la finalidad de la paz surja en los corazones y en las entidades sociales de todo tipo, porque de la paz dimanan la equidad, la armonía, la colaboración, la solidaridad, el desarrollo de las potencias del ser humano, individual y colectivo.

Terminaría, indicando o sugiriendo, si se me permite, de forma equivocada o correcta, pero con buena voluntad, que esta Fundación u otras similares, dedicadas a grandes escritores o artistas plásticos o filósofos, entre sus muchas actividades, estudiasen, ampliar su función y finalidad a recoger datos y obras de personas de su generación.

Quizás, existan en este suelo patrio, lleno de sol y de memoria, docenas, cientos, miles de poetas y prosistas de la generación de Miguel Hernández, quizás figuras, de segunda o quinta categoría, pero que intentaron realizar su pequeña contribución al entendimiento humano. Ahí dejo el guante, hoy con Internet, es posible, hoy solo es abrir una nueva pestaña en la Web de la página oficial de estas casas museos fundaciones…

¡Solo nos queda, que usted estimado lector que en alguno de sus viajes por estas tierras, donde está inserta esta Fundación, usted en un rato o tiempo, visite esta casa museo, y al mismo tiempo, de vez, de vez en cuando lea y piense y sienta algún verso y poema y texto escrito de este gran poeta, este gran árbol, que solo pudo crecer unos cuantos metros y, solo dar sombra unos cuantos lustros…!

 http://filosliterarte.blogspot.com.es     © jmm caminero (18-26 agosto 2020 cr).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »