sáb. Ago 24th, 2019

El volumen de la deuda adquirida por el Macrismo no tiene parangón en la historia argentina

La deuda que ha contraído el Gobierno de Mauricio Macri en los tres primeros años de gobierno equivale a un Plan Marshall en valores actuales (120.532 millones de dólares).

Así lo constata el informe ‘Macri. Anatomía de una deuda inútil’ realizado por Celag que advierte de que, de no tomarse “urgentes acciones correctivas”, podría repetirse la dramática experiencia vivida en el año 2001 del ‘corralito’.

De la deuda recibida en estos años, el FMI ha aportado 39.000 millones de dólares, y desembolsará en los próximos meses 18.000 millones de dólares adicionales, fiel al compromiso adquirido de desembolsar el 90% del crédito antes de las elecciones de octubre de este año. Un total de 57.000 mil millones de dólares que sitúan a Argentina como el deudor del 60% de los préstamos que este organismo tiene otorgados.

El informe hace una comparativa del anterior Gobierno Kirchnerista y el de Macri y la relación de ambos con el FMI. Entre 2003 y 2006 el Gobierno de Néstor Kirchner canceló la totalidad de la deuda contraída con ese organismo, destinando una parte del ingreso de divisas, lo cual implicó el final de su supervisión sobre la economía argentina.

En tan solo tres años del Gobierno de Mauricio Macri, el volumen de la deuda adquirida no tiene parangón en la historia argentina.

En conjunto, los ingresos de divisas por deuda, exportaciones e inversiones externas, el Macrismo ha recibido 130 mil millones de dólares al año, de los que apenas el 56% provino de las exportaciones. En valores actuales, la Dictadura (1976-1983) recibió 28 mil millones de dólares por año, la Convertibilidad (1991-2001), 65 mil millones de dólares anuales, y el Kirchnerismo (2003-2015), 89 mil millones de dólares anuales, de los cuales un 86% fueron ingresos de exportación.

De cada 100 dólares disponibles, Macri ha usado 60 para partidas financieras (fuga de capitales, intereses, pagos de deuda, y remisión de utilidades y dividendos), 17 para importaciones ociosas y apenas 23 para importar bienes vinculados a la producción, subraya el informe.

En estos tres años, la economía argentina ha desperdiciado hasta 3.985 mil millones de pesos por el mal manejo de divisas, lo que equivale al costo de construir hasta 5.756 hospitales, 32.217 escuelas, o hasta 31 años de Asignación Universal por Hijo.

En términos de empleo, no sólo no hubiese caído el nivel de ocupación, sino que se podrían haber creado hasta 130 mil puestos de trabajo nuevos.

Los datos macroeconómicos no pueden ser más desalentadores. A pesar de tal nivel de endeudamiento, en estos años la economía se contraído un -2% acumulado; los precios han sufrido una subida de 168,9%; el desempleo ha aumentado hasta un 10,1%; y la pobreza se ha incrementado hasta el 32%.

“El derroche de divisas de los últimos años forja un panorama desalentador. La corrección del déficit comercial ya no será suficiente para restablecer los equilibrios externos”, advierten los autores del informe.

Según las estimaciones de Celag, si la economía argentina se hubiese comportado como en las últimas cuatro décadas, dada la disponibilidad de divisas con las que contó el Macrismo, el PIB de 2018 sería hasta un 8% más alto que en 2015, en lugar de un 2% más bajo.

El próximo Gobierno deberá abonar en sólo cuatro años 130.168 millones de dólares por capital e intereses.

Equivalen al 25% del PIB por lo que, entre 2020 y 2024, anualmente deberán destinarse 6 de cada 100 dólares a cancelar deuda. “Sin poder contar con mercados financieros alternativos, el grillete de la deuda está cerrado sobre la soberanía argentina”, advierten.

nuevatribuna.es


Puedes dejar tu comentario con Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »