Erupción en La Palma, con casas muy cercanas y hacia las que se ha dirigido la lava desde este domingo Abián San Gil Hernández

0 0
Tiempo de lectura:4 Minutos, 30 Segundos

El volcán de La Palma vuelve a lanzar lava y ceniza tras una mañana en calma. El Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) ha advertido que desde hace pocos minutos han vuelto a observarse explosiones estrombolianas de baja intensidad en la zona de Cumbre Vieja. El Instituto Geológico Minero de España (IGME) constató que el nuevo volcán ha entrado en una fase de descanso y señaló que la cuestión es poder prever si se prolonga esta etapa o si, por el contrario, vuelve a una fase eruptiva a corto plazo.

Durante la tarde de este lunes, después de varias horas de calma, Involcan subrayó que aún era demasiado pronto para afirmar que la erupción había terminado. »Se conocen varias erupciones históricas en Canarias que, después de una pausa de algunos días, retomaron nuevamente vigor», apuntó el Instituto. Para poder establecer que la erupción ha terminado, tendría que registrarse una ausencia de actividad eruptiva por un número suficiente de días y también valores nulos en la emisión de dióxido de azufre. »Con respecto a la sismicidad, es posible que terremotos de pequeña magnitud sigan registrándose hasta años después de la finalización de la erupción», añadió Involcan.

Por su parte, el Gobierno de Canarias señaló esta tarde en una rueda de prensa que el dispositivo de seguridad desplegado en La Palma se mantendrá »con la misma intensidad» mientras dure la erupción del volcán de Cumbre Vieja. El consejero responsable del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca), Julio Pérez, insistió en que el Gobierno canario tiene dos objetivos primordiales: proteger a la ciudadanía y reconstruir la zona afectada. Para lograr ambos es »fundamental» conocer el alcance de la colada, hasta dónde puede discurrir y en qué momento podría llegar al mar, si lo hace, así como determinar con exactitud las viviendas y construcciones afectadas.

Para obtener toda esta información son determinantes los trabajos de monitorización y observación, llevados a cabo por los científicos que intervienen en la zona. »El conocimiento que trasladan es muy útil para la toma de decisiones del Comité Director», apuntó Pérez.

El director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, explicó que la calidad del aire sigue siendo buena y no hay problemas para la salud. A pesar de ello, con el fin de evitar que la caída de ceniza genere problemas respiratorios y oculares, recordó la importancia de usar mascarillas FFP2, gafas protectoras, guantes y ropa de manga larga. «La población en estos momentos está segura y debe permanecer atenta a los comunicados oficiales», concluyó Morcuende.

La llegada al mar

Morcuende ha señalado que el proceso eruptivo muestra »continuidades y discontinuidades». La distancia entre la lava y el mar oscila entre los 800 y los 1.000 metros en línea recta, »aunque se adaptará a las características del terreno». La colada norte, que emana del cono principal, empezó a moverse con rapidez este domingo y llego a la montaña de Todoque. Ahora »se encuentra muy frenada».

Ante el riesgo de que la llegada de la colada al océano provoque explosiones o vaporizaciones, el Comité Director decidió a última hora de ayer el confinamiento de unos 300 vecinos de las zonas costeras del municipio de Tazacorte, concretamente San Borondón, Marina Alta, Marina Baja y La Condesa. El objetivo es evitar que queden expuestos a determinados gases (ácido clorhídrico) que afectarían principalmente a los bronquios y a los ojos. En ese sentido, aclaró que estas nubes de gases se diluyen rápidamente y que esta medida se toma con carácter preventivo, tal y como obliga la Ley de Protección Civil y el PEVOLCA.

Mientras, la directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco, dio parte de las conclusiones del Comité Científico, explicando que la erupción se concentra en el cono volcánico y que el proceso eruptivo sigue mostrando episodios de incremento y disminución de la actividad, que son característicos de la actividad volcánica de las Islas.

En cuanto a la sismicidad, la directora del IGN comentó que se observa una disminución brusca de la señal del tremor en las últimas horas. Esta madrugada se ha registrado un enjambre sísmico, que vuelve a retomar el mismo área de superficie y las mismas profundidades del comienzo de este periodo sísmico, el 11 de septiembre.

Después de los últimos cambios en el proceso eruptivo en La Palma y al aumentar la posibilidad de que las coladas volcánicas entren en contacto con el mar, la Dirección General de la Marina Mercante modificó anoche la zona de prohibición a la navegación una milla más al norte.

En cuanto al número de personas evacuadas, el Director Técnico recordó que ayer pudieron regresar a sus casas las personas desalojadas el pasado viernes en Tajuya y Tacande de Arriba y Tacande de Abajo, unas 200 aproximadamente, pero que aún permanecen evacuadas de forma preventiva las 5.600 personas del primer día. Sobre los albergados, el Comité Director informó que en estos momentos no hay nadie en el acuartelamiento de El Fuerte, aunque permanece operativo para primera filiación y derivaciones, y que en el hotel de Fuencaliente se encuentran unas 160 personas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »