El Viaje Interior IV. Un año de pandemia, un año de creación. La consolidación

0 0
Tiempo de lectura:2 Minutos, 57 Segundos

En la primera edición fue una conversación en el muelle. Emma y Eduardo contemplaban a los remeros de la Talisker. Cómo preparaban los barcos, cómo entrenaban. Iban a atravesar el atlántico a remo. Una de las aventuras más duras del planeta partía de esta isla y parecía que los isleños no tenían nada que ver, nada que decir. De esas imágenes y de esa reflexión surgió la idea. Vamos a acompañar con arte ese viaje. “Nunca remarás solo” titulaba Beatriz su poema. “La Ola” del escultor Pedro Negrín también los acompañó. Se convirtieron en símbolos y señales de un viaje hacia el interior de un grupo de personas que viven y sienten el arte. Unos, profesionales y la mayoría no. Comprometidos con el empeño, con el esfuerzo y con ponerse con su trabajo en el lugar del otro.

Tres ediciones con el mar y con Antigua. Con la salida, el camino y la llegada. Amistad, lagrimas y alegrías, descubrimiento de otra isla, de otros colores y otros sonidos. Hermanamiento real de dos pueblos. La Gomera y Antigua. Con la compañía de muchos otros, los países origen de los remeros y los artistas.

Y llegó el 2020. La enfermedad creció rápida, casi sin darnos cuenta. Un retrato de Antonio Zamorano, el de su sobrino, sorprendió a Eduardo. Como había pasado otras veces. Las obras de Antonio no te dejan indiferente.

Y después del ¿Qué hacemos con esto? Surgió el Viaje Interior IV.

Treinta y ocho artistas que representan a catorce países. Cuarenta y seis pinturas, veintiocho dibujos, diez esculturas, veinte fotos, dieciocho poemas, una obra de punto de cruz, dieciséis comics, tres grafitis, dieciséis de artesanía, cuatro de modelismo naval y cuarenta textos. Este es el equipaje de esta edición. Si sumamos toda la producción de las cuatro ediciones estaremos hablando de un fondo artístico interdisciplinar, ciertamente grande y significativo.

Pero hay una circunstancia o mejor, algunas, dignas de considerar.

Este número de artistas y la obra creada se han hecho en La Gomera. Durante una pandemia con varios confinamientos más o menos severos.

La isla en todos los casos ha servido de inspiración, de compañera, de lugar donde hemos aprendido a colaborar, a trabajar de dos en dos, de tres en tres, en grupo, ¡Todos!.

¿Se le ocurre a alguien un argumento de promoción del teletrabajo en La Gomera mejor que esto?.

Otra circunstancia interesante, desde el punto de vista de los componentes de este viaje,   la actitud ante la pandemia, ante el ¡Puto Virus! : trabajar, crear, colaborar, conocernos, reflexionar juntos.

El próximo día 15 en la casa de Colón presentamos el Proyecto y la primera exposición. Creemos en la singularidad y relevancia de este proyecto y esta experiencia. Queremos que nuestro trabajo recorra toda la isla, todos los municipios, que se puedan visitar los estudios de los distintos artistas allí donde estén, que se muestre en Tenerife y Gran Canaria, que puedan llevarse parte de nuestras obras a las ferias internacionales de turismo, que todo nuestro “equipaje” pueda ser el inicio de un fondo artístico insular al que se sume la producción de todos, estén o no en nuestro proyecto.

Hace unos días en una información de la televisión canaria sobre nosotros comenzaba el vídeo con la mirada de Pedro Montañez en medio de su obra. Dulce e intensa. Como nuestra ambición en este viaje. Ya consolidado.

Benjamín Trujillo.

FOTOS: EDUARDO CASTRO.

btrujilloascanio@gmail.com

Estamos en redes sociales:

https://www.facebook.com/El-viaje-interior-111119467291640

https://twiter.com/interior_viaje

https://www.instagram.com/viaje_interior_oficial/

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »