El PSOE exige que el cierre presupuestario del Gobierno de Canarias no afecte en la prestación de servicios esenciales

0 0
Tiempo de lectura:2 Minutos, 9 Segundos

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Iñaki Lavandera, exigió este martes al presidente del Gobierno de Canarias que el cierre presupuestario acordado por el Ejecutivo no repercuta de manera negativa en la prestación de servicios públicos esenciales.

“Es evidente que son muchos los factores que han conducido a esta decisión, como el cierre presupuestario del Gobierno de España el pasado mes de julio, la parálisis de gestión premeditada del Ministerio de Hacienda o la incertidumbre generada, pero también el hecho constatado de que el Gobierno de España esconde datos a las comunidades autónomas para la elaboración de sus cuentas para 2017”, dijo en el pleno del Parlamento.

Lavandera apuntó también al déficit de la sanidad y valoró que el presidente Clavijo “no sólo haya dado marcha atrás a su anuncio de recortar 10 millones, sino que además el Gobierno pondrá sobre la mesa 5 millones más, dándose así la razón al consejero del área y a su equipo en su reivindicación de más recursos”.

Tras señalar que “todo el mundo tiene derecho a equivocarse, incluso el presidente del Gobierno”, hizo hincapié en que lo realmente relevante es, al fin y al cabo, que habrá más recursos para la sanidad pública. En cuanto a la orden de cierre presupuestario en sí, recordó que no supone ninguna novedad en la gestión de las cuentas de la Comunidad Autónoma pues, por ejemplo, los presupuestos de 2012, 2013 ó 2014 se cerraron el 1 de diciembre.

“En todos ellos se exceptuaban los gastos necesarios para la asistencia sanitaria por parte del Servicio Canario de la Salud; en todos esos años estaba en vigor la Ley de Estabilidad Presupuestaria aprobada por la mayoría absoluta del Partido Popular y en todos estos años hemos vivido un déficit en la financiación que requería actualizar el sistema de financiación autonómico, pero la voluntad del Partido Popular para hacerlo ha sido nula”, dijo.

Recalcó que este déficit ha originado una crónica infradotación presupuestaria en el departamento de mayor gasto del Gobierno de Canarias, el de Sanidad, “situación recurrente no sólo en estos años de crisis, pero que se ha agravado con los 15.000 millones de recortes del Gobierno del Partido Popular en materia sanitaria y que ha supuesto fuertes tensiones presupuestarias en todas las comunidades autónomas”.

Aún así, precisó que la desviación del presupuesto de sanidad en 2016 es similar a 2015 cuando no había que asumir nuevos gastos como el incremento salarial del 1 por ciento, la devolución de días libres a empleados públicos o los costosos pero necesarios medicamentos para la hepatitis C, entre otras cuestiones.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »