05/08/2020

El PSOE estudia una moción de censura como respuesta a la sentencia de Gürtel

  • La dirección socialista ha convocado de urgencia a su ejecutiva para evaluar la decisión de intentar tumbar a Rajoy en el Congreso
  • Varias federaciones ya han trasladado a Sánchez la necesidad de impedir la continuidad en el Gobierno a un partido «condenado por corrupción»
 

La pelota vuelve a rondar el tejado de Pedro Sánchez. El PSOE ha abierto el debate sobre la conveniencia de responder a la sentencia de Gürtel con una moción de censura contra Rajoy. La decisión no está tomada pero en el entorno de Sánchez cada vez son más las voces que apuestan por dar el paso.

La dirección socialista ha convocado para mañana a su ejecutiva. Se espera que de esa reunión salga la decisión final sobre la posibilidad de presentar esa moción, que tendría en Sánchez al candidato a la presidencia. Como antesala de esa reunión, Ferraz ha consultado la opinión de algunos barones regionales sobre la estrategia a seguir.

En Ferraz valoran los riesgos y ventajas de ese movimiento. Pedro Sánchez analiza las dificultades de llegar a la presidencia con compañeros de viaje como ERC, PDeCAT o Bildu o, incluso, el riesgo de fracasar en el intento pero recibir los votos de los independentistas en el proceso.

Entre las ventajas que valora la dirección socialista está la posibilidad de poner a Ciudadanos entre la espalda de su discurso regenerador y la pared de su constante apoyo a Mariano Rajoy. Sánchez cree que hay opciones de salir ganando en el debate sin necesidad de obtener los apoyos suficientes para arrebatarle la presidencia a Rajoy.

Algunas federaciones socialistas han empezado a dar la voz para animar a Sánchez a reaccionar. El portavoz socialista, Óscar Puente, representa al sector más proclive a la moción. En su entorno, sin embargo, se niegan a realizar valoraciones hasta que sea el propio Sánchez el que se pronuncie. El posicionamiento más claro por el momento ha sido el de la líder del PSOE navarro, María Chivite, quien desde su cuenta de Twitter ha asegurado que ya ha trasladado a Ferraz que el Gobierno no puede estar en manos de un partido condenado por corrupción.

La última vez que Rajoy se enfrentó a una moción de censura fue hace justo un año. La iniciativa fue de Unidos Podemos y Pablo Iglesias se propuso como candidato alternativo a la presidencia del Gobierno. Iglesias fracasó en su intento y solo obtuvo los apoyos de Compromís, ERC y Bildu. Pedro Sánchez acababa de recurpar el poder en Ferraz y afrontó aquella propuesta con una abstención, razonada en torno a la idea de que Iglesias no era «presidenciable».

El propio Iglesias ha pedido esta mañana a Pedro Sánchez que sea él quien lidere la iniciativa: «Por higiene, la oposición debería presentar una moción de censura». Ha apelado al apoyo de los partidos catalanes en el Congreso porque han anunciado en varias ocasiones que «estarían dispuestos a facilitar un Gobierno progresista en España», en palabras del secretario general de Podemos. De hecho, poco después ERC y PDeCAT se han unido a la petición y han comprometido su apoyo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »