El PSOE crece como primera fuerza política en Canarias y se acerca a la mayoría absoluta, según el Sociobarómetro de la UNED

  • Coalición Canaria baja su estimación de voto y empata como segunda fuerza con el PP, que sube; Vox entraría al Parlamento y Ciudadanos desaparecería

 

Canarias Ahora| Si se celebraran elecciones mañana, el PSOE en Canarias no solo volvería a ser la primera fuerza política, sino que se acercaría a la mayoría absoluta en solitario. Así se desprende del segundo Sociobarómetro de Canarias del año, publicado el pasado viernes y que realiza la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) fruto de un convenio entre la Vicepresidencia del Gobierno de Canarias y la Fundación de Enseñanza Superior a Distancia de Las Palmas de Gran Canaria.

En concreto, el PSOE sumaría 5,3 puntos más que en 2019 en porcentaje de votos, pasando de un 29,2% a un 34,5%. Esto supone que incrementaría el número de diputados obtenidos en 2019 (25) a entre 28 y 33 escaños. La mayoría absoluta en el Parlamento de Canarias, conformado por 70 diputados, se fija en 36 asientos. En los comicios regionales anteriores, el partido socialista formó el denominado Pacto de Las Flores junto a Nueva Canarias (5), Podemos (4) y la Agrupación Socialista Gomera (3), que tuvo la llave para un gobierno progresista o conservador, junto a Coalición Canaria (20), Partido Popular (11) y Ciudadanos (2).

Por contra, Coalición Canaria pierde 4,8 puntos, y empataría con el PP como segunda fuerza política, que mejora sensiblemente respecto a la anterior cita electoral. Ambos obtendrían entre 13 y 16 escaños. Le seguiría Nueva Canarias, al que el Sociobarómetro le da medio punto más y podría ganar o perder un diputado. Unidos Podemos también cae, perdiendo casi dos puntos y un asiento menos. La Agrupación Socialista Gomera dobla sus resultados hasta los 0,8 puntos y se mantiene con sus tres diputados por la circunscripción insular.

Como novedad, Vox entraría al Parlamento de Canarias con uno o dos diputados, al obtener el 5,4% del porcentaje de votos, mientras que Ciudadanos desaparecería de la Cámara, pasando de 6,9 a 2,6 puntos.

Por Islas, los socialistas ganarían en todas, salvo en La Gomera, feudo de ASG. CC resiste en Tenerife, El Hierro y Fuerteventura como segunda fuerza, pero retrocede en La Palma y se desploma en Lanzarote. El PP se consolida como la segunda fuerza más votada en Gran Canaria, por delante de NC, en La Palma y en Lanzarote, superando a CC.

En cualquier caso, los responsables del Sociobarómetro de Canarias señalan que la proyección electoral debe ser tomada siempre con enorme prudencia, al no estar en período preelectoral que, de no adelantarse los comicios autonómicos, volvería a las urnas en mayo de 2023. Ni hay clima de elecciones ni candidatos o candidatas a las siete listas insulares ni a la archipielágica, así como posibles coaliciones que puedan establecerse

Torres, único político aprobado

El Sociobarómetro también ha recabado la opinión sobre la percepción que tienen los ciudadanos de sus instituciones y sus representantes. Así, un 42,9% aprueba al Gobierno canario, frente al 26,8% que suspende su gestión.

El presidente, Ángel Víctor Torres, es el único dirigente aprobado, con un 5,4, por delante de Fernando Clavijo (4,3), Australia Navarro (4,3), Román Rodríguez (4,2), Casimiro Curbelo (4) y Noemí Santana (3,7). Y el PSOE es el que despierta mayores reconocimientos a su labor, con un 47,1%. Le siguen CC (36%), PP (30,5%) y NC (29%). Los que generan más rechazo son Vox (73,3%), Ciudadanos (67,4%) y UP (62,7%).

Las corporaciones locales gozan de un 61,7% de satisfacción en el estudio; por delante del Gobierno de Canarias (56,2%) y los cabildos insulares (56%), Ejecutivo estatal (37,3%) y el gobierno de la Unión Europea (34,5%).

Un 42,9% entiende que el Gobierno de progreso lo está haciendo bien o muy bien, frente al 29,3% que considera regular su gestión y el 26,8% que la califica de mala o muy mala.

El paro, principal preocupación

Los problemas de solución más urgentes para los ciudadanos y las ciudadanas de Canarias son el paro (42,6%), la crisis económica (13,6%), la crisis turística (6,2%), la sanidad (5,3%) y la inmigración (5,2%).

Las respuestas cambian cuando se les plantean cuáles son los problemas que les afectan más personal y familiarmente, en un listado que encabeza el desempleo (26,2%), la crisis económica (14,9%), el sistema sanitario (11,2%), la subida de precios en general (6,2%) y las pensiones de jubilación (3,4%).

En general, el 33% de los encuestados consideran que la situación económica de su isla es mala o muy mala, un 44,8% la considera regular y un 21,8% buena. Los datos son ligeramente más pesimistas cuando se les pregunta por la situación económica de Canarias. Y aún peor cuando perciben la del conjunto del Estado español.

Desigualdad y pobreza

En esta ocasión, el monográfico del Sociobarómetro de Canarias se dedica a la desigualdad, la discriminación y la pobreza. El 83,7% considera que las diferencias entre ricos y pobres en las Islas son grandes o muy grandes y el 69% entiende que esas diferencias se han incrementado en los últimos diez años. Eso sí, creen que sus descendientes mejorarán en situación económica.

Nueve de cada diez afirma que las personas que reciben ayudas públicas las necesitan para vivir y un 79,4% asegura que esas ayudas evitan que haya personas en situaciones de pobreza extrema. Un 59,5% plantea que debe haber preferencia de acceso a las ayudas sociales para la gente nacida en Canarias.

La mayoría, un 52,7%, estima que su poder adquisitivo se mantiene igual que hace un año, mientras que un 17,8% considera que este ha aumentado y un 29,2% asegura que ha disminuido.

Respecto a estas últimas, las principales razones esgrimidas para esa situación negativa son el aumento de los precios (48,7%), la pérdida del empleo (21,3%), el encontrarse afectado por un ERTE (22,4%) o la congelación o disminución de sus salarios (5,1%).

En referencia a la vivencia personal respecto a sentimientos de discriminación, la inmensa mayoría dice no haberlos experimentado a lo largo de su vida. Y, entre los que sí lo han sentido, aparece un 15,6% por sus ideas políticas, un 13,1% por sus niveles de estudio o clase social, un 12,5% por su sexo y un 9,6% por sus creencias religiosas. Otras razones esgrimidas son la edad (8,8%), el aspecto físico (6,8%), la orientación sexual (2,9%) o el país de origen (2,8%).

En relación con la pobreza que se padece en las Islas, la muestra considera que hay un 38,9% de población que no tiene lo suficiente para cubrir sus necesidades básicas. Y un 83,7% estima que las diferencias entre ricos y pobres en Canarias son grandes o muy grandes. Para siete de cada diez estas diferencias se han incrementado en los últimos diez años.

Y las perspectivas de futuro no son nada optimistas: un 57% asegura que esa brecha aumentará en la próxima década. Sin embargo, a la hora de autoubicarse en la escala pobreza-riqueza (donde 0 representa el nivel más pobre y 10 el más rico), muy pocos se sitúan en las franjas de pobreza o pobreza extrema, siendo mayoritaria la ubicación en los niveles medios, con un global de 5,4 en el conjunto del Archipiélago. Es una valoración superior a la que consideran que tenían en su infancia (5,1) e inferior a la que creen que tendrán sus hijos cuando tengan la edad de los encuestados (5,8); aquí sí se vislumbra optimismo en el futuro, según el Sociobarómetro.

Analizando los factores que inciden en el progreso en la vida, un 33,4% lo vincula al esfuerzo personal, un 24,4% al proceder de una familia pudiente, un 18,6% al estar bien relacionado y un 17,2% a la inteligencia y a las habilidades personales. Con relación a las razones que están detrás de la pobreza, un 36,2% entiende que es un asunto inevitable, y que siempre habrá ricos y pobres, mientras que un 31% lo vincula a la existencia de una sociedad injusta.

El primer punto de apoyo al que se recurriría en caso de no poder hacer frente a los gastos para cubrir las necesidades básicas es la familia o el entorno más cercano (49,7%), muy por delante de opciones como solicitar una ayuda pública (29%) o acudir a una ONG (18,7%).

Un 93,5% de la muestra considera que las personas que reciben ayudas sociales las necesitan para vivir. Y un 79,4% entiende que estas evitan que haya personas en situaciones de extrema pobreza. Con relación al posible fraude, consideran que lo hay, pero que es menor que en otros casos, como el pago de impuestos.

Por último, la mitad de las personas encuestadas piensa que se ayuda más a las personas extranjeras que a las de aquí, un 45,8% apunta que las ayudas sociales pueden hacer a la gente más perezosa y un 59,5% plantea que debe haber preferencia de acceso a las ayudas sociales para la gente nacida en Canarias. Para un 46% gran parte de quienes reciben ayudas sociales no quieren trabajar; son más, un 50,2%, los que no comparten ese posicionamiento.

Más de 3.100 entrevistas en las 8 islas

El Sociobarómetro pretende conocer “la realidad cultural, científica-técnica, social, política, laboral, económica, territorial y comunicacional de Canarias, así como favorecer la utilización de los recursos informativos existentes y difundir el pensamiento científico y técnico, en pro del progreso, desarrollo y bienestar de la comunidad canaria”.

En esta ocasión, la muestra incluye 3.170 entrevistas efectivas, distribuidas así por islas: 10 en La Graciosa, 155 en El Hierro, 202 en La Gomera, 400 en La Palma, igual número que en Lanzarote y Fuerteventura. En Gran Canaria 802 y en Tenerife 800 .

El trabajo de campo se llevó a cabo entre el 1 y el 26 de noviembre, mediante entrevistas telefónicas asistidas por ordenador.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »