04/04/2020

El presidente Torres ha actuado mal y tarde en la defensa de los puestos de trabajo del Oliva Beach

Las declaraciones del presidente del Gobierno Ángel Víctor Tórres, lamentando la inacción de sus compañeros del ministerio de Transición Ecológica ante la falta de respuesta a la solicitud de Riu para la reforma del Hotel Oliva Beach de Fuerteventura, evidencia también una negligencia política del gobierno canario equiparable al de su homónimo español. Por los hechos, Intersindical Canaria es de la opinión que el Sr. Torres y su gobierno ha actuado tarde y mal, al no intervenir con la suficiente firmeza ante sus compañeros del gobierno del Estado para que este asunto estuviese ya en fase de solución. Nos resulta, además, inauditas las afirmaciones del Sr. Torres en el sentido de que existen soluciones a los “problemas” planteados por Transición Ecológica y Costas y que estas no hayan sido aún comunicadas a las partes afectadas, pero tampoco coordinadas para su ejecución entre los ejecutivos español y canario.

Lamentablemente, este gobierno “de progreso” continúa demostrando una mayor sensibilidad y eficacia hacia las reivindicaciones empresariales que hacia aquellas otras que tiene como actores a los los trabajadores canarios y la defensa de sus empleos, precisamente en una Comunidad como la canaria con los mayores niveles de paro y precariedad del conjunto del Estado.

No se trata sólo de que el Gobierno español no haya autorizado las reformas de remodelación del hotel después de más de dos años de solicitado, sino sobre todo y principalmente, el absoluto mutismo que ha mantenido hasta la fecha, periodo en el que no ha realizado manifestación alguna sobre los presuntas objeciones legales o técnicas para desarrollar las obras solicitadas y de las que RIU quiere hacer depender el despido de la plantilla.

Intersindical Canaria continúa a la espera del conocimiento del informe de Transición Ecológica y la posible incompatibilidad de las reformas con la actual legislación de protección de espacio natural en el que se encuentra ubicado el hotel para, en su caso, plantear alternativas y blindar los 400 puestos de trabajo del hotel.

En la reunión convocada por la empresa hotelera para el próximo 25 de febrero, en la que la dirección de Oliva Beach tiene previsto comunicar a los representantes de los trabajadores el inicio de la tramitación del ERE, Intersindical Canaria exigirá como acto de sensatez la paralización del expediente de regulación, al menos durante un plazo de dos meses para, una vez finalizado el aplazamiento, analizar las variantes que haya podido tener el actual conflicto.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »