El peso argentino se vuelve a devaluar y cae un 4,61% respecto al dólar

0 0
Tiempo de lectura:2 Minutos, 2 Segundos

Desde hace varios días que el mercado cambiario argentino se muestra inestable. El jueves de la semana pasada el dólar había roto un récord al superar los 23 pesos. Esto llevó al Gobierno argentino a tomar medidas para evitar una mayor devaluación.

Un día después, el viernes, el Banco Central elevó la tasa de interés al 40% buscando que los inversores optaran por trasladarse a comprar Letras de la entidad monetaria (Lebacs) en la moneda local. De esa forma, se lograría disminuir la presión sobre la divisa estadounidense.

Si bien esto dio resultado ese mismo viernes y el lunes, este martes nuevamente el mercado abrió con un dólar a un precio histórico, superando los 23,50 pesos.

Solicitud de préstamo al FMI

Por su parte, el presidente argentino, Mauricio Macri, difundió un mensaje grabado este martes ante la inestabilidad del mercado cambiario. El jefe de Estado informó que solicitará un préstamo al Fondo Monetario Internacional (FMI) para afrontar la situación.

«Saben que tengo un compromiso de decirles la verdad siempre», comenzó Macri su discurso. «Estamos recorriendo el único camino posible para salir del estancamiento», agregó el mandatario, señalando que de esta forma se evita una «gran crisis económica».

Además, calificó su política económica como «gradualista», asegurando que así busca equilibrar «el desastre» que heredó del gobierno anterior en las cuentas públicas. Sin embargo, reconoció que este modelo«depende mucho del financiamiento externo«.

Causas y consecuencias

De acuerdo al diario especializado en economía Ámbito Financiero, esta situación se debe a diferentes causas externas e internas. Entre ellas destaca la puja política y económica en torno a las tarifas de servicios públicos, la puesta en marcha la semana pasada del impuesto a la renta financiera, el incremento de tasas en EE.UU. y una mayor apreciación del dólar en el mundo.

Por otra parte, las medidas adoptadas por las autoridades tendrán repercusiones en la vida cotidiana. Además de que se espera un aumento de la inflación y una caída del consumo, «si la tasa de interés está en 40% para las Lebacs, se toma como referencia«, explicó el sociólogo e investigador argentino Rolando García a este medio.

En ese sentido, apuntó que cualquier otra instancia que preste dinero con intereses «va a partir del piso que garantiza el Estado sin ningún tipo de riesgo». Esto incluye a «los créditos hipotecarios y las tarjetas de crédito«, lo cual afectará a muchos ciudadanos.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »