0 0
Tiempo de lectura:2 Minutos, 57 Segundos

El Gobierno de Canarias anuncia nuevas restricciones en Tenerife. Así lo ha confirmado el portavoz del Ejecutivo regional, Julio Pérez, durante una rueda de prensa ofrecida tras el Consejo de Gobierno del Ejecutivo regional celebrado este jueves, en el que el debate se centró en la grave situación epidemiológica de Tenerife.

En este sentido, el Ejecutivo ha decidido prolongar una semana más el toque de queda en Tenerife. Pérez afirma que «la situación de la isla sigue siendo preocupación principal del Gobierno». De esta manera sentencia que si no se frena el avance del virus en Tenerife, esto puede suponer «un desbordamiento» también para el resto de Canarias.

Por otra parte, el portavoz afirma que los centros comerciales y los transportes públicos «no parecen» espacios en los que se esté promoviendo la propagación del virus, al tiempo en que ha clasificado de «circunstanciales» las aglomeraciones producidas en las tiendas de juguetes y tiendas de ropa durante el puente de diciembre.

Pérez acusa a los incumplimientos de las restricciones sanitarias derivadas de la COVID-19 en ámbitos privados y hace un llamamiento a la población de Tenerife a quien pide «extremar la precaución», pues «el incumplimiento de las restricciones en una isla puede empeorar la situación en el Archipiélago».

De no mejorar la situación en la isla, el portavoz regional avisa que la situación en Tenerife puede poner en riesgo la percepción de Canarias como un «destino turístico seguro». En este sentido, aboga por un incremento progresivo del turismo.

No se descarta un cierre perimetral

El Gobierno de Canarias no descarta establecer medidas específicas en los municipios más afectados. Por ahora, Pérez afirma que se ha decidido no aumentar las restricciones bajo la recomendación de Salud Pública, que anima al Ejecutivo a esperar unos días a que los nuevos decretos se reflejen en la curva de contagios de la COVID-19. Sin embargo, Santa Cruz y La Laguna podrían sufrir nuevas limitaciones en el aforo o en las reuniones, así como restricción de movimientos, entre otras, si la situación no mejora.

Para evitar llegar a este punto, Pérez recomienda que «cada uno procure cumplir la parte que le toca». Asimismo, el Gobierno de Canarias no ha tratado la posibilidad de confinar Tenerife, pero sí baraja la opción de reducir los aforos e incluso decretar cierres perimetrales en algunas zonas. En esta línea, también debaten si cerrar o no los locales de hostelería. «No descartamos tomar nuevas medidas, pero nos preocupa antes que se cumplan las ya establecidas» sentencia Pérez.

Con respecto a la semana anterior, el Consejo de Gobierno ha procedido a la corrección en el Boletín Oficial de Canarias (BOC) ha modificado la obligatoriedad de celebrar reuniones de trabajos de más de cuatro personas.

Por otro lado, el presidente del Gobierno regional, Ángel Victor Torres, avanzó antes del encuentro que el objetivo de la reunión era analizar de nuevo los datos de Tenerife, que ha superado ya los 10.000 casos acumulados y se coloca como la isla más afectada del archipiélago desde el comienzo de la pandemia, superando a Gran Canaria.

En esta línea, San Cristóbal de La Laguna se colocó este miércoles entre las 15 ciudades españolas con mayor incidencia de la COVID-19 y donde crecen más los contagios. Además, este jueves el municipio batió su propio récord de incidencia acumulada y se colocó en 403,8 casos por cada 100.000 habitantes. Solo en las últimas dos semanas se han sumado 636 positivos de coronavirus en La Laguna.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »