vie. May 24th, 2019

El Consejo Regulador de la D.O.P. Vinos de La Gomera pide que se tomen medidas al respecto del ganado asilvestrado

  • El Pleno del Consejo Regulador de la D.O.P. del 10 de abril de 2019 acordó exigir a los Ayuntamientos, al Cabildo Insular y al Gobierno de Canarias que se adopten las medidas necesarias para controlar y acabar con una situación perjudicial para el sector vitivinícola y para el resto de la Isla.

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Vinos de La Gomera, ha enviado un comunicado requiriendo a las administraciones (Ayuntamientos, Cabildo Insular y Gobierno de Canarias) que se tomen medidas con el ganado asilvestrado, asunto que está afectando gravemente al sector vitivinícola insular, además de la biodiversidad insular.

En el comunicado se expone que: “Desde que se constituyó el Consejo Regulador de la D.O.P. La Gomera en el año 2003, las quejas de los viticultores por daños de ganado asilvestrado eran puntuales y abordables, pero que en los años transcurridos el problema   ha ido a más, siendo en la actualidad uno de los asuntos más preocupantes a los que se enfrenta el sector”.

La zona afectada abarca prácticamente a toda la isla: El Cercado, Los Chapines, El Capitán, Tamargada en el municipio de Vallehermoso, Las Rosas en Agulo, La Caleta, Montoro y Lo Machado en Hermigua, Taguluche en Valle Gran Rey y La Laja en San Sebastián.

Este problema se ha acentuado de manera alarmante y no solo afecta al Parque Nacional de Garajonay y a sus zonas periféricas sino a toda La Gomera, se pueden observar verdaderas manadas de animales en fincas cultivadas, en carreteras, que ponen en riesgo la integridad de los conductores y en senderos y caminos, provocando desprendimientos.

El Consejo Regulador muestra su preocupación por la pérdida de mucha superficie de viñedo, debido principalmente al abandono por falta de relevo generacional, a lo que se suma el ganado asilvestrado, situación extremadamente preocupante en cultivos de viñedo en secano.

Entre otras cosas el Consejo Regulador aclara que los viticultores y los miembros del   Consejo están a favor del ganado controlado, bajo la supervisión de un pastor o ganadero. Los rebaños de ovejas o cabras controlados permiten gestionar el territorio, previniéndolos ante incendios forestales y generando una importante economía en las zonas rurales además de su valor etnográfico y cultural.  La agricultura y la ganadería siempre han sido actividades complementarias, pero este problema amenaza la pervivencia de la biodiversidad y de las actividades económicas, por lo que desde el Consejo Regulador se espera que el trabajo conjunto de las distintas Administraciones, así como de los sectores agrícola y ganadero, corrija la situación actual y se tenga una pronta solución.

 

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »