mié. Jul 17th, 2019

El Consejo de Ministros acuerda el reparto a las CCAA de los 15 millones destinados al Programa VECA de actividades de ocio y comedores

  • La segunda edición de VECA aumenta su presupuesto en un 44% respecto a 2018 y permitirá atender a 100.000 niños y niñas, 34.000 más que el año pasado.
  • La distribución cuenta con el acuerdo de las comunidades autónomas, representadas en el Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia.
  • El Programa costeará actividades de ocio con nutrición saludable para niños, niñas y adolescentes en condiciones de vulnerabilidad para combatir las desventajas sociales de los menores en situación de pobreza.
  • Los servicios ofrecidos deben incluir desayuno, actividades de carácter lúdico, recreativo, cultural y educativo, servicio de comedor y bolsa de cena cuando las carencias del hogar lo aconsejen.
  • El Gobierno tiene como prioridad estratégica las ayudas a los menores en situación de carencia material.

 

5 de julio de 2019. El Consejo de Ministros, ha acordado, a propuesta de la  Ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, la distribución de fondos a las comunidades autónomas del Programa para la Garantía de los Derechos a la Alimentación, Ocio y Cultura de los Menores durante las Vacaciones Escolares (VECA) de 2019.

Esta segunda edición del Programa, que fue presentado al Consejo de Ministros el pasado 21 de junio, cuenta con el acuerdo por parte del Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia del reparto de los 15 millones que se destinarán a desarrollarlo.

El Programa ofrece a menores en situación de vulnerabilidad campamentos de verano y actividades culturales y de ocio en un marco generalista, junto a otros niños y niñas que no sean beneficiarios de las ayudas. También pretende garantizar –en ausencia de las becas de comedor escolar por las vacaciones– una alimentación sana y equilibrada durante el periodo estival. Además, busca facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral de las familias económicamente vulnerables que no tienen recursos para permitirse pagar servicios generales de cuidados para sus hijos e hijas.

La iniciativa tiene como objetivo prevenir las situaciones de carencia y exclusión social que se originan en el periodo de vacaciones estivales entre las familias más desfavorecidas. La atención de los menores en condiciones de vulnerabilidad es una de las prioridades estratégicas del Gobierno.

Las ayudas para este año aumentan en un 44% los 10,4 millones de la primera edición. El nacimiento del Programa VECA supuso duplicar los fondos que se habían destinado a este tipo de ayudas en 2017, de 5,2 millones.

El Programa también permitirá este año un aumento de un 50% de los beneficiarios respecto al verano pasado, hasta alcanzar los 100.000 niños y niñas. En su primera edición, en 2018, el Programa ya duplicó el número de niños y niñas que se beneficiaban de este tipo de las prestaciones destinadas a la lucha contra la pobreza infantil en verano.

 

REPARTO POR CCAA

Comunidad Autónoma / Ciudad Euros
Andalucía 2.580.188
Aragón     539.542
Principado de Asturias 515.171
Illes Balears 376.974
Canarias 765.562
Cantabria 358.208
Castilla-La Mancha 861.434
Castilla y León 1.060.937
Cataluña 1.801.739
Extremadura 662.376
Galicia 1.137.097
Comunidad de Madrid 1.473.460
Región de Murcia 629.856
La Rioja 237.600
Comunitat Valenciana 1.387.326
Ciudad de Ceuta 313.900
Ciudad de Melilla 298.630
Total 15.000.000,00

El Programa VECA refuerza las distintas actividades estivales de ocio educativo que llevaban funcionando desde hace varios años en diferentes ciudades y municipios. Pretende contribuir a mejorar el grado de desarrollo de los llamados campamentos de verano, así como  garantizar una alimentación adecuada entre menores en situación desfavorecida.

El Programa priorizará líneas de financiación para actividades ya existentes que se propongan ampliar su oferta para incluir a niños, niñas y adolescentes vulnerables desde un punto de vista socioeconómico. Los servicios ofrecidos  deben incluir desayuno, actividades de carácter lúdico, recreativo, cultural y educativo, servicio de comedor y bolsa de cena cuando las carencias del hogar lo aconsejen.

Las actividades estarán abiertas a todos los niños y niñas y adolescentes, promoviendo la convivencia. El programa asumirá el coste de las plazas para los niños de aquellas familias que de otro modo no podrían permitírselo.

La puesta en marcha del Programa se desarrolla a través de los Servicios Sociales Municipales y los centros escolares, de forma que se facilita el acceso de las familias potencialmente beneficiarias, a través de los sistemas de información de las becas de comedor.

Actualmente, las actividades que ya se llevan a cabo se engloban dentro de distintas iniciativas. Una de ellas son los campamentos de verano que organizan en su mayoría los municipios. Incluyen programación de actividades culturales y de ocio inclusivo y la matrícula es abierta a todos los niños y niñas, aunque se dispone de becas para las familias de pocos recursos.

Además, se conceden cheques para comida destinados a las familias de los niños y niñas que tienen beca de comedor durante el curso escolar. De esta forma, sus familias pueden asegurar una alimentación adecuada y además, se complementan con actividades deportivas y de ocio.

También se establecen contratos a través de Servicios Sociales con Entidades del Tercer Sector que organizan campamentos diurnos o con pernoctación, en entornos urbanos o rurales.

OTRAS AYUDAS SOCIALES

Los 15 millones del Programa VECA forman parte de los fondos destinados a las comunidades autónomas, Ceuta y Melilla, para la realización del Programa de Protección a la familia y atención a la pobreza infantil, cuyo reparto también ha acordado el Consejo de Ministros.

Este crédito asciende a 100 millones y además de los 15 millones del Programa VECA contempla 45 millones para otros proyectos de intervención social destinados a la protección a la familia y atención a  la pobreza infantil. También incluye otros 40 millones destinados a financiar prestaciones básicas de servicios sociales, gestionadas por los ayuntamientos y que cuentan al menos con la misma inversión por parte de las corporaciones locales y las comunidades autónomas.

Por otra parte, el Consejo de Ministros ha acordado la distribución de 412.500 euros para financiar proyectos de intervención social para la atención, prevención de la marginación e inserción del Pueblo gitano. Finalmente, ha acordado un crédito de 75.000 euros para la celebración del Congreso estatal del Voluntariado, que organizará la Comunidad Valenciana.

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »