El Ayuntamiento de San Sebastián de La Gomera manejó en 2018 tres cuentas fuera de la contabilidad por un valor de 230.000 euros

  • Según un informe de la Audiencia de Cuentas, en el Consistorio gobernado por ASG una misma persona ejercía las funciones de tesorero e interventor suplente, lo que supone “un riesgo teórico” para la administración

Toni Ferrera| Canariasahora

 

 

El Ayuntamiento de San Sebastián de La Gomera manejó en 2018 tres cuentas fuera de la contabilidad municipal por un valor de 233.652,53 euros, según el último informe de la Audiencia de Cuentas de Canarias. La investigación ha destapado algunas lagunas de gestión en la tesorería de la corporación gomera, liderada por Adasat Reyes Herrera, de la Agrupación Socialista Gomera (ASG) en coalición con Nueva Canarias, cuyo único representante es Oscar Libertad Ramos, teniente de alcalde y concejal de Educación, Deportes, Juventud y Comercio.

Según el informe de la Audiencia de Cuentas, el Ayuntamiento de San Sebastián de La Gomera mantenía a finales de 2018 un total de 12 cuentas bancarias operativas en las que se encontraban los fondos líquidos del consistorio, cerca de 25 millones de euros. Esa información, que figura en el Estado de Situación de Cuentas de Tesorería y también es facilitada por las entidades bancarias, ha puesto de manifiesto dos cosas. Por un lado, la no conciliación bancaria de saldos, esto es, la identificación de las diferencias entre el saldo real y el contable. Y por otro, la existencia de tres cuentas no registradas y, por tanto, fuera de la contabilidad.

En una de esas tres cuentas no hay ni un solo euro, pero el Ayuntamiento no ha justificado por qué se encuentra fuera de la contabilidad, según el informe. En otra, con un valor de 80.389,92 euros, su saldo es producto de una venta de entradas (precios públicos) relativas a “Las Fiestas Lustrales 2018”. Y en la última, continúa el texto, los 153.262 euros se deben a un excedente de la gestión de la promoción y venta de viviendas de protección oficial. “Se trata, por tanto, de cuentas inactivas que han de ser regularizadas”, apostilla el documento.

Con respecto al procedimiento para la contratación de las cuentas, la Audiencia apunta que no consta que el Ayuntamiento fomentara la concurrencia de ofertas en la selección de las entidades bancarias en las que se mantenían las mismas. Tampoco el porqué de ello, es decir, no está justificada la apertura de cuentas ni el sistema por el que se procedió. “Lo que no garantizó el cumplimiento de principios esencial de buena práctica administrativa”, destaca el informe.

Además, también hay agujeros en el régimen de disposición de fondos. El Ayuntamiento de San Sebastián de La Gomera no motivó si las cuentas abiertas en Cajamar, BBVA y Banco Santander eran mancomunadas (tampoco lo hizo ninguna entidad bancaria). Y en CaixaBank, aunque el régimen de disposición de fondos de las cuentas era mancomunado, con las firmas del tesorero, el interventor y el alcalde figuraban seis firmas autorizadas, no tres, como cabría esperar.

Pero el rapapolvo de la Audiencia de Cuentas al Ayuntamiento de San Sebastián de La Gomera no acaba ahí. Según ha podido constatar, un funcionario de la corporación gomera ejerció durante 2018 las funciones de tesorero (por sustitución) e interventor accidental, violando la normativa sobre incompatibilidades del personal al servicio de las administraciones públicas. El tesorero es la persona encargada de administrar el dinero de una institución; el interventor de fiscalizar si las operaciones se están haciendo legalmente. Entre la documentación aportada por ambos departamentos, la Audiencia de Cuentas halló la firma de un único titular.

“En el ámbito del control se considera especialmente importante que se segreguen las funciones, de forma que ninguna persona pueda controlar todas las fases del proceso de las operaciones de tesorería”, señala el informe. “En especial debe estar segregada de la Tesorería la función de preparar las conciliaciones bancarias, que deben estar autorizadas por el Interventor u órgano de la Entidad local que tenga atribuida la función de contabilidad”.

En 2018, el último año en que la Audiencia de Cuentas ha fiscalizado al Ayuntamiento de San Sebastián de La Gomera, no constaba una Relación de Puestos de Trabajo (RPT) en la que figuren los empleados públicos adscritos a la Tesorería general y donde consten las funciones que desempeñan. Tampoco un manual de procesos y procedimientos, ni un plan de disposición, en el que se desglose la prioridad de los gastos de personal y de las obligaciones contraídas en ejercicios anteriores, ni un plan de tesorería, en el que se establecieran a corto y medio plazo las necesidades de efectivo para minimizar el acceso al crédito y optimizar la rentabilidad de los saldos.

Todo ello se ha ganado las críticas del principal partido en la oposición, el PSOE. “Nuestra ciudadanía se merece una actuación responsable por parte del grupo de gobierno. Como gestores del Ayuntamiento deben ofrecer, tanto a la oposición como a los ciudadanos de su municipio, una respuesta responsable, estando a la altura de las graves deficiencias denunciadas por este órgano [la Audiencia de Cuentas de Canarias]”, dijo la portavoz socialista en San Sebastián de La Gomera, Ventura del Carmen Rodríguez.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »