mié. Jun 26th, 2019

Cuestiones sobre la erradicación o disminución de los cuatro jinetes del Apocalipsis, V

Cada época para los que la habitan, son conscientes que está apareciendo una nueva época o etapa, a y en todos los sentidos. Pero ciertamente, parece que hay épocas o etapas culturales que el movimiento es más rápido y veloz y afectan a más factores. Ahora estamos dentro de un río enorme, que parece que todo va a cambiar. Parece que la humanidad ha dado un salto, ha acumulado tal cantidad de factores y variables diversos y diferentes a hace un siglo, por poner un ejemplo, que parece que todo se va a revolucionar radical y esencialmente. Podemos pensar, que es absolutamente necesario que es hora ya, con los conocimientos que hemos alcanzado, y con el poder que disponemos, que males individuales y colectivos que nos vienen de milenios, podamos erradicarlos, o al menos disminuirlos, entre otros, las guerras, las epidemias, el hambre, etc.

– ¿Cómo hacer disminuir o ralentizar o desaparecer, los cuatro jinetes del Apocalipsis, el hambre, la guerra, las epidemias, y alargar la vida y por tanto retrasar la muerte?

¿Qué cambios teóricos y conceptuales se deben producir en todas y cada una de las ideologías existentes hoy en el mundo, en las culturas-sociedades-religiones-filosofías, para que ese fin se pueda alcanzar? ¿Qué cambios teóricos y qué formas prácticas deben disminuir, o desaparecer, para que esos fines se consigan…?

¿Porque nadie negará, que el hambre, la guerra, la enfermedad pueden disminuirse, ralentizarse, desaparecer en gran medida o podrían hacerlo o deben de hacerlo…?

– Igual que epidemias y enfermedades que han estado con nosotros milenios, le esfuerzo de la humanidad ha conseguido que desaparezcan. Tenemos que tener la convicción, que si nos esforzamos, en otras cuestiones, por ejemplo, hacer desaparecer el hambre, la guerra, las epidemias, las enfermedades también podríamos hacerla o al menos, ralentizarlas o disminuirlas…

Pero para esto, lo primero, hay que hacer, que tengamos la voluntad de que debemos plantearnos esta cuestión. Segundo, buscar los medios, teóricos y prácticos para conseguir ese fin. O esos fines.

Ciertamente, no somos ingenuos, y pueden que algunos colectivos o grupos, ideologías, entidades de diverso orden, pensar que el mundo está con demasiada población, y por tanto, sobran seres humanos, por lo cual, utilizan estos medios de forma consciente o inconsciente para ralentizar el aumento de la población. Que por otro lado, tampoco consiguen nada o casi nada. Nada más que sufrimiento y penas y angustias y muertes.

En Occidente ha disminuido el aumento demográfico, al mismo ritmo que han disminuido el hambre, las epidemias, las guerras y las enfermedades. Por lo cual, si esto ha pasado en países del primer mundo, tanto occidentales como orientales, está fórmula podría ser aplicable, a cualquier sociedad o Estado o ideología o cultura. Aumentar sus bienes, sus riquezas, su nivel de necesidades a y en todos los sentidos, y al mismo tiempo, conseguir los fines de la desaparición del hambre, la sed, la guerra, las epidemias…

– Quizás, el mundo hoy, sea un enorme gigante, con grandes brazos de titanio, de un enorme poder tecnocientífico y demográfico, pero con piernas débiles y de barro, es decir, ideologías-culturas-macrovisiones que han sido necesarias en el pasado, pero que ahora, incluso siéndolo deben cambiar puntos de vista, para que haya más armonía entre el pasado y el presente. No negar lo bueno del pasado, pero no quedarse con lo no-bueno y cambiarlo.

Dicho de otro modo, hay que preguntarse, si algunos aspectos teóricos y conceptúales y prácticos de las ideologías-filosofías-culturas-religiones, son hoy, entidades y conceptos y prácticas que han podido ser buenas y necesarias en el pasado, pero que hoy, hoy son negativas y malas e imperfectas, y cada ideología-sociedad-cultura-religión-metafísica-filosofía tienen la obligación de ir cambiando y modificando, por el bien de ellas mismas, y por el bien de la humanidad, y por respeto a sus grandes principios y fundamentos…

– Existen, al menos seis grandes esferas socioculturales y metafísicas, cada uno con sus elites, sus ideologías mayoritarias, sus modos de ser y de pensar, sus pueblos y sus fieles. Diríamos que el mundo a nivel ideológico se podría dividir, en Europa, América, Rusia, China, India, el Islam, África. Más otras formas, más minoritarias, que pueden ser derivadas de las anteriores o similares, o combinaciones…

¿Debemos de aceptar o al menos, preguntarnos, si las elites de estos continentes culturales, no se entienden entre si, posiblemente, los pueblos y todas las cadenas descendentes de esos grandes poderes, que diríamos aconsejan o gestionan sus mundos. Si las elites, de esas geografías, no hacen un esfuerzo por entenderse o comprenderse entre sí, de llevarse bien, de llegar a acuerdos, va a ser muy difícil, hacer disminuir los cuatro jinetes del Apocalipsis. Pero hoy, hay una diferencia esencial, entre hoy y hace cien o mil años, que hoy la humanidad tiene el poder de extinguirse como especie. Por tanto, no estamos hablando de reducir el sufrimiento humano, sino de que la humanidad no desaparezca…

http://twitter.com/jmmcaminero © jmm caminero (26 noviembre 2018-03 junio 2019 cr).

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »