Dom. Dic 15th, 2019

Corneliu Porumboiu: El director rumano ha presentado en Sevilla, el thriller «La Gomera»

Fuente: JESÚS JIMÉNEZ  (RTVE)

 

La Gomera (The whisters) es un sorprendente thriller de Corneliu Porumboiu (12:08 al este de BucarestEl tesoro; Police, adjective), que se inspira en el Silbo Gomero (el célebre idioma silbado de la isla) y que ha sido elegido para representar a Rumanía en los próximos Oscars. Y que también es una de las joyas del Festival de Cine de Sevilla, donde hemos podido hablar con su director.

La película cuenta la historia de un policía corrupto, interpretado por Vlad Ivanov (Atardecer) que viaja a la Gomera para aprender el Silbo y, gracias a ese lenguaje, poder liberar a un controvertido hombre de negocios que está encerrado en una cárcel de Rumanía y que es el único que conoce el paradero de 30 millones de euros”.

“El Silbo me impresionó porque es un lenguaje que tiene algo poético –confiesa el director-. Oír el Silbo es como escuchar a los pájaros. Y, a la vez, desconocemos sus orígenes. Por eso me puse a investigar y descubrí que usan lenguajes parecidos en otros sitios del mundo, como Grecia, en los Pirineos, en Asia, en Turquía… por todo el mundo. Por lo que para mí era un lenguaje muy antiguo”.

“Por eso –añade. Me gustaba la idea de usar ese lenguaje en una sociedad cada vez más controlada. Esa idea tenía algo de poética, pero también tenía muchas posibilidades humorísticas”.

El actor protagonista aprendió Silbo para el papel, pero Corneliu confiesa que: “Lo intenté, pero no lo conseguí; no soy tan listo con mis actores. Fui a algunas clases, pero no tuve tiempo para aprenderlo. Aunque sí conozco todas las reglas”.

“Lo curioso –añade- es que en Rumanía nadie conocía el lenguaje del Silbo y después de la película ha habido mucho interés sobre el tema. Muchas personas pensaron que lo había inventado yo y les tuve que decir que no. Levantó mucha curiosidad”.

“Yo vengo de un país que era comunista y antes las personas usaban muchos mecanismos para comunicarse. Cuando yo era niño teníamos un lenguaje secreto, invertíamos las sílabas de las palabras. Es una cosa que también está relacionado con nuestra cultura”.

Corneliu Porumboiu durante la entrevista con rtve.es

Humor, poesía y cine negro

Pero lo mejor de la película es cuando mezcla ese humor y la poesía, con el cine negro: “Creo que el cine puede ser poético en cualquier momento, incluso el cine negro. De alguna forma, el cine negro surge del expresionismo y, por lo tanto, es una forma de comunicar una expresión. Por ejemplo, una busca un espacio y hay que pensar la forma de trabajar ese espacio. El cine negro es muy plástico, es como si fuera poesía plástica”.

La filmografía de Corneliu se caracteriza por su continuo juego con los lenguajes, algo que lleva a su máxima expresión con esta película: “En todo mi trabajo hablo sobre el lenguaje y mis personajes intentan entenderse a través del lenguaje, Siempre me gusta jugar con el lenguaje y por eso tenía tanto interés en el Silbo”.

“En esta película, por ejemplo, los personajes usan el Silbo para tener una ventaja sobre sus enemigos, para poder engañarlos –añade-. Y de esta forma también vuelvo al cine negro, en el que el tema del engaño es fundamental”.

Los protagonistas de ‘La Gomera’

«Mis personajes tienen mucho de Buster Keaton»

En la película, también hay muchos homenajes al cine clásico, que marcó la infancia de Corneliu, como Psicosis, Centauros del desierto, Gilda… “Los personajes de mi película están influenciados por el cine y lo utilizan para escaparse de la realidad, por ejemplo, Gilda (una especie de “Femme Fatale”), que se construye un personaje como los del cine negro. Ni siquiera se llama así”.

“Intento presentar un mundo en el que el cine está muy presente y cambia la vida de los propios personajes” –añade-.

Incluso su original sentido del humor es un homenaje al cine: “Mis personajes tienen mucho de Buster Keaton, se toman muy en serio a sí mismos y piensan que controlan su destino, pero nada más lejos de la realidad. Por eso también es un humor absurdo, porque los personajes se comportan con mucha seriedad. Es como cuando uno intenta leer un texto pero no puede porque se pone demasiado cerca de la página. El humor de la película sale de esas situaciones absurdas

El protagonista de ‘La Gomera’ noticias

“Cada vez hay más cámaras vigilándonos”

El personaje protagonista también aprende el Silbo porque está constantemente vigilado. “Vivimos en un mundo en el que cada vez nos vigilan más cámaras –asegura-. Yo quería establecer un contraste. La cámara se creó para poder contar historias, pero ha acabado siendo un método para vigilarnos. Y también quería jugar con esos elementos”.

“Cada vez que salimos a la calle cualquiera puede grabarnos con su móvil –añade-. Cada vez estamos más conectados y perdemos más privacidad”.

El protagonista de la película es un policía corrupto que está rodeado de otros policías aún peores y de todo tipo de mafiosos. “Una característica de todas mis películas es que mis personajes nunca son héroes. Porque ninguno somos perfectos, todos tenemos nuestras sombras. Y en esta película en concreto hay personajes que buscan un dinero por el que están dispuestos a hacer cualquier cosa”.

Fotograma de ‘La Gomera’

Agustí Villaronga interpreta a un mafioso

Otra de las curiosidades de la película es que el director Agustí Villaronga (Pan negro, Tras el cristal) interpreta a un mafioso. “Pensé que podía dar un toque aristocrático a su personaje -confiesa Corneliu-. Algo muy diferente a los típicos gángsters de las películas. No quería repetir el estereotipo típico de los mafiosos. Así que le invité a un casting y salió muy bien. Y ha sido genial trabajar con él y con otros actores españoles como Antonio Buil y Cristóbal Pinto

La propia isla de La Gomera también es otro de los protagonistas de la película: “Me encantó la isla –confiesa-. Es un lugar muy especial. Para mí era fundamental que el personaje descubriese un paraíso y La Gomera lo es”.

Es curioso que Rumanía haya elegido una película tan especial para que les represente en los Oscar. “Es una gran noticia para la película –asegura Corneliu-. Ahora tenemos que ver qué pasa. De momento, la película se va a estrenar en EE.UU. y ha pasado por muchos festivales donde ha sido bien recibida”.

Sobre si le gustaría rodar en otros lugares de España, el director confiesa que: “Sí. Mi esposa es francesa, de un pueblecito muy cerca de la frontera y de San Sebastián. Y me gustaría rodar una película en el País Vasco. También me encanta el deporte de la pelota vasca e igual un día ruedo una película sobre ese tema”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »