sáb. Sep 21st, 2019

Consideraciones sobre la encuesta electoral de Andalucía y el enfoque de la izquierda alternativa

Ramón Trujillo, IUC

Ramón Trujillo, IUC

Leo la encuesta de la Cadena Ser para Andalucía y veo algunos datos llamativos (obviando el hecho de que las encuestas, en general, tienden a inflar el resultado del bipartidismo y reconociendo lo volátil que es el escenario actual). Lo primero es que el bipartidismo pierde más de 20 puntos de intención de voto. Podemos se sitúa como tercera fuerza a costa del PSOE e IU, que quedaría en cuarto lugar. La izquierda alternativa (Podemos, Equo, IU) quedaría a 3 puntos del PSOE y, asimismo, alrededor del 76% de los votantes de IU y Podemos prefieren una coalición de esas fuerzas como próximo gobierno andaluz, algo que, por lo demás, era esperable y lógico.

Llama la atención, como en todas las encuestas, el fortísimo desprestigio de TODA la política, casi sin distinguir a quienes tienen verdadera responsabilidad en lo que pasa de quienes no la tienen (salvo con Podemos que, al carecer de pasado, se escapa). Esto me resulta preocupante porque evidencia una posición con demasiado peso de lo pasional en detrimento de lo racional y eso no es nada bueno en política. De hecho, puede anunciar preocupantes decepciones en el futuro. Porque tanto en Andalucía, como en la Comunidad de Madrid, etc., se podrá dar un escenario (y en algunas comunidades se dará sí o sí) en el que, o se produce un gobierno integrado -o apoyado- por PSOE, Podemos e IU, o gobernaría el PP. Es verdad que se podrá eludir -y se eludirá- la respuesta a esta realidad hasta mayo de 2015.

Todos estos escenarios suponen un desgaste para la izquierda alternativa, pero son dilemas que estarán a la vuelta de la esquina sobre la mesa (si no tienes mayoría absoluta no puedes realizar tu programa entero, sino una parte de él, a través de gobiernos de coalición o de apoyo a esos gobiernos en función del peso institucional que tengas).

Y si la izquierda alternativa opta por quedarse fuera (otra cosa sería como resultado de un acuerdo PP-PSOE) podría ocurrir como con el Movimiento 5 Estrellas en Italia, que capitalizó el descontento popular, se quedó a un lado y, a continuación, se desinfló electoralmente. Entretanto, el Partido Demócrata ha destruido la democracia al poner barreras del 8% a los partidos para entrar en el Parlamento, del 12% a las coaliciones y, a quien supere el 37% del voto, le regalan hasta el 15% del Parlamento. Además, desde 2017 queda prohibida la financiación pública de los partidos que, por lo tanto, pasarán a ser apéndices de las grandes empresas. Han construido un sistema autoritario con elecciones: se cargaron la democracia.

Creo que estas experiencias hay que tenerlas presentes porque nos acercamos a un escenario de recorte permanente de derechos y nivel de vida, o a un escenario de construcción de una democracia real. Las oportunidades para salir del liberticidio en curso -y de la vía bipartidista a la pobreza- son inmensas y debemos abordarlas con mucha inteligencia.

Y termino con lo que iba a ser el objeto inicial de mi comentario. Me asombra que la encuesta muestra a un 13% de los votantes andaluces de IU y a un 9% de los de Podemos otorgando un «sobresaliente» a Felipe VI (y un 11% y un 13% respectivamente le puntúan con «notable»). A Rajoy le pone sobresaliente el 3,7% de los votantes de IU y el 4.9% de los de Podemos. En fin, o la encuesta es una chapuza, o el espacio transformador es aún más complejo y diverso de lo que algunos suponíamos.

Ramón Trujillo , Izquierda Unida

 

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »