30/03/2020

Coalición Canaria pide a Nueva Canarias repartirse dos años un escaño por Las Palmas

  • Los dos partidos nacionalistas ya negocian la alianza para el 10N, que debe formalizarse en las juntas electorales provinciales antes del domingo por la noche
  • En NC se impone el pragmatismo para avanzar hacia la reunificación nacionalista, frente al grupo en torno a Antonio Morales que prefiere explorar la vía de Errejón
  • El sector de CC proclive al acuerdo quiere que sea “justo y equilibrado” en las tres islas orientales, donde se quedó a 1.500 votos de NC en las generales de abril
 

La ruta hacia la reunificación del nacionalismo canario, dividido entre Coalición Canaria y Nueva Canarias desde 2005, comienza en unas horas con la decisión de los dos partidos de sentarse a negociar, formalmente, una alianza electoral en las dos provincias canarias. Tanto NC como un amplio sector de CC han decidido que a la cita electoral del 10 de noviembre deben presentarse juntos, y en el caso de la provincia de Las Palmas, Coalición Canaria ya ha trasladado a Nueva Canarias que quiere compartir el escaño que pudieran obtener por esta circunscripción.

Así lo han confirmado a este diario fuentes de ambos partidos. Coalición Canaria, en la que empiezan a prevalecer voces de islas no capitalinas frente a la hegemonía histórica de Tenerife, considera clave que de ganar un escaño por Las Palmas junto a NC, dos años le deben corresponder al candidato de NC, Pedro Quevedo, y otros dos a quien repetirá como número uno por la provincia oriental, María Fernández.

Esa premisa de CC es el principal escollo que en las últimas horas se ha debatido en el seno de Nueva Canarias. En su Ejecutiva se ha impuesto la mayoría pragmática, decidida a avanzar en una reunificación nacionalista que dé también protagonismo en CC a sectores del partido con menos tintes conservadores, frente al grupo que, en torno al presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha apostado por explorar la vía estatal de las alianzas que teje Más Madrid e Íñigo Errejón.

En Nueva Canarias, la condición de que se presentarán con Coalición Canaria y que sea Pedro Quevedo el número uno por la provincia de Las Palmas es ahora mismo asunto ya decidido e irrenunciable. Sin embargo, los negociadores de Coalición que han dado el paso para avanzar en esta alianza recalcan que ellos se quedaron a tan solo 1.500 votos de NC el 28 de abril en la carrera al Congreso de los Diputados.

La lista de NC obtuvo 36.193 votos (6,65%) y la de CC-PNC, 34.775 (6,39%), ambos por debajo de Vox (38.091 y un 7%) y sin conseguir escaños. “Eso es difícil de aceptar, nos separaron solo 1.500 votos”, apuntan fuentes de CC conocedoras de las negociaciones con NC, que no quiere hablar de compartir el escaño. “Vamos a ver si camina la cosa, estamos ambos forzados a entendernos”, indica la fuente.

“Si el acuerdo es justo y equilibrado, se vería con buenos ojos por todos”, aclara incluso en referencia a Coalición Canaria de Gran Canaria y sus socios actuales de Unidos, el partido del ex presidente del PP José Miguel Bravo de Laguna, y su hijo Lucas, actual diputado por la lista conjunta con CC en el Parlamento de Canarias.

Del lado de Nueva Canarias se da por hecho que la única posibilidad de sacar un diputado por Las Palmas es ir en alianza o con el PSOE o con Coalición. El PSOE solo ha amagado con entenderse con NC, pero ya no sería como número 2 de la lista conjunta de 2015 y 2016, sino de 3 o incluso 4, como posibilidad de que los socialistas suban de sus tres escaños actuales a cuatro si lo impulsa NC.

Pero eso solo han sido amagos sin más, de ahí que el partido que preside Román Rodríguez, actual vicepresidente del Gobierno canario en el pacto cuatripartito con PSOE, Unidas Podemos y ASG, se haya decantado por intentar recuperar su espacio en la política estatal de la mano de CC, como ya hiciera en 2008 y 2011, a pesar de la ruptura traumática de 2005 en las Islas. En las negociaciones están enfrascados el vicepresidente y diputado regional, Luis Campos, y el secretario de Organización y consejero insular, Carmelo Ramírez. Sus interlocutores en CC son dirigentes de Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote, por las tres islas de la circunscripción.

La apuesta mayoritaria de NC por esta alianza con CC se argumenta en el partido como vía para dar más preponderancia en Coalición a esos sectores de corte progresista, que vayan rompiendo con la anterior línea más escorada a la derecha del expresidente del Gobierno Fernando Clavijo y de la diputada Ana Oramas. En un principio, estos han mostrado su rechazo a acercarse a NC, a la que señalan como gran culpable de que CC haya perdido el poder histórico en la Comunidad Autónoma y en islas como Tenerife, La Palma, Fuerteventura o Lanzarote.

En el caso de NC, ha sido Antonio Morales quien ha dicho en la cadena Cope este martes que no se ve “levantando la mano en un mitin con Fernando Clavijo”, en referencia a esa alianza, y que “me gusta la música de Errejón”, aunque asumirá lo que decida su partido. Morales no estuvo presente en la Ejecutiva de NC que el lunes planteó estas opciones electorales, y en la que solo unas pocas voces se alzaron contra el pacto con Coalición y a favor de la confluencia con Más Madrid, e incluso se cuestionó que fuera Pedro Quevedo el candidato al Congreso.

En Santa Cruz de Tenerife, el predominio de los grupos de CC procedentes de ATI despejan cualquier duda sobre las primeras espadas de la lista al Congreso. En este caso repetirán la tinerfeña Ana Oramas y la palmera Guadalupe González Taño, sin que se descarte un tercer puesto en la lista para dirigentes de NC en Tenerife. En la mesa de negociación, que debe ser ratificada por las ejecutivas de ambos partidos antes de formalizar cualquier acuerdo ante las juntas electorales, también están las candidaturas conjuntas que se puedan presentar al Senado en cada una de las islas.

Las fuentes consultadas explican que, de cerrarse estos acuerdos, deberán darse a conocer entre este jueves y viernes, ante la premura del calendario electoral. En el caso de las alianzas, el último día para comunicarlas es el 29 de septiembre hasta la medianoche. Entre el 2 y el 7 de octubre hay tiempo extra para formalizar el orden de candidatos de las listas conjuntas y comunicarlas a las juntas provinciales. Será el día 9 de octubre cuando el BOE publique las candidaturas y hasta el 14 las juntas las examinarán antes de proclamarlas definitivas el día 15 de octubre en el BOE.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »