04/06/2020

CCOO rechaza el procedimiento del Gobierno canario para la vuelta a la “nueva normalidad” en el ámbito de la administración

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras Canarias (FSC-CCOO) rechazó esta semana el procedimiento presentado por el Gobierno canario para la implantación de medidas de prevención frente al riesgo de contagio de Covid-19 en el ámbito de la administración pública. El sindicato denuncia que el documento no recoge las propuestas presentadas por los sindicatos para crear unas condiciones de trabajo seguras, eficientes y acordes con las necesidades de la ciudadanía. Además de la de FSC-CCOO, la propuesta del Ejecutivo ha contado con el rechazo de los sindicatos UGT e Intersindical Canaria.

En la reunión celebrada el pasado miércoles en el marco de la mesa general de empleados públicos, el Gobierno canario presentó el documento con el que espera transitar a la “nueva normalidad” en el ámbito de la administración. Se trata de un procedimiento que no ha contado con la negociación de los representantes de los trabajadores, por lo que el plan no atiende las demandas del personal encaminadas a salvaguardar su salud así como la de los ciudadanos que acuden a las instalaciones de la administración pública.

El sindicato no rechaza en modo alguno la propuesta de una vuelta paulatina y parcial al trabajo presencial en el ámbito de la administración pública, aun cuando esto suponga mantener un importante volumen de trabajo no presencial. Sin embargo, considera inaceptable que este procedimiento se haga sin negociación alguna sobre las condiciones laborales y de seguridad.

El documento presentado por el Gobierno canario, afirma el sindicato, se limita a actualizar y adecuar la normativa dictada por el Ministerio de Sanidad para la prevención en los centros de trabajo. Se trata de un documento de carácter técnico, con un nivel de generalidad que lo hace inapropiado para su aplicación a las condiciones concretas de cada departamento de la administración canaria. Por ese motivo, los sindicatos presentaron diversas propuestas en la mesa departamental de Seguridad y Salud, ninguna de las cuales se han tenido en cuenta en el documento presentado.

Debido a esta falta de negociación, el documento adolece de medidas concretas que garanticen la seguridad de los trabajadores en los distintos ámbitos de la administración canaria, entre las que se incluyen trabajos tan dispares como los del personal de seguridad y emergencias, el de los centros educativos, las escuelas infantiles, el Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia, el Instituto Canario de Investigaciones Agrarias, así como el personal de laboratorio, inspección sanitaria, personal auxiliar de autopsia y personal de medio ambiente. Para FSC-CCOO resulta inexcusable que las medidas para los distintos centros sean negociadas en el marco de los comités de Seguridad y Salud Laboral de las distintas áreas.

Medidas sanitarias y organizativas

Se trata, señala FSC-CCOO de que se pueda llegar a acuerdos no solo respecto de las medidas sanitarias, sino también de cuestiones organizativas como las que afectan a las condiciones del trabajo presencial y no presencial. Defiende el sindicato que se fijen criterios generales y no subjetivos, que permita al personal de la administración seleccionar a que modalidad acogerse en función de las necesidades de conciliación, las distintas patologías subyacentes de los empleados públicos que puedan exponerlos más al Covid-19, así como a la distinta disponibilidad que tengan los trabajadores para realizar su trabajo desde sus propias casas.

A este respecto, el sindicato recuerda que, debido a su escasa incidencia hasta hace pocos meses, no existe un marco legal exhaustivo que regule el trabajo no presencial, lo que lo deja a merced de un amplio número de arbitrariedades. El trabajo desde la propia casa implica el uso de equipos y materiales, que no deben ser los personales de los empleados públicos, pues estos recursos pueden ser muy dispares, lo que podría crear importantes desigualdades.

El sindicato defiende que debe existir un plan de incorporación para el trabajo presencial y que el trabajo no presencial sea voluntario y reversible, así como que contemple el derecho a la desconexión y se aborden los riesgos psicosociales, ergonómicos, las cargas de trabajo y la perspectiva de género, todo ello encaminado a evitar las sobrecargas de trabajo, los casos de acoso laboral y la imposición de funciones no acordes al cuerpo o categoría que se han observado en estos últimos meses y que, los empleados públicos han soportado por la excepcionalidad del momento. FSC-CCOO espera que el Gobierno canario rectifique y se avenga a una negociación cuyo objeto no es solo garantizar las condiciones laborales de los empleados públicos, sino la más eficiente atención a la ciudadanía.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »