21/10/2020

Canarias solicitará este lunes que Tenerife, Gran Canaria, Lanzarote, Fuerteventura y La Palma pasen también a la fase 2

  • Ángel Víctor Torres solicita a Pedro Sánchez tres conferencias de presidentes sobre Turismo, Educación y la Unión Europea
  • Los aeropuertos de Fuerteventura y Lanzarote también serán autorizados para recibir vuelos internacionales con medidas restrictivas dentro del estado de alarma; se unen al de Gran Canaria y Tenerife Sur

 

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha participado esta mañana de domingo, 17 de mayo, en la décima conferencia telemática de presidentes de las comunidades autónomas convocada por el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, para abordar la coordinación entre esas administraciones públicas respecto a la gestión de la pandemia COVID-19 y sus consecuencias.

 

Al término de esa nueva cita, en la rueda de prensa posterior,  Ángel Víctor Torres adelantó que el Gobierno de Canarias solicitará este lunes, 18 de mayo, al Ministerio de Sanidad que Tenerife, Gran Canaria, Lanzarote, Fuerteventura y La Palma pasen a la fase 2 desde el 25 de mayo próximo, si así se autoriza, “porque creemos que todas están cumpliendo con los parámetros”, apuntó.

 

Otro aspecto relevante fue el compromiso del Gobierno español de trabajar en un plan de choque destinado a la reactivación de la actividad turística. En este apartado de la reunión de hoy, el presidente de Canarias solicitó a Pedro Sánchez la celebración de conferencias de presidentes autonómicos, no solamente sobre turismo, sino también sobre educación y los asuntos de la UE.

 

El titular del Ejecutivo autonómico insistió en que “urge saber que dirá Bruselas (la Unión Europea -UE-) sobre el Plan de Estabilidad ya presentado por el Gobierno español (esto lo hizo el 1 de mayo pasado)”, de manera que se pueda tener información certera sobre las aportaciones económico-financieras disponibles en las comunidades autónomas este año y los sucesivos, porque “esta crisis, principalmente en las regiones más dependientes del turismo, como es el caso de Canarias, se va a prolongar durante varios ejercicios, con toda probabilidad hasta 2023”.

 

Ángel Víctor Torres dio hoy mucha importancia a esa decisión sobre el Plan de Estabilidad español, que es el que dará vía libre al recurso del endeudamiento público, también en las comunidades autónomas. Esa es una herramienta que “será necesario utilizar no solo este año, sino también en los siguientes”. Además, Torres puso el acento en que las autonomías conozcan cuanto antes qué les va a llegar y en qué condiciones de las partidas ya puestas sobre la mesa por la UE, a saber: los 540.000 millones de euros acordados en primer lugar por el Eurogrupo y luego aprobados por el Consejo Europeo, y los 1,5 billones de euros aún pendientes de concretar en un plan de acciones que diseña la Comisión Europea.

 

El presidente de Canarias subrayó que ésos deben ser fondos públicos entregados como transferencias; esto es, sin la obligatoriedad de que sean devueltos por los estados más afectados por la COVID-19, entre ellos España. Esas aportaciones pendientes de la UE y que se permita recurrir al endeudamiento público son claves para “poder lanzar los planes de reactivación en los ámbitos social y económico”, con duración de varios años. A ello, afirmó Torres, se debe añadir la defensa de Canarias como región ultraperiférica y de las singularidades que ello comporta en la recepción de más fondos públicos dentro del proceso abierto en el seno de la UE para cerrar el futuro marco presupuestario plurianual del septenio 2021-26. Para todas las cuestiones relacionadas con la UE, el presidente canario ve la necesidad de convocar una conferencia monográfica.

 

Durante su intervención, el jefe del Ejecutivo regional también explicó los datos más favorables que sobre la pandemia de la COVID-19 se están dando en todos los territorios del país, pues “todos los registros van a mejor y por ello tenemos que alegrarnos”. En el caso de Canarias, subrayó que ya se han realizado unos 106.000 test PCR, lo que significa que las Islas están en el quinto puesto por comunidades autónomas en la práctica de esas pruebas según el número de habitantes.

 

Pese a esa muestra de optimismo, el presidente canario volvió a aludir a la necesidad de “ser responsables” con las medidas de control y de seguridad sanitarias establecidas, y recordó que ahora habrá que esperar “a los 15 días para saber, los que estamos en la fase 1, si al final lo hemos hecho bien porque no se han producido rebrotes en los contagios”. Para conocer esto con exactitud, “aún hay que esperar unos días, y no se debe bajar la guardia”. “Todo lo que no hagamos bien, tendrá sus consecuencias”, advirtió.

 

Fondo no reembolsable de 16.000 millones de euros

 

Ángel Víctor Torres además planteó que las comunidades autónomas necesitan saber lo antes posible cuál va a ser el reparto definitivo del fondo estatal de 16.000 millones de euros no reembolsables, y pidió que la entrega de los primeros 6.000 millones de los 10.000 integrados en la caja sanitaria (una de las tres, con otra de 5.000 millones para compensar la pérdida de ingresos tributarios cedidos por el Estado, y una tercera de tipo social, para cuestiones propias de ese ámbito, ésta con 1.000 millones) se pueda resolver en el mes de junio, para lo que antes será necesario que la distribución de ese fondo se apruebe en Consejo de Ministros vía real decreto-ley y luego éste sea ratificado por el Congreso de los Diputados.

 

Acerca del reparto de los 16.000 millones de euros, el presidente de Canarias recalcó que su Ejecutivo es partidario de que se incluya como requisito de distribución los PCR realizados, y no solo los positivos, y que además se tenga en cuenta el factor poblacional con un mayor peso que el otorgado hasta ahora.

 

El presidente de Canarias se refirió a que el Archipiélago es de las regiones españolas más afectadas en lo social y lo económico por la crisis generada por el coronavirus debido a su  mayor dependencia del turismo (35% del PIB y 40% del empleo), aún sin poder reiniciar su actividad con garantías sanitarias sobre la COVID-19. Este sector se pondrá en marcha de forma paulatina, con unas previsiones de visitantes este 2020 en torno a los tres millones de personas, muy por debajo de los 16 millones de turistas atendidos en 2019.

 

Test en origen para garantizar un turismo seguro

 

Ángel Víctor Torres concluyó que para recuperar la principal actividad productiva de las Islas es necesaria una inyección económica pública porque “sin turismo nos va a ir muy mal”. En esta línea, aplaudió el compromiso de Pedro Sánchez de que Canarias cuente con un plan de choque específico para relanzar este sector. Además, para conseguirlo “será esencial que los visitantes vengan a Canarias con test PCR negativos, de manera que éste sea un destino con la máxima seguridad sanitaria”. Esa es por ahora “nuestra vacuna, la única opción posible” para garantizar la reanudación de esa actividad productiva.

 

Aparte de las cuestiones descritas, el presidente Torres reincidió en que los ERTE “se deben mantener lo máximo posible” después del 30 de junio, y en las mismas condiciones, porque la recuperación del turismo y de sus actividades dependientes será progresiva, paulatina, en toda Canarias.

 

Podrán llegar vuelos internacionales con las restricciones del estado de alarma a cuatro aeropuertos canarios

Sobre la lista de aeropuertos que en España podrán recibir vuelos internacionales, solo con pasajeros que cumplan los supuestos estipulados en el estado de alarma, Ángel Víctor Torres ha adelantado que el Gobierno de España también ha aceptado que los aeródromos de Fuerteventura y Lanzarote sean autorizados para recibir vuelos internacionales con las oportunas medidas restrictivas. Se unen así al de Gran Canaria y Tenerife Sur, con además dos puertos capitalinos, los de Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife, en idénticas condiciones. El presidente de Canarias insistió en que “no se trata de vuelos con turistas, sino con pasajeros -extranjeros o españoles- que estén entre los perfiles tipificados en la orden, ya sea por motivo de trabajo, salud o fuerza mayor justificada”, destacó.

 

En el apartado de la desescalada, el presidente de Canarias centró su intervención en la necesidad de hacer un esfuerzo común para conseguir que “la población sepa cómo debe utilizar las mascarillas”, en insistir en la importancia de la “responsabilidad social” en la práctica de las medidas y los controles definidos tras iniciarse el desconfinamiento, y en que todas esas fórmulas sean de consenso para evitar que se produzcan rebrotes en los contagios. También hay que hacer lo mismo con la distancia física de seguridad entre las personas que no son convivientes.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »